Salvaje novatada: Demandan a la preparatoria Mater Dei de Santa Ana por brutal golpiza a uno de sus jugadores de fútbol americano

El equipo de fútbol americano de Mater Dei es considerado el No. 1 de todo el país, por lo que las autoridades de la escuela católica actuaron con negligencia para ocultar las palizas y evitar ensuciar su reputación, según la demanda interpuesta por la familia de un joven que sufrió fractura y lesión cerebral

Imagen de archivo del equipo de fútbol americano de la preparatoria Mater Dei.
Imagen de archivo del equipo de fútbol americano de la preparatoria Mater Dei.
Foto: Tom Hauck/Allsport / Getty Images

Las llamadas “novatadas” para humillar a los jugadores nuevos son comunes en los equipos de fútbol americano escolar, pero lo ocurrido en meses recientes en la prestigiada preparatoria católica Mater Dei de la ciudad californiana de Santa Ana llegó demasiado lejos.

De acuerdo con una demanda presentada este martes en el Condado Orange, un jugador de fútbol americano de la preparatoria Mater Dei fue víctima de una paliza en el vestidor del equipo el pasado febrero, durante la cual fue brutalmente golpeado por un jugador más grande, sufriendo peligrosas cortadas en la región de los ojos, fractura de nariz y una preocupante lesión cerebral.

Una investigación de Southern California News Group revela que la novatada en la que ocurrió el incidente el 4 de febrero, el joven de 5-9 pies y 175 libras aceptó el llamado a enfrentarse en un duelo de puñetazos al torso -arriba de las caderas y debajo de los hombros- llamado “Bodies” contra un jugador 50 libras más pesado.

Aunque se supone que el ritual consiste en golpear solo el torso hasta que uno de los dos jóvenes no pueda continuar, el joven lesionado recibió múltiples golpes alevosos en la cabeza sin que ninguno de los testigos interviniera. Más tarde, el personal médico del equipo ignoró las lesiones del jugador y retrasó informarle a su familia.

La demanda indica que lo anterior se debió a que la escuela de Santa Ana trató de minimizar el incidente para no ensuciar su reputación. Mater Dei, una de las mayores potencias de fútbol americano a nivel nacional, jugará este viernes por el campeonato de su región en el sur de California.

El coach de Mater Dei dijo que en su escuela no existen las novatadas

Para hacer las cosas aún más serias, el entrenador del equipo de Mater Dei, Bruce Rollinson, negó ante los investigadores de la Policía de Santa Ana la existencia de “novatadas” en la escuela, pero en una conversación con el padre del joven lesionado un día después de la golpiza le dijo que “si me dieran 100 dólares por cada ocasión que estos chicos juegan ‘Bodies’ o ‘Slappies’, sería millonario”, según documentos en la corte, informó SCNG.

Además, el entrenador con 32 años en el cargo le dijo al padre del joven maltratado que el jugador que lo golpeó es hijo de un coach voluntario del equipo, por lo que sus manos estaban atadas en cuanto a imponer disciplina al agresor.

La demanda de la familia del joven -cuyo nombre no se dio a conocer por tratarse de un menor de edad- es en contra de la preparatoria Mater Dei y también de la Diócesis Romana Católica de Orange.

Mater Dei, la preparatoria romana católica más grande al oeste del Mississippi, ha producido muchos jugadores de fútbol americano para la NCAA, incluyendo varios que llegaron a la NFL.

Bryce Young, actual quarterback de Alabama que es favorito para ganar el Trofeo Heisman, es egresado de Mater Dei.