Empleados de Walmart aseguran que trabajar para la empresa resulta cada día más aterrador

United for Respect estima que unos 125,000 trabajadores de Walmart en todo el país, probablemente, contrajeron el virus de la Covid-19 entre febrero de 2020 y febrero de 2021

Los empleados de primera línea de la empresa a lo largo de la pandemia han externado su miedo a ser contagiados del virus.
Los empleados de primera línea de la empresa a lo largo de la pandemia han externado su miedo a ser contagiados del virus.
Foto: ETIENNE LAURENT / EFE

El estrés, la impotencia por ganar salarios bajos, el miedo a contagiarse de la Covid-19 y tener que aguantar a los consumidores que se niegan a portar mascarilla cubreboca, son algunas de las situaciones que deben enfrentar día a día los empleados de Walmart a lo largo y ancho de Estados Unidos.

Con la llegada de la Covid-19 millones de estadounidenses fueron confinados a sus casas para protegerse del virus, no fue el caso de los empleados de Walmart, quienes han continuado laborando y se encuentran expuestos a los contagios a pesar de que muchos ya fueron vacunados.

Las adversidades a las que se enfrentan los trabajadores del gigante minorista son cuantiosas, por tal razón hay una enorme movilidad de personal. La mayoría externa en sus renuncias que no hay un buen trato por parte de los jefes, de los clientes y el salario es bajo.

Ejemplos del descontento que viven los empleados hay por todos lados, Peter Naughton, cajero de Walmart en Baton Rouge, Luisiana, es uno de los muchos trabajadores que vive con miedo a ser contagiados por la Covid-19. Naughton no dudo en decir a The New York Times que laborar ahí es “aterrador”.

La semana pasada, La Opinión dio a conocer que una empleada de Walmart, llamada Beth McGrath, en la sucursal de Lafayette, Louisiana, renunció a la compañía en plena jornada laboral argumentando que se trata mal a los empleados y que el salario que se les da es sumamente bajo.

De acuerdo con datos oficiales, Walmart es la compañía privada en Estados Unidos que cuenta con una plata laboral cercana a los 1.6 millones de trabajadores, esta cifra la hace ser el empleador privado más grande del país. Tan sólo en Lousiana, la compañía tiene a 35,954 personas laborando.

El modelo de negocio que ha instaurado Walmart en todo el país ha repercutido en que sus ganancias sean cuantiosas, pero a pesar de las utilidades que genera, éstas no se ven reflejadas a la protección de su planta laboral, de acuerdo con activistas en derechos laborales.

Organizaciones como la United for Respect, grupo de defensa laboral para los trabajadores de Walmart y Amazon, por medio de Bianca Agustín, directora de responsabilidad, externó a The New York Times que miles de empleados de Walmart se han visto obligados a “soportar salarios de pobreza mientras atraviesan una pandemia mortal”.

En abril, United for Respect dio a conocer a Human Impact Partners, organización de salud pública, que encontró que Walmart podría haber prevenido 7,618 casos de Covid-19 y salvado 133 vidas con una política de tiempo por enfermedad remunerado más sólida. United for Respect ha estimado que unos 125,000 trabajadores de Walmart en todo el país probablemente contrajeron el virus entre febrero de 2020 y febrero de 2021.

En contraste a lo que ocurre, desde hace unas semanas, Walmart ha anunciado que busca hacer contrataciones masivas para sus áreas de abastecimiento y logística con salarios mínimos por hora que pueden llegar a los $20 dólares, así como también la compañía está dispuesta a dar bonos semanales por hasta $200 dólares.

También te puede interesar: Walmart: 565,000 empleados recibirán al menos un aumento de un dólar por hora