Anthony Joshua fue destrozado en su propia casa y un ucraniano es el nuevo rey de peso completo [Videos]

Oleksandr Usyk sacude al boxeo mundial con una dominante actuación para llevarse a casa tres cinturones de campeón mundial y deja en el aire muchas dudas sobre el británico Joshua

La pelea convocó a 70,000 aficionados al Tottenham Stadium, de la ciudad de Londres.
La pelea convocó a 70,000 aficionados al Tottenham Stadium, de la ciudad de Londres.
Foto: EFE

El reinado de Anthony Joshua en los pesos completos terminó este sábado al caer derrotado por decisión unánime contra el ucraniano Oleksandr Usyk, tras los 12 asaltos disputados en el estadio del Tottenham Hotspurs, de Londres.

Después de un combate dominado por el peleador de Ucrania, los jueces determinaron la victoria por 117-112, 116-112 y 115-113. El británico, que antes había sido sorprendido por el mexicoamericano Andy Ruiz, sufrió la segunda derrota de su carrera.

Usyk ahora tiene las fajas de la AMB, OMB y FIB. El cetro del CMB es propiedad de Tyson Fury.

En el tercer round comenzó la presión de Usyk, quien conectó una izquierda que sorprendió a Joshua.

Aunque para el 5o. asalto Antonhy Joshua mejoró en la pelea, no fue suficiente para hacerle daño a su rival. La pelea comenzó a ser de movimientos de ajedrez, pero sin que Joshua se pudiera ver cómodo en el ring ante un peleador más pequeño y bajo, pero con mayor claridad de ideas y determinación.

En el round 12, con una combinación de golpes que puso a Joshua contra las cuerdas en los segundos finales, Oleksandr Usyk coronó su buena demostración para destronar al británico.

El combate ha sido como esperaba. Nada especial. He trabajado mucho para esto. No he visto a mi familia en mucho tiempo. Quiero ir a mi casa y ver a mi familia”, comentó el ucraniano Usyk.

¿Revancha a la vista entre Joshua y Usyk?

Sobre una probable revancha, que es posible según una cláusula, el nuevo campeón unificado dijo: “No estoy pensando en una revancha ahora mismo. No han visto todavía al mejor Usyk“.

Anthony Joshua se retiró directamente al vestuario después de oír la decisión de los jueces, mientras los 70,000 fanáticos que asistieron al Tottenham Stadium fueron testigos de la nueva coronación del boxeador Oleksandr Usyk.