Análisis: Latinos rechazaron destitución de Newsom atemorizados por Larry Elder

La presencia del candidato republicano hizo que más latinos salieran a las urnas

Los votantes latinos sorprendieron con su presencia en las urnas en  la elección de revocación. (Archivo/La Opinión)
Los votantes latinos sorprendieron con su presencia en las urnas en la elección de revocación. (Archivo/La Opinión)
Foto: Ciro César / La Opinión

De manera sorpresiva, los latinos en el estado salieron a las urnas en números mayores de lo esperado y votaron de manera uniforme contra la destitución del gobernador Gavin Newsom, motivados por el temor de que el candidato republicano antiinmigrante Larry Elder pudiera ganar la elección.

“En Los Ángeles, el 83% de los latinos votó contra la destitución; en el condado de Orange fue el 81%; en San Diego, el 80%, y en Ventura, el 82%”, dijo Sonja Diaz, directora fundadora de la Iniciativa de Políticas y Pólizas Públicas (LPPI) de UCLA durante la videoconferencia “El papel decisivo de los votantes étnicos en California”, organizado por Ethnic Media Services, en la que varios expertos hicieron un análisis postelectoral.

Díaz precisó que los votantes latinos se duplicaron en persona en las casillas, y el total de la participación latina fue de 1.823,798, alrededor del 19% de los votantes registrados.

“Una de las cosas que hay que entender sobre los votantes latinos es que toman decisiones tardías y que van a emitir su voto más cerca del día de las elecciones. Eso lo vimos en la elección revocatoria de 2021”.

Pero además observó que a pesar de todas las formas que ya tenemos en California de emitir un voto, los latinos prefieren votar de manera tradicional en las urnas.

COSTA MESA, CALIFORNIA - SEPTEMBER 14: Gubernatorial recall candidate Larry Elder speaks to supporters at an election night event on September 14, 2021 in Costa Mesa, California. Californians headed to the polls today to cast their ballots in the California recall election of Gov. Gavin Newsom. (Photo by Mario Tama/Getty Images)
Larry Elder influyó mucho para que más votantes latinos participaran en la elección de destitución.(Getty Images)

Díaz enfatizó que si Larry Elder no hubiera estado en la boleta electoral, es poco probable que habríamos tenido la participación alcanzada. “Elder animó a los votantes a salir para mantener a Newsom como gobernador porque sabían lo que estaba en juego”.

Y reconoció a los organizadores comunitarios que se movilizaron para sacar el voto y fueron por aquellos votantes registrados que no salen a votar en todas las elecciones, y a quienes hay que tocarles las puertas para animarlos a ir a las casillas.

Raphel Sonenshein, director del Instituto de Asuntos Públicos Pat Brown de Cal State LA, dijo sobre la efectividad de las encuestas que pronosticaron resultados en la elección de destitución, que son excelentes, pero también reconoció que es realmente difícil en un estado del tamaño de California hacer una muestra lo suficientemente grande que incluya a las minorías.

“Deberían realizar sondeos entre las comunidad de color para ver qué encuentran”.

Por lo tanto, señaló que mientras no lo hagan, cuando informen los resultados de sus encuestas, deberían ser un poco más cautelosos sobre lo que dicen de estas comunidades.

El gobernador Gavin Newsom recibió el respaldo de los votantes californianos.
Pronostican que el gobernador Newsom recibirá el apoyo de los latinos en la elección de reelección en el 2022. (Getty Images)

En torno a la elección del 2022 en la que el gobernador de California buscará la reelección por otros 4 años, dijo que es muy probable que gane el voto latino con facilidad, pero será mucho más importante la participación latina para las elecciones al Congreso, incluyendo 4 de los escaños más peleados en la Cámara de Representantes del sur de California.

Jonathon Paik, director del Orange County Civic Engagement Table (OCCET Action), dijo que el condado de Orange ha sido conocido durante mucho tiempo como el bastión conservador de la supremacía blanca en California, a pesar de que las comunidades de personas de color representan más del 60%.

Por eso, dijo que fue un gran triunfo derrotar la revocación en Orange.

“No se trató solo de una elección crítica, sino que fue parte de un legado de luchas durante décadas para construir la visión y los sueños de lo que nuestras comunidades merecen”.

Precisó que una parte central de la estrategia multiracial con organizadores de base fue movilizar el voto progresista asiático-americano, junto con el de los latinos.

“Lo hicimos no solo a través de emplear su idioma sino que llamamos a las puertas, por teléfono, colocamos anuncios digitales, en periódicos, televisión y radio en todo el estado para asegurar que los votantes se presentaran a derrotar la revocatoria”.

Paik dijo que a principios de agosto, las comunidades estaban divididas sobre cómo votar y no sabían de qué se trataba la destitución.

“La elección de destitución es un indicador de la cantidad de energía que vamos a construir durante la próxima década. La transformación progresista en el condado de Orange y en todo el estado, va a ser inevitable”.

Destacó que para que este cambio suceda, deben continuar organizándose. “Estamos emocionados de haber podido demostrar en Orange, el tipo de cambio que vamos a ver en todo California”.

Las organizaciones comunitarias hicieron un gran esfuerzo por sacar el voto latino en la elección revocatoria. (Aurelia Ventura/La Opinion)

Janette Robinson-Flint de la organización comunitaria Black Women for Wellness, dijo que las mujeres afroamericanas son súper votantes y generalmente votan por una agenda progresista.

“Lo que aprendimos en la elección pasada, es que nadie les preguntó su opinión. Yo no recibí ni un solo correo. Me di cuenta que no nos estaban prestando atención a las mujeres afroamericanas; o daban ese voto por sentado”.

Sin embargo, dijo que era demasiado importante para darlo por hecho cuando sabían que tendría un impacto en la política nacional.

“El gobernador va a elegir al próximo senador, y también porque tenemos proyectos de ley muy relevantes en su escritorio”.

Como consecuencia dada la importancia de la campaña para la comunidad afroamericana, señaló que no podían darse el lujo de no participar y emprendieron una movilización para hacer correr la voz. “Hicimos alcance en salones de uñas, de belleza, barberías, peluquerías, parques, sitios de construcción, paradas de autobús, autobuses y todos los lugares cerca de la comunidad”.

A muchos latinos les costó entender lo que estaba en juego en la elección revocatoria. (Getty Images)

Michael Gomez Daly,  director de la coalición de organizaciones comunitarias Inland Empire United/Inland Empowerment, dijo que en los pasados 45 días gastaron $200,000 en llamar a los votantes de los condados de Riverside y San Bernardino para animarlos a votar.

Mencionó que mucha gente no entendían de qué se trataba la elección.

“La gente tenía la impresión de que tendríamos una elección para decidir si Newsom debería retirarse, y que podría haber una posibilidad de una segunda elección”.

Indicó que muchos pensaban que Newsom se excedió en las órdenes de covid-19.

“En las conversaciones, hablamos de lo que sucedería si Newsom fuera removido y reemplazado por alguno de los candidatos republicanos de alto perfil que se oponen a los mandatos sobre covid cuando la pandemia es el problema número uno”.

Si ese es el caso, debían votar contra la destitución, les dijeron.

“Y así fue cómo persuadimos a mucha gente. Nuestros objetivos eran los votantes de las minorías que en su mayoría son latinos y no siempre participan en las elecciones, pero también involucrar a las comunidades históricamente olvidadas”.