‘Congresista Aguilar apoye la reforma migratoria’

Activistas piden que su representante de San Bernardino en Washington presione para un camino a la ciudadanía

Luz Armas acompañada de activistas abogó por una reforma migratoria. (CHIRLA)
Luz Armas acompañada de activistas abogó por una reforma migratoria. (CHIRLA)
Foto: CHIRLA / Cortesía

Durante el Día de los Veteranos, este jueves un grupo de activistas liderado por la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes (CHIRLA) se manifestó frente a la oficina en San Bernardino del representante Pete Aguilar (CA-31), para resaltar el sacrificio de los excombatientes inmigrantes no solo en el campo de guerra sino también en las comunidades de Estados Unidos.

Luz Armas, activista de CHIRLA, llegó a abogar principalmente por sus dos hermanos quienes fueron miembros activos del Army.

Dijo que ambos sirvieron en los años 70 y estuvieron activos en la guerra. En los 80s, sus padres pudieron arreglar su situación migratoria debido a la amnistía del presidente Ronald Reagan pero a los hijos les dijeron que al regresar les otorgarían la ciudadanía, lo cual nunca sucedió.

Lo que más le entristece a Luz es que su hermano menor, quien ahora tiene 58 años, nunca se recuperó.

“Mi mamá lo cuida como si fuera un niño de siete años”, indicó. “Se sale y tenemos miedo de que lo deporten y ya no lo podamos regresar. Él no está bien”.

Contó que sus hermanos esperaban con ansias recibir la ciudadanía estadounidense pero esto nunca ocurrió. La
familia inmigrante desconocía en aquel momento cómo pedir ayuda y se quedaron sin su legalización.

“La esperanza de mis hermanos era tener sus papeles para trabajar bien. Se fueron chicos [a la guerra]…Han pasado más de 30 años con mi hermano que no está bien y mi mamá ha sufrido toda su vida esa tristeza”, aseguró Luz Armas.

Por esta razón, este jueves pidió directamente al congresista Aguilar y a la Casa Blanca que cumplan la promesa de legalizar a los 11 millones de indocumentados.



“Es justo es que nos oigan y nos den la facilidad de darle sus papeles a cada quien se la merece”, espresó. “Unos son veteranos de guerra, otros son veteranos por tantos años de trabajar”.

En la manifestación, los activistas pidieron que se haga una actualización del registro en el proyecto de ley Build Back Better, el cual hasta el momento solo ofrece un permiso de trabajo por cinco años y una opción de Advance Parole (un permiso para poder salir del país) en lugar de una residencia con camino a la ciudadanía.

Raymundo (Izq.) y Victor Armas, hermanos de Luz Armas, formaron parte de la militar. (Suministrada)

Aguilar debe cumplir su promesa de campaña

Los activistas marcharon con pósters y anuncios que decían #YEStoCitizenship pidiendo específicamente a Aguilar, quien es miembro de la Camara de Representantes de EE.UU. en representación de California desde 2015, que cumpla su promesa de campaña de luchar por los inmigrantes indocumentados.

Renato González fue uno de los voluntarios que tocó puertas para hacer campaña por Aguilar en San Bernardino.

“Él necesitaba de nuestro apoyo. Ahora es el momento en que necesitamos de él y que el de la cara por nosotros”, dijo González quien ha vivido por casi dos décadas en San Bernardino y tiene tres hijos ciudadanos estadounidenses de 18, 15 y 12 años.

Indicó que él desde que llegó a este país ha trabajado en diferentes áreas para proveer a su hogar y desde el primer día se integró a la economía y dinámica de Estados Unidos pagando sus impuestos.

“Mi hijo mayor ya ejerció su derecho al voto y lo hizo por Pete Aguilar, para que él pueda quedarse en su puesto y con la esperanza de que lucharía a favor de la legalización de 11 millones de personas… Ese tiempo es ahora, no mañana. Ponte las pilas y trabaja por nosotros Pete Aguilar”, expresó.

Lucia Aguilar —no relacionada con el congresista—dijo que ha vivido en el distrito de Aguilar y ha permanecido en Estados Unidos por 26 años.

“Mi esposo y yo somos indocumentados. Cuando llegamos a Washington trabajamos cortando manzanas… Ahora trabajamos duramente durante la pandemia, mi esposo arreglando y pintando carros, y yo como niñera”, contó asegurando que ha sufrido explotación y robo de salario.

“Somos veteranos en la lucha exigiendo caminos permanentes que nos lleven a la ciudadanía”, aseveró. “Considero que deberían honrarnos por lo que hemos hecho por este país”.

Los activistas indicaron que los inmigrantes que han esperado décadas por un camino hacia la ciudadanía también han servido a este país en sectores esenciales durante la pandemia. Indicaron que los trabajadores indocumentados también son veteranos: de la lucha por la ciudadanía.

La Opinión intentó obtener una reacción del congresista Aguilar pero hasta el cierre de esta edición no hubo
respuesta.