Basquetbolista Alexis Cervantes fue secuestrado por nexos con cártel de El Chapo Isidro: “Me encanta la cocaína, me burlo de los cárteles de Michoacán como si fuera alguien pesado”

Salen a la luz más detalles de lo que vivió el basquetbolista Alexis Cervantes mientras fue secuestrado por el Cártel Jalisco Nueva Generación. En cautiverio, Cervantes fue grabado confesando vínculos familiares con el cártel de El Chapo Isidro, su gusto por la fiesta y la cocaína, y sus actitudes prepotentes, creyéndose un "pesado"

Cervantes, en medio de las torturas, habría sido obligado a grabarse contando por qué fue raptado.
Cervantes, en medio de las torturas, habría sido obligado a grabarse contando por qué fue raptado.
Foto: Víctor Pichardo / Imago7

Un día después de que el basquetbolista Alexis Cervantes fuese encontrado con vida junto a su taxista, Marcos Sandoval Julián, salen a la luz detalles de lo que ambas víctimas sufrieron mientras estuvieron en cautiverio tras ser secuestrados por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Fue filtrado un video en el que Cervantes habla por más de dos minutos y explica la razón por la cual fue secuestrado: posibles vínculos familiares con el cártel de El Chapo Isidro y burlas a los cárteles de Michoacán que fueron encontradas en su teléfono.

Unas personas me hicieron una parada y encontraron en mi celular cosas muy comprometedoras“, confiesa. El basquetbolista habla de fotos y videos con la mafia de Sinaloa. Agrega que su primo era jefe de pistoleros en Guasave, para El Chapo Isidro, y que una vez fueron a tomar: “Me gusta el desmadre, me encanta la cocaína“, confesó.

En teoría, a raíz de ello Cervantes tomó actitudes de sobrado por sus nexos con el cártel mencionado, burlándose de los cárteles de Michoacán, en donde fue secuestrado. Posteriormente se refiere a sí mismo como un simple basquetbolista, “pendejo, fanfarrón, fajón; que quiso demostrar algo que no es“, y acepta su castigo por ello.

Tanto Alexis Cervantes como Marcos Sandoval Julián fueron torturados durante el tiempo en el que estuvieron en cautiverio. Sandoval Julián, taxista, sufrió lesiones en ambas manos y debió ser intervenido quirúrgicamente este jueves.

También se difundió una imagen en la cual aparece Cervantes de rodillas, siendo apuntado por un fusil. Historia de terror con final relativamente feliz.