Ana de Armas, la ex de Ben Affleck, tiene nuevo novio

La actriz cubana está rehaciendo su vida sentimental con un ejecutivo de Tinder llamado Paul Boukadakis, con quien acaba de ser vista por primera vez en público, en el aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York.

Ana de Armas.
Ana de Armas.
Foto: Mezcalent

El revuelo que ha causado la sorprendente reconciliación de Ben Affleck con Jennifer Lopez ha beneficiado indirectamente a la actriz Ana de Armas tras su ruptura con el famoso actor el año pasado, ya que toda la atención ha estado puesta en la segunda oportunidad que se ha dado la antigua pareja.

Sin embargo, ella también ha dejado eso atrás, rehaciendo su vida sentimental con un ejecutivo de Tinder llamado Paul Boukadakis, con quien acaba de ser vista por primera vez en público. Irónicamente, ellos no se habrían conocido a través de la aplicación de citas y, en su lugar, habrían iniciado su romance de la forma más tradicional posible: tras conocerse por medio de amigos en común.

A diferencia de su ex, la actriz cubana se ha mostrado mucho más discreta a la hora de manejar su relación, ya que todavía no ha paseado por la alfombra roja ni por los establecimientos que frecuentan a menudo las celebridades en Los Ángeles, lo que sí ha hecho la pareja conocida como Bennifer, que recientemente revolucionó el Festival de Cine de Venecia al presentarse allí como “pareja oficial” y con muchas ganas de posar ante los fotógrafos.

Ana y su nuevo novio han sido captados por los paparazzi el pasado sábado en un entorno mucho menos glamoroso, el aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York, donde pasaron completamente desapercibidos entre el resto de los viajeros mientras hacían cola en los controles de seguridad, según demuestran las imágenes publicadas por el portal Page Six.

También te puede interesar:

Ben Affleck tira a la basura su póster gigante de Ana de Armas

Confirmado: Britney Spears sí planea firmar un acuerdo prenupcial antes de casarse por tercera vez

Linda Evangelista ha quedado “permanentemente deformada” por culpa de un procedimiento de reducción de grasa