‘Creo que hubiera hecho una gran diferencia si hubiera estado vacunado’

Esposa de un hombre de 39 años, que desconocía de sus condiciones de salud preexistentes, pierde a su compañero de vida debido al covid-19

La pareja de San Bernardino junto a sus hijas de 7 y 4 años de edad. / fotos: cortesía.

La pareja de San Bernardino junto a sus hijas de 7 y 4 años de edad. / fotos: cortesía. Crédito: Cortesía

Freddie “Mickie” Perret tenía dos grandes pasiones: su familia y los autos antiguos.

El nativo del condado de San Bernardino estaba casado y tenía dos hijas pequeñas. Hace unos siete años se unió al club de autos “So*Cal Knights” donde mostraba sus autos, un Buick Electra azul del año 1966 y un Buick Riviera del año 1972.

A menudo participaban en shows de carros y en eventos de apoyo a la comunidad.

“En Halloween hacían ‘trick or treat’ y le daban dulces a los niños y en navidad participaba en CHIPS for KIDS para recolectar juguetes y donarlos a pequeños necesitados”, contó Griselda Franco, esposa de Perret. Agregó que también solía disfrazarse de Santa Claus. “Les daba los juguetes a los niños y les decía que se portaran bien”.

Sin embargo, su compañero ya no está. El pasado 24 de septiembre, Perret falleció a causa del covid-19 después de casi un mes de lucha. A la familia solo le ha quedado el recuerdo de un hombre hogareño y apegado a sus hijas.

Ferret, de 39 años, era voluntario en varios eventos del club de autos al que pertenecía. (Suministrada)

Temor a lo desconocido

Franco dijo que en marzo de este año decidió vacunarse ya que trabaja en el rubro del cuidado de la salud y debía protegerse por el contacto con otras personas. No obstante, dice que aunque le pidió a su esposo, quien trabajaba para la unión de carpinteros, que se inmunizara, él se rehusó.

En ese momento, él no confiaba en la vacuna ya que aún no había sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA).

“Sentía como que era algo muy nuevo y que no tenía suficientes estudios realizados para tomar la decisión final”.

Además le preocupaba que sus hijas no tuvieran el acceso de la misma forma que ellos. “Él se cuestionaba ¿por qué íbamos a salvarnos a nosotros pero nuestras hijas aún no pueden vacunarse?” recordó la mujer.

Así que decidió respetar su punto de vista y no lo presionó. Al paso de unos meses y tras ver que Franco no había tenido reacciones negativas a la vacuna, su esposo se sintió más seguro para inocularse.

Cuenta que intentaron hacer la cita para su vacuna en el mismo lugar al que acudió Franco pero no había espacios disponibles. La pareja no lo tomó como una prioridad ya que eran muy precavidos en el hogar y trataban de no ponerse en riesgo ni ellos ni a las niñas.

El plan de Perret era vacunarse a mediados de septiembre, antes de regresar al trabajo ya que se había tomado un tiempo de descanso.

Sin embargo, el 30 de agosto, comenzó a sentirse muy cansado. Al siguiente día, empezó con problemas de respiración y ya para el tercer día, se puso pálido, tenía sudoraciones y sus problema de respiración se hizo más severo.
Franco dice que jamás pensó que su esposo podría estar contagiado de covid-19 ya que él tenía historial de problemas con sus pulmones y cada cierto tiempo recibía tratamientos para respirar mejor. Llamó al hospital para informar de la situación y inmediatamente le dijeron que lo llevara a emergencias.

Cuando llegaron al hospital les hicieron la prueba para descartar covid-19. Franco dio negativo pero indica que su esposo dio “inconcluso” a tres pruebas; además fue diagnosticado con neumonía y diabetes -esta última una enfermedad que él desconocía que padecía.

“Sin estar seguros si tenía covid lo pusieron en el piso con los enfermos de covid y en el cuarto con un contagiado que falleció pocos días después”, expresó Franco.

Una vez en el hospital Perret pensó que mejoraría pero después de una semana su prueba de covid-19 resultó positiva y además fue diagnosticado con una infección en los pulmones. Adicionalmente le detectaron problemas de riñón.

Debido a que no podía visitarlo se comunicaban por mensajes y videollamadas. Poco después le avisaron que su condición estaba empeorando y que tenían que intubarlo.

“El 16 de septiembre me llamaron para ver si podía convencerlo, porque él tenía miedo y no quería pero [los doctores] dijeron que si no estábamos de acuerdo con la intubación lo iban a poner en un DNR [No resucitar]”.

A Franco se le permitió entrar al hospital y bajo las medidas adecuadas de precaución entró al cuarto donde estaba su esposo.

Contó que él no se veía nada bien y su frecuencia cardíaca estaba muy alta, con el riesgo de sufrir un ataque al corazón.



“Hablé con él y él habló por FaceTime con mis hijas y le dijo que las amaba, que las extrañaba y que estaba tratando de regresar a casa con ellas”, recordó. Después de la corta visita Perret fue intubado.

Para el 22 de septiembre le dijeron a Franco que la condición de su esposo estaba empeorando.

Su fiebre había subido a más de 106 grados y sus riñones estaban fallando.

No le podían hacer diálisis porque no tenía una condición estable para recibir el tratamiento. Así que solo podían esperar. Dos días después, a las 12:27 de la mañana, Perret falleció.

Griselda Franco junto a Freddie “Mickie” Perret. / cortesía.

Franco desconoce si hubiera habido una diferencia si su esposo estuviera vacunado.

Quiere creer que sí pero al mismo tiempo lamenta que no supieran de todas las condiciones preexistentes que su pareja padecía.

“Con lo mucho que están presionando esta vacuna, creo que [la inmunización] habría hecho una gran diferencia”, dijo Franco.

Ella también lamenta que su esposo no se haya hecho revisiones médicas más a menudo. Dijo que él era el tipo de hombre que no quería ir al doctor a menos que fuera extremadamente necesario.

Hace cinco años cuando tuvo problemas en el pulmón y le estaban realizando pruebas para ver si no sería cáncer es cuando lo diagnosticaron pre-diabético. En ese entonces le dijeron que debía cuidar su dieta pero no hizo seguimiento del diagnóstico.

Franco dijo que entiende muy bien si las personas temen vacunarse y a ella no le gusta presionar a la gente para que tomen una decisión pero en este caso cree que, principalmente, para las personas con condiciones preexistentes la vacuna pudiera ser una ayuda.

“Según los estudios que he leído [con la vacuna] les da una mejor oportunidad de combatir el virus si lo contraen y más posibilidades de no contagiarte si estás vacunado”, indicó.

Recaudación de fondos

La familia estará realizando una venta de comida y bebidas este domingo 3 de octubre para recaudar fondos para el funeral de Perret. El evento que incluirá un show de carros será a partir de las 10:00 a.m., en el 1717 W. 5th Street en San Bernardino. También se abrió una cuenta de GoFundMe.

Para encontrar la localidad más cercana de vacunación visite:

En el condado de Los Ángeles: http://publichealth.lacounty.gov/acd/ncorona2019/vaccine/hcwsignup/

El condado de San Bernardino: https://sbcovid19.com/vaccine/san-bernardino-county-health-sites/

California: https://myturn.ca.gov

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain