Tras su presentación en “Saturday Night Live”, Halsey muestra la realidad del posparto

En su cuenta de Instagram la cantante aclaró que su cuerpo sigue pareciéndole "el de una extraña" y compartió varias fotografías que muestran la evolución de su recuperación; asegura que nunca tendrá de nuevo su "cuerpo previo al bebé".

Halsey.
Halsey.
Foto: Tommaso Boddi for iHeartMedia / Getty Images

Hace algunos días Halsey participó en el programa “Saturday Night Live” para ponerse al frente de la actuación musical en el esperadísimo episodio presentado por Kim Kardashian y, al margen de las bromas que esta última realizó sobre su familia, uno de los temas más comentados en la esfera virtual tras la emisión era el impresionante aspecto que lucía la estrella del pop a menos de tres meses de haber dado a luz.

Como mamá novata, esta narrativa le ha causado a la cantante una gran preocupación que ha querido abordar ahora a través de su cuenta de Instagram, para aclarar que su cuerpo sigue pareciéndole “el de una extraña” y que está demasiado cansada y ocupada jugando con su bebé como para plantearse siquiera volver a entrenar.

“El cuerpo que está detrás de todos esos cumplidos de la otra noche llevaba un traje hecho a la medida y perfectamente iluminado después de realizar muchas pruebas, para que yo pudiera sentirme bien y hacer mi trabajo”, recordó. “No quiero alimentar la ilusión de que se supone que tienes que sentirte y verte ‘genial’ inmediatamente después del parto”.

Junto a este mensaje, la artista -que utiliza tanto pronombres femeninos como neutros- ha compartido varias fotografías que muestran la evolución de su recuperación posparto. En la primera, tomada apenas unos días después del nacimiento de su hijo, todavía luce la misma barriga que cuando estaba embarazada y en las siguientes muestra cómo se ha ido deshinchando poco a poco, así como la aparición de estrías por la tensión que había soportado su piel. A riesgo de que la acusen de “compartir demasiado con sus fans”, su intención es demostrar que nunca recuperará su “cuerpo previo al bebé” y que no pasa nada porque así sea.

“He cambiado para siempre; emocional, espiritual y físicamente. Este cambio es permanente. Y no quiero volver atrás. Pero en aras de la honestidad… Estoy muy cansada y no soy una superhumana y esto es muy duro”, confesó Halsey antes de despedirse, añadiendo que lo está “haciendo lo mejor” que puede para servir a su arte y a su familia.

También te puede interesar:

¿Quién es el padre del bebé de Halsey?

Halsey pagó más de $10,000,000 por vivir en una mansión embrujada’ en Calabasas