Ataque informático afecta a 400,000 pacientes de Planned Parenthood en Los Ángeles

Un pirata informático obtuvo acceso a la información personal de miles de pacientes de Planned Parenthood, dijo la sucursal de Los Ángeles del grupo de salud reproductiva

El ciberataque sólo afectó a Planned Parenthood en Los Ángeles.
El ciberataque sólo afectó a Planned Parenthood en Los Ángeles.
Foto: Michael B. Thomas / Getty Images

Un pirata informático accedió a la información personal de 400,000 pacientes de la mayor red de clínicas de salud sexual y reproductiva de Estados Unidos, Planned Parenthood, informó este miércoles la sucursal de Los Ángeles de este grupo de atención sanitaria.

En un comunicado, el portavoz de la empresa en Los Ángeles, John Erickson, aseguró que el ciberataque se limitó a la base de datos de la sucursal angelina y que hasta ahora no hay indicios de que la información de los pacientes haya sido utilizada con fines fraudulentos.

Además, Erickson explicó que las investigaciones en curso apuntan a que un pirata informático accedió a la red de Planned Parenthood entre el 9 y el 17 de octubre, instaló un software malicioso y se hizo con algunos archivos.

Esos archivos contenían el nombre de los pacientes y otros datos, como la dirección, la información del seguro médico, fecha de nacimiento e información clínica.

Erickson dijo que el ataque involucró un tipo específico de malware llamado ransomware que estuvo detrás del cierre de Colonial Pipeline de este año.

Ese ataque a la infraestructura energética de EE.UU. llamó la atención del público sobre un problema creciente tanto para las organizaciones privadas como para los gobiernos.

El anuncio de este ataque llega el mismo día en el que empezó la audiencia sobre el futuro del aborto en el Tribunal Supremo de Estados Unidos.

La mayoría conservadora en el Tribunal Supremo de Estados Unidos demostró este miércoles que se inclina a favor de imponer nuevos límites al derecho al aborto en el país, pero no aclaró si llegará al punto de derogar el precedente que legalizó esa práctica en 1973.

El Supremo escuchó argumentos en un caso que no decidirá hasta 2022 y que gira en torno a una ley de Mississippi que prohibiría el aborto a partir de las 15 semanas en ese estado, donde solo queda una clínica que ofrece ese servicio.

La bancada conservadora de la corte, formada por seis de los nueve jueces del Supremo, dio señales de que planea respaldar la legislación de Mississippi, lo que implicaría modificar los parámetros en los que es legal acceder al aborto en Estados Unidos.

Desde que el Supremo legalizó el aborto en 1973 con su decisión “Roe contra Wade”, esa práctica se ha permitido en Estados Unidos hasta el momento de “viabilidad” del feto fuera del vientre materno, un límite que ahora está en torno a las 23 ó 24 semanas de embarazo. 

Te puede interesar:

Hacker envía spam a 100,000 desde una dirección de correo electrónico del FBI

Biden orden investigar el poderoso ciberataque contra Kaseya que afectó a cientos de empresas

Ciberataque obliga a detener operaciones a un importante operador de oleoductos en EE.UU.