Un ejecutivo de Johnson & Johnson advirtió hace casi 50 años que el talco para bebés podría estar contaminado por asbesto

El martes la empresa anunció que dejará de producir el talco para bebé en Estados Unidos y Canadá
Un ejecutivo de Johnson & Johnson advirtió hace casi 50 años que el talco para bebés podría estar contaminado por asbesto
Johnson & Johnson cuenta con más de 100 años de presencia en el mercado.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images

Un ejecutivo de la compañía Johnson & Johnson dijo hace casi 50 años que el principal ingrediente de su polvo para talco para bebés más vendido, podría haber estado potencialmente contaminado por el asbesto, un peligroso mineral que puede producir cáncer.

Un informe documentado por el diario The New York Times publicado en diciembre de 2018, menciona que en 1971 el ejecutivo recomendó al personal superior que “la empresa mejoraría el control de calidad” del talco para bebés.

La investigación del Times señala que notas de ejecutivos expresaron su preocupación sobre una posible prohibición del gobierno estadounidense al talco.

El martes, Johnson and Johnson, anunció que no seguirá comercializando su línea de polvo de talco para bebés en Estados Unidos y Canadá por lo que el producto estará en los almacenes hasta que el inventario se agote.

Relacionado: Estas son las compañías que están fabricando ventiladores y mascarillas para combatir al coronavirus.

En 2018 cerca de 12,000 mujeres presentaron una demanda contra la empresa en la que denunciaron que su talco era causante de cáncer de ovarios, una demanda adicional había acusado a la empresa que el producto estaba contaminado con asbesto, un carcinógeno considerado peligroso hasta en pequeñas cantidades.

El jurado dió la razón a las demandantes a quienes les otorgó un pago por $4,690 millones de dólares por daños.

Relacionado: Spotify aumenta el número de suscriptores y usuarios en un 31 por ciento, la cifra más alta desde su creación.

Su composición

El talco, llamado silicato de magnesio, es un mineral muy suave que es extraído de depósitos subterráneos. En ocasiones el asbesto también se encuentra en esos depósitos donde está el talco generando riesgos de contaminación.

El talco también es utilizado en miles de productos como cosméticos, polvos faciales, rubores, sombras y hasta maquillaje que se agrega a los cosméticos para que absorba la humedad y de una sensación sedosa. Esta presenta en el procesamiento de alimentos como goma de mascar, arroz, suplementos y hasta en crayolas.

El talco solía ser aplicado como una rutina por los médicos en guantes quirúrgicos y en los preservativos hasta que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) solicitó que se dejara de hacer por señalar riesgos a la salud.

El talco es el ingrediente principal del polvo para bebé, a excepción cuando el producto menciona que está elaborado con almidón o fécula de maíz.

Relacionado: Nike donará 30,000 pares de zapatillas a los “atletas de la salud” que luchan contra el COVID-19.

Desde 1981 los pediatras advirtieron del riesgo de su uso en los niños por provocar males respiratorios y enfermedades crónicas en los pulmones después que en los años sesenta se reportó muertes de bebés ya que el producto no tenía un valor medicinal. Los pediatras han recomendado utilizar el almidón como sustituto para evitar irritaciones en la piel tanto de adultos como de bebés.

Debido a que una gran cantidad de mujeres utilizó el talco como parte de la higiene femenina, fue que la investigación aseguró que su uso causó el cáncer.

Johnson & Johnson ha estado presente en el mercado por más de cien años y ha desmentido que su producto contenga asbesto. El polvo representa 0.5% de su negocio de productos de salud en Estados Unidos y la empresa aseguró que la demanda por el producto ha caído debido a los cambios en los hábitos del consumo.

También te interesará: