Adele se siente decepcionada por la reacción a su pérdida de peso, sobre todo por parte de las mujeres

En entrevista con la revista Vogue, la cantante dejó muy claro que en ningún momento se marcó como objetivo adelgazar, sino que recurrió al ejercicio como una forma de lidiar con la ansiedad, tras cumplir 30 años y separarse de su esposo.

Adele.
Adele.
Foto: Ronald Martínez / Getty Images

Tras pasar años desaparecida de la vida pública, Adele concedió su primera entrevista desde 2016 en el marco de su regreso triunfal a la industria discográfica con el sencillo “Easy on me”, que se estrenará el próximo 15 de octubre. En la conversación que mantuvo con la revista Vogue, la cantante británica habló con su sinceridad habitual acerca de su divorcio del padre de su único hijo, para revelar que sólo estuvieron casados unos pocos meses, y de su radical cambio de imagen.

En primer lugar, la artista de 33 años quiso dejar muy claro que en ningún momento se marcó como objetivo perder peso, sino que recurrió al ejercicio como una forma de lidiar con la ansiedad después de que su vida se “viniera abajo” tras cumplir los 30 y separarse. Acudir al gimnasio fue la solución que encontró para “despegarse del teléfono celular”, al que reconoce que se volvió un poco adicta, y, así, en 2019 comenzó un proceso para establecer una rigurosa rutina de entrenamiento.

“Mi cuerpo ha sido cosificado a lo largo de toda mi carrera. No sólo ahora. Comprendo que pueda haber sido toda una sorpresa”, admitió antes de pasar a abordar lo que realmente le preocupa: la reacción del público femenino. “Entiendo por qué algunas mujeres se sintieron especialmente dolidas. A nivel visual, yo representaba a muchas de ellas, pero sigo siendo la misma persona. Lo peor de todo es que las conversaciones más brutales se produjeron entre otras mujeres acerca de mi cuerpo. Me sentí muy decepcionada, consiguió herir mis sentimientos”.

En el punto álgido de su transformación, Adele hacía pesas por la mañana y practicaba algún tipo de actividad como el boxeo por la tarde, reservando el ejercicio de cardio para las noches, pero es muy consciente de que se trata de un horario que sólo pueden permitirse unos pocos privilegiados que no trabajan. “Básicamente, estaba en el paro cuando hacía todo eso. Y tenía a mis entrenadores. Sé que no es realista para la mayor parte de la gente”, matizó.

También te puede interesar:

Adele está de vuelta, y comparte unos segundos del video de su nuevo sencillo “Easy on me”

¿Quién es el nuevo novio de Adele?