Por qué si el Congreso no aprueba el techo de la deuda, Estados Unidos entraría en una gran crisis económica

Entre las consecuencias que traería el no aumento del techo de la deuda, figura la potencial pérdida de hasta 6 millones de puestos de trabajo y $15 billones de dólares en ahorros de los ciudadanos en Estados Unidos

Si no se da la ampliación en la deuda se perderían millones de empleos en todo el país.
Si no se da la ampliación en la deuda se perderían millones de empleos en todo el país.
Foto: ADEM ALTAN / AFP / Getty Images

A pesar de que se ha dado una recuperación económica evidente en todo el país luego del impacto negativo de la pandemia, el peligro de que de nuevo se dé una crisis es latente. Esto tiene que ver el tema del techo de la deuda pública del país, la cual debe ser avalada por el Congreso, de lo contrario Estados Unidos no puede pagar sus pendientes financieros.

¿Qué ocurriría si no se extiende el techo de la deuda y cómo afectaría a los estadounidenses?, esta interrogante la respondió Mark Zandi, economista jefe de Moody’s Analytics, quien aseguró en una investigación que las consecuencias provocarían una pérdida de hasta 6 millones de puestos de trabajo y $15 billones de dólares en ahorros de los ciudadanos.

Se ha abordado mucho el tema, pero ¿qué es el límite de la deuda?, es el monto máximo que se le permite al país pedir prestado. Con dicho capital se pagarán deudas, si el monto de la deuda pública alcanza ese umbral sin elevar el techo para la fecha límite, a mitad de octubre, entonces, el gobierno podría pagar intereses sobre los billones que debe y podría incumplir.

Al caer en incumplimiento de pagos el país entraría en una crisis de liquidez financiera y traería como consecuencia altos índices de desempleo. De acuerdo con Moody’s esto elevaría el desempleo en 9%, cifra sumamente alta en comparación la tasa actual de 5.2%. Por otra parte, a partir del 1 de noviembre, los cheques para millones de beneficiarios del Seguro Social se retrasarían.

Además, el gobierno se quedaría sin fondos y no podría pagar las nóminas de los empleados federales, los suministros militares, los reembolsos para médicos que atienden a pacientes de Medicaid y Medicare, así como también no habría recursos para seguir repartiendo el Crédito Tributario por Hijos, entre otros programas.

Pero las consecuencias no terminarían ahí, de acuerdo con el analista, ya que también habría una pérdida de $15 billones de dólares en la riqueza de las familias estadounidenses. Aunado a ello, se esperaría que las tasas hipotecarias y otras tasas de interés para cosas como tarjetas de crédito y préstamos para automóviles se dispararían. Todo la anterior sería un escenario catastrófico para Estados Unidos y su población.

Pese a las posibles consecuencias que se ven en caso de que desde el Congreso no se haga algo. Ayer en la Cámara de Representantes ya se sentaron las bases para resolver el tema, la mayoría demócrata presentó un proyecto de ley para ampliar el límite de la deuda y evitar que la administración BIden tenga que incurrir en impagos.

Por cómo están los tiempos legislativos, el Congreso tiene hasta el 30 de septiembre para evitar que el país incumpla sus compromisos de deuda pública, situación que atemoriza a la clase política, economistas e inversionistas. La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, por medio de un artículo publicado en The Wall Street Journal, expuso que si no se llega a un pacto en el Congreso el gobierno federal se quedará sin fondos en octubre.

También te puede interesar: Estudio revela que 18 millones de estadounidenses no tienen dinero suficiente para comprar medicamentos de prescripción