Alimentos para bebés con altos niveles de toxinas, según un informe

Un informe del Congreso arroja datos sobre el problema de los alimentos para bebés que descubre que muchos de ellos tienen altos niveles de metales pesados que son tóxicos

El programa "closer to zero" de la FDA establecería niveles permitidos para algunos metales pesados, sin embargo no está previsto hasta 2024.
El programa "closer to zero" de la FDA establecería niveles permitidos para algunos metales pesados, sin embargo no está previsto hasta 2024.
Foto: Mario Tama / Getty Images

Algunas marcas de alimentos para bebés contienen niveles de arsénico, plomo, cadmio, mercurio y otras toxinas, que podrían ser peligrosos para los bebés y niños de acuerdo a un informe publicado por el Subcomité de Política Económica y de Consumidores de la Cámara de Representantes. 

Dos de los productos de cereales de arroz para bebés de Gerber contenían niveles de arsénico inorgánico superiores al límite establecido por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA), sin embargo la compañía “no retiró esos productos”. 

La mayoría de los productos de Plum Organics también contenían metales pesados, incluidos los populares aperitivos Super Puff. Los investigadores señalaron que Walmart elevó la cantidad de arsénico que permitía en sus productos. 

“Ningún nivel de metales pesados tóxicos y de exposición a ellos es seguro para un bebé”, dijo el congresista de Illinois Raja Krishnamoorthi, presidente del subcomité de política económica y del consumidor. 

Gerber ha mencionado que sus productos cuentan con “niveles naturales de metales pesados”, mientras Walmart mencionó que sus productos siempre han estado en lineamiento con las normas de la FDA y que la compañía está “comprometida a proporcionar alta calidad en los productos de alimentos para bebés que son seguros y nutritivos”. 

Relacionado: Primeros alimentos de tu bebé, lo que debes saber

El informe del subcomité también decía que algunas muestras de productos de Beech-Nut tenían más arsénico inorgánico que el límite establecido por la FDA, y que una retirada posterior en junio fue demasiado limitada. 

Beech-Nut respondió a los señalamientos al señalar que “retiró todos esos productos de cereal de arroz de las estanterías de los supermercados” y decidió dejar de vender productos de arroz para bebés porque “le preocupa poder obtener sistemáticamente harina de arroz muy por debajo del nivel de la FDA”.

Te podrá interesar: