Dos cazas rusos escoltan a dos bombarderos estadounidenses sobre el Mar Negro

El incidente de dos cazas rusos escoltando a dos bombarderos estadounidenses coincidió con la visita del secretario de Defensa Lloyd Austin a Ucrania

Bombarderos estadounidenses B-1 Lancer , en imagen de archivo.
Bombarderos estadounidenses B-1 Lancer , en imagen de archivo.
Foto: Getty Images

Dos cazas rusos Su-30 escoltaron a dos bombarderos estratégicos estadounidenses B-1 Lancer sobre el mar Negro, un incidente que coincidió con la visita del secretario de Defensa de EE. UU., Lloyd Austin, a Ucrania, informó el Ministerio de Defensa de Rusia.

“Las tripulaciones de los cazas rusos identificaron los objetivos aéreos como dos bombarderos supersónicos estratégicos B-1B de Estados Unidos, que estaban acompañados por dos aviones cisterna KC-135, y les escoltaron sobre el mar Negro”, señaló la entidad castrense, citada por Interfax.

Según las autoridades militares rusas, los cazas rusos retornaron a sus bases después de que las aeronaves estadounidenses dieran media vuelta y se alejaran de la frontera de Rusia.

Los aviones estadounidenses fueron detectados por los sistemas de control aéreo rusos mientras volaban sobre aguas internacionales.

“El vuelo de los aviones rusos se llevó a cabo en estricta correspondencia con las normas internacionales de uso del espacio aéreo. No se permitió la violación de la frontera estatal de Rusia“, añadió el Centro Nacional de Control de Defensa ruso. Este incidente tuvo lugar mientras la Armada Rusa realiza maniobras navales en el mar Negro, en las que participan más de 40 buques, entre los cuales destacan el crucero “Moscú”, la fragata “Admiral Grigorovich”, los buques portamisiles “Ingushetia”, “Naberezhniye Chelni”, “R-60”, además de los buques de desembarco “Saratov” y “Novocherkassk”.

Lee también:
Rusia amenaza con bloquear YouTube si no restablece las cuentas de la cadena RT
Por qué Rusia tiene poca población vacunada a pesar de que desarrolló de las primeras vacunas contra covid-19
Rusia alerta de “daños irreparables” en la Estación Espacial Internacional