Exclusiva

Estudiantes indocumentados: ‘La ayuda es insuficiente’

Se celebran 20 años de la aprobación de la AB 540 para pagar menos por créditos universitarios, pero dicen que aún hay vacíos en el sistema

Jorge Gutierrez se benefició de la ley AB 540. (Suministrada)
Jorge Gutierrez se benefició de la ley AB 540. (Suministrada)
Foto: Jorge Gutierrez/Cortesía / Cortesía

Martiza Gómez se graduó de la preparatoria en 1999 y comenzó a beneficiarse de la AB 540 cuando fue aprobada, en 2001.

La AB 540 permite a los estudiantes indocumentados pagar una matrícula como si fueran residentes de California. Esto es de gran beneficio para la comunidad indocumentada, que por lo general son familias con escasos recursos.

Gómez asistió a los colegios comunitarios Norco y Riverside y logró obtener su título asociado en negocios. Posteriormente se transfirió a la Universidad Estatal de California (USC), San Bernardino de donde se graduó con una licenciatura en negocios en 2016.

A 20 años de la existencia de la AB 540, la hoy dueña de su propio negocio MG Custom Printing, Inc., dijo que le da gusto ver que hay estudiantes que se siguen beneficiando de la medida, aunque también un poco de tristeza.

“Tristeza porque todavía no hay una reforma migratoria que ayude [de manera definitiva] a los estudiantes, pero gusto porque muchos de ellos son los primeros en ir a la universidad”, contó la inmigrante de nacionalidad mexicana.

“Y con cada estudiante que se beneficia de la AB 540, se le abre la puerta al siguiente grupo de estudiantes”.

El sentimiento es compartido por Jorge Gutiérrez, director de la organización Familia; Trans Queer Liberation Movement.

Cuenta que llegó a Estados Unidos cuando era aún un niño y en 2002 comenzó sus estudios superiores en la Universidad Estatal de California, Fullerton donde gracias a la AB 540 pudo pagar una colegiatura más baja.

“Cuando acababa de entrar [a la universidad] no sabía de la ley y me tocó pagar todo de mi bolsillo, también vi a personas que no podían ir a la escuela porque no les alcanzaba”, contó.

Gutiérrez, de 36 años, celebra que en estas dos décadas de movimiento estudiantil se han logrado avances como la creación de centros para dreamers que ofrecen recursos, ayuda financiera e incluso la aprobación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Sin embargo, concordó que aún falta mucho por hacer.

“Nuestra gente necesita papeles, que se nos otorgue y así hacer el proceso de ir a la escuela más fácil”, indicó Gutiérrez, quien obtuvo su licenciatura de Literatura en 2008.

La abogacía continúa

Se estima que los colegios comunitarios cuentan con cerca de 72,000 estudiantes indocumentados inscritos en sus campus en California y para celebrar los logros de la AB 540, durante estas dos décadas, la oficina del rector de los colegios comunitarios llevará a cabo la quinta edición de la Semana Anual de Acción para Estudiantes Indocumentados (USAW), del 18 al 22 de octubre.

Bajo el lema “Cambio en Acción” la semana de acción planea empoderar a los estudiantes, profesores y personal.
El movimiento no solo refleja la necesidad constante de impulsar políticas y prácticas basadas centrada en los estudiantes a diario, sino también los empodera para participar en acciones estatales, federales y locales que apoyan a los estudiantes indocumentados en su objetivo por obtener una educación universitaria.

Maritza Gómez se benefició de la ley AB540. Ahora es empresaria. (Suministrada)

El martes durante una conferencia de prensa virtual, diversos representantes hablaron de los obstáculos que continúan enfrentando los estudiantes indocumentados.

Una de las preocupaciones actuales es para los beneficiarios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) con el reciente fallo judicial del 16 de julio del 2021 del estado de Texas, et al., v. Estados Unidos, que sostuvo que el programa es ilegal.

Otro problema son las barreras sistemáticas, explicó Gerardo Chávez, presidente del Senado Estudiantil de los Colegios Comunitarios de California. Entre las más importantes está la ayuda financiera.

Chávez dijo que muchos alumnos tienen la oportunidad de trabajar en el campus mediante el estudio de trabajo federal, que permite que los alumnos no tengan que salir a trabajar a otros lugares mientras estudian. “Pero los estudiantes indocumentados no pueden hacer eso, según el sistema actual de ayuda financiera que tenemos”.

Además, los estudiantes beneficiarios de DACA no pueden acceder a la Beca Pell (Pell Grants) para la universidad. Solo pueden recibir ayuda financiera a nivel estata.

“Yo como estudiante documentado, sé que es muy caro estudiar, ahora imaginen por lo que tienen que pasar los indocumentados que no pueden recibir esos fondos federales”, recalcó Chávez.

“Eso es algo que debemos tener en cuenta, es que el miedo no cambia cuando hay un cambio de administración. Y eso es porque la discriminación y ese miedo que enfrentan nuestros estudiantes indocumentados es sistemático”.

Durante la semana de Acción, la Oficina del Rector hará un llamado a los estudiantes, profesores y personal de los 116 colegios en California para que aboguen ante el Congreso por una reforma migratoria para los estudiantes indocumentados y los haga elegibles para la ayuda financiera de fondos federales dentro de la conciliación presupuestaria.

También hacen un llamado a los líderes institucionales, al personal universitario y a organizaciones no gubernamentales que trabajan con los estudiantes indocumentados para que sigan cultivando políticas para crear un cambio enfocado en los estudiantes y centrado en la equidad.

“Como el sistema de educación superior más grande del país que atiende al mayor número de estudiantes indocumentados dentro del estado, los Colegios Comunitarios de California están comprometidos a brindar servicios a todos los estudiantes, independientemente de su estado migratorio”, dijo la rectora interina de los Colegios Comunitarios de California, Daisy Gonzales, PhD.

“Los estudiantes indocumentados inscritos en nuestros colegios son aspirantes a maestros, médicos, artistas y empresarios y están preparados para hacer contribuciones significativas para ayudar a nuestra nación a recuperarse de la pandemia. Para tener éxito en su búsqueda de una educación y una carrera universitaria, los estudiantes necesitan estabilidad”.

Para saber más acerca de los eventos por y para los estudiantes indocumentados visita: AQUI