Jersey Vargas pide al papa Francisco que interceda por los inmigrantes en su reunión con Biden

El Papa tiene pautado reunirse con el presidente de Estados Unidos y su esposa este viernes

Jersey Vargas lee la carta que será enviada al papa Francisco para que interceda por los migrantes en Estados Unidos. (Cortesía)
Jersey Vargas lee la carta que será enviada al papa Francisco para que interceda por los migrantes en Estados Unidos. (Cortesía)
Foto: Martha Ugarte / Cortesía

El miércoles la joven Jersey Vargas llegó a la Catedral de Nuestra Señora de Los Ángeles en el centro de la ciudad, acompañada de la Coalición Católicos pro-Inmigración para orar y entregar una carta a los funcionarios de la iglesia con la esperanza de que se la hagan llegar al Santo Pontífice.

En su carta, Jersey pide que cuando el Papa Francisco se reúna con el presidente Joe Biden y su esposa Jill—posiblemente el viernes—utilice su influencia para recordarle al presidente que es hora de cumplir su promesa de campaña sobre la reforma migratoria.

“El Papa es acreditado por innumerables inmigrantes en los Estados Unidos por ejercer una gran autoridad moral”, afirmó la ahora joven de 17 años.

Cuando tenía 10 años, Jersey también le envió una carta al papa, abogando por su padre. (Archivo)

Jersey se dio a conocer internacionalmente a la edad de 10 años cuando involuntariamente se convirtió en una activista en pro de los inmigrantes. En el 2013 su padre Mario Vargas fue detenido por agentes de inmigración y estuvo a punto de ser deportado.

En ese momento activistas ayudaron a Jersey a pedir ayuda a la comunidad y un grupo de líderes de la Coalición de Católicos pro-Inmigración acordaron ayudarla. Esto llevó a que la niña liderara una delegación de 15 miembros católicos al Vaticano, en Roma Italia, para hablar directamente con el Papa Francisco en el 2014.

Una vez en el Vaticano, Vargas logró darle un pañuelo al Papa Francisco y le pidió que intercediera por la liberación de su padre, así como un camino a la legalización para los casi 11 millones de personas que viven en Estados Unidos sin documentos.

Más de una docena de activistas llegaron a la catedral de LA para entregar la carta al arzobispo José Gómez. (Cortesía)

Su lucha aun continúa y en esta ocasión, la ahora joven se unió nuevamente al grupo de católicos pro-inmigrantes para enviar una carta al Papa Francisco hasta el vaticano. En la misiva le recuerdan al papa Francisco que todavía no se ha aprobado una reforma migratoria.

Martha Ugarte, activista y miembro de la coalición, dijo que les hubiera gustado ir nuevamente a Roma para hacerle el recordatorio al Papa en persona. Sin embargo, debido a que sigue afectando la pandemia del covid-19 significativamente decidieron no arriesgarse.

Francisco Moreno, miembro de la coalición y presidente del Consejo de Federaciones Mexicanas (COFEM), dijo que en esta ocasión con la carta de Jersey también están entregando cartas de más niños haciendo la misma petición de una reforma migratoria que beneficie a sus familiares.

“Queremos que en la reunión con Biden de este viernes se renueven esos votos de apoyo y que a través del arzobispo Gómez, el papa nos apoye”, dijo Moreno.

La petición que sí funcionó

En el 2014 después de la petición de Jersey al papa Francisco, el padre de Jersey fue liberado. Sin embargo, su caso no está cerrado ni mucho menos tiene la tan anhelada legalización.

Bryan Cox, portavoz del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, indicó en aquel momento que el señor Mario Vargas fue arrestado en Tennessee y condenado por conducir bajo los efectos del alcohol antes de ser puesto bajo custodia federal a principios de marzo del 2014.

“Las autoridades lo liberaron después de que pagó una fianza, y un juez de inmigración determinará el resultado de su caso de deportación”, dijo Cox.

La señora Lola Vargas, esposa de Mario y madre de Jersey, dijo que es la falta de empatía humana por la causa de la reforma migratoria por parte de los líderes republicanos en el Congreso de los Estados Unidos, lo que continúa obligando a millones de inmigrantes que pagan impuestos a sufrir abusos y explotación a las sombras de la sociedad estadounidense.

“Cuando el Papa se reúna con la primera pareja el viernes, nuestras oraciones estarán con los tres esperando que el Espíritu Santo inspire la voluntad y la determinación en el presidente de los Estados Unidos de seguir adelante con la reforma migratoria durante el proceso de reconciliación que está en curso, indicó la señora Lola Vargas.

Para la familia Vargas la deportación no es una opción. Mario llegó a Estados Unidos cuando tenía apenas 16 años y sus dos hijos nacieron aquí. En el 2013 Mario buscó trabajo de construcción fuera de California cuando fue arrestado.

El arzobispo José Gómez partió hacia Roma y la coalición espera que los representantes de la catedral puedan escanear las cartas o enviárselas vía email al arzobispo para que se las entregue al papa Francisco.

“Esperamos que estas cartas muevan el corazón de Biden y del Papa”, indicó Moreno