A una semana del derrame de petróleo, vuelven a abrir las playas en Huntington Beach

Antes de su reapertura, autoridades de Huntington Beach informaron que un contratista independiente hizo pruebas de calidad del agua y no se encontraron niveles significativos de contaminantes

Al no encontrarse contaminantes por petróleo en el mar, fueron reabiertas las playas de Huntington Beach.
Al no encontrarse contaminantes por petróleo en el mar, fueron reabiertas las playas de Huntington Beach.
Foto: ROBYN BECK/AFP / Getty Images

Una semana después de que ocurriera un derrame de petróleo frente a sus costas, este lunes volverán a abrir las playas de Huntington Beach.

Durante la semana, cientos de trabajadores se dedicaron a limpiar los rastros del hidrocarburo en las aguas del mar y de las arenas de las playas, para intentar reactivar la economía del condado de Orange.

Las autoridades informaron que las playas han recibido la autorización para ser reabiertas a partir de las 6 a.m. de este lunes, después de que las pruebas a la calidad del agua del océano y de los humedales no presentaran toxinas asociadas al petróleo.

El domingo 3 de octubre se informó de una fuga en un oleoducto operado por la empresa Amplify Energy estimada inicialmente en 126,000 galones. Días después se mencionó que el derrame ascendía a 144,000 galones, pero autoridades de la Guardia Costera estimaron que la cantidad derramada en el océano era de 30,000 galones.

Debido a este accidente, posiblemente causado por el ancla de un barco que desplazó el oleoducto aproximadamente unos 105 pies sobre el fondo del mar, fue necesario cerrar las playas en el sur de California.

El gobernador de California anunció un estado de emergencia en el condado de Orange para acelerar la respuesta por parte de las autoridades.

Pruebas por parte de un contratista independiente

La ciudad de Huntington Beach informó que un contratista independiente realizó pruebas de la calidad del agua en el mar y en los humedales, se tomaron muestras en 40 puntos distintos y no se encontraron niveles significativos de contaminantes asociados con el petróleo en el agua.

“La salud y seguridad de nuestros residentes y turistas es de suma importancia. Entendemos la importancia que nuestras playas tienen para el turismo, nuestra economía y sustento general en Huntington Beach. Es importante que nuestra decisión de reabrir la costa y agua se base en datos y que continuemos monitoreando la calidad del agua en el futuro”, expresó la alcaldesa de Huntington Beach, Kim Carr.

Esta reapertura sucede mucho antes de lo que se llegó a pensar podría ser un desastre ecológico y que las playas de Huntington Beach pudieran estar cerradas por semanas o incluso extenderse durante meses.

La semana pasada, la alcaldesa Carr había dicho que una estimación optimista era que las playas permanecieran cerradas por unas semanas.

Hasta la mañana del domingo se habían recuperado más de 5,500 galones de petróleo, junto con 13.6 barriles de bolas de alquitrán y 250,000 libras de escombros aceitosos.

En las labores de respuesta a este derrame petrolero se involucraron más de 1,600 personas.

Otras playas del condado de Orange permanecieron cerradas. En algunas, como Laguna Beach y Newport Beach, mantienen un cierre parcial, lo que significa que los visitantes pueden permanecer en las playas sin tener acceso al mar.

Te puede interesar:

· Desde hace un año pudo dañarse el oleoducto que causó derrame de petróleo en el sur de California
· Enorme carguero realizó maniobras inusuales cerca del oleoducto previo al derrame de petróleo en el sur de California, informó AP
· Amplify Energy tardó casi un día en alertar del derrame en la costa al sur de California