Ataque con agujas, la nueva forma de agresión a mujeres en Reino Unido

Policía de Reino Unido investiga una serie de ataques con agujas o jeringas a mujeres en centros nocturnos.

Podría ser una variación de "spiking", una forma de drogar a las víctimas mediante verter alguna sustancia en su bebida.
Podría ser una variación de "spiking", una forma de drogar a las víctimas mediante verter alguna sustancia en su bebida.
Foto: Rob Pinney / Getty Images

Como si se tratara de una serie o película de terror, la policía de Reino Unido sigue la pista de distintos ataques a mujeres en centros nocturnos, el modus operandi es el mismo, un ataque con jeringas cuando estaban distraídas, ocasionando malestares similares a la inyección de alguna droga.

El relato que trascendió de este caso se vivió en Nottingham, conocida por ser la cuna de la leyenda de Robin Hood. Ahí, Lizzie Wilson, de 18 años, vivió en carne propia este ataque, según reportes del diario The New York Times.

De acuerdo a la información, Wilson acudió a un club nocturno con tres amigos hace unos días, cuando sintió un piquete en la espalda, como si la hubieran inyectado. Diez minutos más tarde, los efectos de la sustancia aparecieron, por lo que acudió a ser auxiliada por servicios de emergencia.

Según analistas, esta técnica podría ser una variación de “spiking”, en el que delincuentes vierten   drogas en la bebida de alguien, un crimen que a menudo tiene como foco a las mujeres, principalmente con el objetivo de cometer un abuso sexual.

Hasta el momento, la policía de Nottingham ha registrado 44 intentos de drogar a mujeres que salían de fiesta desde el 12 de septiembre, de los cuales 12 se hicieron a través de ataque con agujas o algo afilado, sin que existan detenidos por los hechos.

Para muchos, el intento de drogar a una víctima no se trata de una práctica nueva, pues la policía de Inglaterra y de Gales tenía reportes de casos similares, sin embargo, estos nuevos casos han generado preocupación en las autoridades por ser un ataque físico directo a las víctimas a través de pinchazos con agujas.

Si bien las autoridades siguen con la investigación, distintas voces han referido el caso y algunas estudiantes jóvenes han pedido un boicot a los clubes, o en todo caso, exigir que los clubes registren a las personas al ingresar.

Leer más:
Traficadas por sexo: cómo una mujer consiguió escapar tras ser prostituida en Dinamarca
‘Pennywise’ de la vida real: identifican 45 años después a una víctima del payaso que asesinó a 33 personas
Un pastor de 65 años de edad es asesinado a plena luz del día en Compton