Así fueron las primeras palabras de James Rodríguez como jugador del Al-Rayyan

El colombiano aseguró que la cultura árabe le gusta mucho y confesó que lo más importante es que podrá jugar y tener ritmo

James Rodriguez.
James Rodriguez.
Foto: Getty Images

El colombiano James Rodríguez fue presentado este jueves como nuevo futbolista del Al-Rayyan catarí, una decisión sorprendente en su carrera, dejando las ligas de élite a los 30 años, y que justificó al asegurar que puede “crecer” en dicha liga y que, además, le sirva de aclimatación para el mundial de fútbol que se disputará en el país árabe del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022.

El club tiene muchos fans en Catar y están creciendo de cara al futuro. Los escogí porque están haciendo crecer la liga. El año que viene es la copa del mundo y espero estar con Colombia.  Falta mucho para eso y es un país que está creciendo mucho y creo que puedo crecer con ellos también en muchas cosas; puedo crecer en esta liga”, dijo en rueda de prensa”

“La árabe es una cultura que me agrada mucho y una cultura que está creciendo también. Pero lo más importante es que voy a poder jugar y tener ritmo. Solo quiero ser feliz haciendo esto. “Solo quiero ser feliz. Quiero ganarlo todo, competir cada tres días, poder jugar y que los hinchas vean buen fútbol”, comentó.

James, tras varios días sin entrenar por su viaje, espera poder debutar pronto.

“Hace muchos días que no entreno por el viaje, quiero ponerme un par de días bien para poder jugar bien, porque en el futbol si no estás al 100 por 100 es duro. Entrenaré y luego la decisión vendrá del entrenador”, declaró.

El técnico es el francés Laurent Blanc, con experiencia siendo seleccionador galo y exentrenador del París Saint-Germain. “Es una buena noticia para mí. Él es un gran entrenador y necesitamos jugar bien. Sabemos quién es y creo que son buenas noticias para el club, los fans”, ponderó.

Un James que abandonó el Everton de la Premier League tras haber jugado en equipos históricos como Real Madrid y Bayern de Múnich y que ahora afronta el reto de jugar y ganar en Catar.

“Quiero ayudar al equipo a ser más competitivo. Y a ganar también. Quiero ganar todo lo que se pueda jugar para que los aficionados puedan ver un buen futbol, porque al final en el fútbol sino puedes jugar no vales nada. Y lo que quiero aquí es ganar”, aseguró.

Por último, habló de lo que supondrá para él jugar como local en un estadio que albergará el próximo mundial como es el Ahmed bin Ali, ‘el diamante del desierto’.

“Es un sentimiento bueno jugar en un estadio de la copa del mundo, pero no pienso en eso ahora, solo en mi nuevo equipo y en debutar pronto”, comentó.