Exclusiva

Bernie Molina: crea 65 recetas para honrar sus raíces

Cuenta que el contenido de su libro de comida fue inspirado en su cultura mexicana y salvadoreña

Bernadette Molina dice que aprendió a cocinar de la mano de sus padres y de su bisabuela. / fotos: cortesía.
Bernadette Molina dice que aprendió a cocinar de la mano de sus padres y de su bisabuela. / fotos: cortesía.
Foto: Cortesía

Hace un año, en la víspera del inicio del Mes de la Herencia Hispana, Bernadette Molina lanzó un libro inspirado en sus raíces, en el amor por su cultura y en honor a esas mujeres que a través de la comida le ayudaron a crear los recuerdos más preciados de su infancia y juventud.

Herencia Cookbook cuenta con 65 recetas que reflejan la identidad de su autora, con platillos mexicanos, salvadoreños y una fusión de ambos muy propia de la cultura angelina.

“El Mes de la Herencia Hispana es muy importante para mí, yo quería que el libro saliera durante esa fecha porque el libro se llama Herencia, me recuerda a mis raíces, a ese matriarcado que me inspiró con mi bisabuela, mi abuela, mi madre y mi suegra. Me siento bendecida de que mi trabajo sea ahora hablar de mi cultura y de mis raíces, me siento muy feliz por eso”, dijo Bernie, como la conocen sus seres queridos.

“Es un mes muy especial, un tiempo para reflexionar, pero todos los días del año honro mi herencia hispana, soy mitad mexicana, mitad salvadoreña, pero 100 por ciento latina… Ser latina para mí ha sido una bendición y siento que mi libro es una pequeña contribución para una cultura que me ha dado tanto”, agregó la autora de 31 años de edad.

En menos de un año Herencia Cookbook fue reconocido en los International Latino Cookbook Awards, donde resultó ganador del premio “Best Latino FocusDesign” y finalista en la categoría mejor libro de cocina, un logro para todo el esfuerzo de Bernie, que entre risas cuenta que hizo los últimos ajustes del libro unas horas antes del nacimiento de su primer hijo.

“El libro se lanzó el 14 de septiembre del año pasado y me da mucho orgullo decir que el libro se lanzó dos semanas después que mi hijo nació, estaba haciendo las últimas revisiones cuando estaba en el hospital en labor de parto”, contó.

Mucho esfuerzo

Esta mexicana-salvadoreña recuerda que ver realizado su sueño de publicar un libro le tomó mucho esfuerzo en el que tuvo que invertir muchísimas horas de trabajo y largas jornadas laborales, pero que pudo superar gracias al apoyo de su esposo, su madre, su suegra y toda su familia.

“Cuando le dije a mi madre que quería hacer un libro con recetas mexicanas y salvadoreñas, me dijo: ‘Yo te ayudo’, entonces tener de tu lado a las personas que más te importan como tu esposo y tus padres me hizo pensar que si ellos creían en mi, nada me podía detener”, recuerda.

Su propósito fue escribir una hora al día después de llegar de su trabajo corporativo y muy orgullosa cuenta que esa disciplina fue la que le valió para poder avanzar hacia su objetivo.

“Luego mi matrimonio fue bendecido con un embarazo, luego vino la pandemia y debí tener un poco de reposo, entonces decidí ver este momento como una oportunidad para hacer realidad este sueño, la primera mitad del libro me tomó un año y la otra mitad fue muy rápido y también me motivó saber que cuando naciera mi bebé no iba tener tanto tiempo para trabajar”.

“La parte más complicada fueron las fotos, porque todavía esta trabajando, estaba embarazada, solo podía hacerlo los fines semanas, había días en que hacíamos 12 recetas en un día, estaba muy cansada, pero estoy muy agradecida con mi mamá y mi suegra porque estaban allí para mí”.

La publicación de Herencia Cookbook tiene un significado muy especial para esta mujer, ya que no solo refleja su trabajo, también el de un grupo de latinos que estuvieron detrás de todo el proyecto.

“Este libro es 100 por ciento latino, un pequeño equipo latino independiente logró todo esto”, afirma.

Aquí en plena preparación de tamales mexicanos. / cortesía.

Herencia de sus padres

Bernie es la más pequeña de cinco hermanos, que nació y creció en el sureste de Los Ángeles llena del amor y el cobijo de una familia latina que le inculcó valores y amor por sus raíces, muy feliz recuerda una infancia llena de olores a comida tradicional mexicana y salvadoreña y de recuerdos que la llevan hasta los países de sus padres.

“Tuvimos el privilegio de viajar a Sonora y San Salvador mientras crecíamos, yo amo México muchísimo y es muy especial porque a veces solo íbamos yo y mi papá y apreciaba mucho eso”, recuerda.

Con mucho orgullo cuenta cómo los tacos estilo Sonora, de donde es su padre, la llevan hasta la casa de su bisabuela y cómo una buena pupusa, hecha por su madre salvadoreña, le recuerda las horas que compartía con su ella en la cocina de su casa.

“Tuve el privilegio de crecer viendo a mi bisabuela cocinar de forma tradicional, y de ver a mi madre y a mi abuela en casa cocinando, a parte mi madre era dueña de una panadería, entonces no puedo imaginar una infancia más feliz”.

Para Bernie, el libro refleja un conjunto de emociones, tradiciones y mucho amor por quien es.

“El libro no existiera si no fuera por toda esa influencia que tuve de crecer alrededor de la comida y todas las experiencias que tuve en mi vida”.

Herencia Cookbook se lo dedica a los latinos, pero sobre todo a su hijo. “Fue mi embarazo el que me motivó a hacerlo más rápido, a mi esposo, quien me apoyó desde el día uno y por supuesto a mis padres que me inculcaron mi cultura, mis raíces… No fuera quien soy si no fuera por ellos y por supuesto a Dios”.