Mujer de Minnesota usa sus propios recursos para poner afganos a salvo

Caroline Clarin trabaja en sacar de Afganistán a un grupo de agricultores afganos que arriesgaron su vida trabajando los campos en medio de la guerra, motivados por la simple creencia de que un manzano podría cambiar al mundo

Agricultura en Afganistán. Imagen de archivo.
Agricultura en Afganistán. Imagen de archivo.
Foto: JAVED TANVEER / AFP / Getty Images

Caroline Clarin trabaja en sacar de Afganistán a un grupo de agricultores afganos que arriesgaron su vida trabajando los campos en medio de la guerra, motivados por la simple creencia de que un manzano podría cambiar al mundo.

Este grupo era llamado por los soldados estadounidenses “los tipos de Caroline”.

En la guerra, estos 12 hombres crearon un profundo nexo con su jefa, la mujer que por dos años fue asesora del Departamento de Agricultura de Estados Unidos en Afganistán.

Ella ahora vive en una granja de Minnesota junto a su esposa. Desde allí, solo con sus fondos de retiro, está tratando de sacarlos de Afganistán, pues teme que sean ejecutados a pesar de la promesa del Talibán de no perseguir a quienes hayan ayudado a Estados Unidos.

La mujer de 55 años ya ha logrado sacar a cinco de ellos con sus familias de Afganistán desde 2017. Su esposa, Sheril Raymond, se encarga de darles una mano para que rehagan sus vidas en EE.UU.

Ella se hace responsable de tareas como inscribir a los niños en escuelas, ayudarles a encontrar los servicios que necesitan, como médicos, clases de inglés o seguros de auto. También se ha encargado de conseguir para ellos asistencia económica como inmigrantes.

Con información de The Associated Press.

Sigue leyendo:
Talibanes venderán cannabis en Australia en su primer acuerdo comercial después de tomar el poder
¿Cómo llegaron miles de inmigrantes a la frontera entre Bielorrusia y Polonia?
Los “soldados fantasma” de Afganistán que hicieron que el país cayera en manos del Talibán