Caravana migrante en México logra avanzar en camiones durante un tramo

Al menos cuatro camiones fueron utilizados por los migrantes durante la jornada del viernes, hasta que la Guardia Nacional de México cerró el acceso para impedir que siguieran parando camiones

Los migrantes de la caravana abordaron camiones en México en su viaje hacia EE.UU.

Los migrantes de la caravana abordaron camiones en México en su viaje hacia EE.UU. Crédito: Daniel Ricardez | EFE

SANTIAGO NILTEPEC, México – Cientos de personas de la caravana migrante que lleva 20 días recorriendo el sur de México en ruta hacia Estados Unidos decidieron este viernes subirse en camiones para completar el tramo del día, agotados tras largas jornadas de caminata.

Desesperados por el cansancio y el calor acumulado tras recorrer a pie más de 211 millas (340 kilómetros) de los estados de Chiapas y Oaxaca, cientos de migrantes que conforman la caravana decidieron no caminar más y en la salida de Santiago Niltepec en Oaxaca pararon camiones para pedir que les dejaran viajar en ellos.

Haciendo grandes esfuerzos, mujeres y niños principalmente, se acomodaron entre los espacios de los remolques de los camiones, insuficientes ante el volumen de personas que quería subir.

Al menos cuatro camiones fueron utilizados por los migrantes para avanzar poco más de 13 millas (22 kilómetros) hacia La Venta, donde harán nuevamente una escala para luego continuar su camino durante el fin de semana por la región del Istmo de Tehuantepec.

“Vámonos, vámonos”, gritaban algunos migrantes para que el conductor avanzara una vez que estuvieron acomodados sobre el vehículo, debido a que la Guardia Nacional se encontraba cerca.

Al ver la estrategia de los migrantes, la Guardia Nacional cerró la carretera para impedir el paso de más camiones que les pudieran servir de transporte.

Cientos de migrantes optan por detenerse en México

En días recientes, un total de 800 migrantes de la caravana han regularizado su situación en el país a través del Instituto Nacional de Migración (INM) y, a raíz de ello, han abandonado el contingente.

Jeffrey, un nicaragüense que viaja con su madre, esposa y dos hijos, dijo a EFE que las llagas en los pies ya no le dejan avanzar.

“Hemos venido a sufrir, pero ya no podemos regresar, nos prometieron la ayuda de la visa humanitaria y ojalá sea cierto, yo tuve dos embolias y no quiero volver a mi país”, dijo llorando el hombre de 47 años, quien este viernes también se entregó al Grupo Beta (un grupo de apoyo) del INM.

Como Jeffrey, este viernes se entregaron unos 20 migrantes más vencidos por el cansancio y dolor de viajar con sus hijos, que en muchos casos no rebasan los cinco años de edad.

Las familias que acuden a los agentes son trasladadas a las garitas del INM de Tapanatepec y La Ventosa, donde son transportados en autobuses a los estados de Puebla, Guanajuato y Ciudad de México, y las autoridades les prometen regularizar sus documentos migratorios, algo que han puesto en duda algunos activistas.

En esta nota

caravana migrante inmigrantes indocumentados México

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain