VIDEO: Captan efectos de “droga caníbal” en hombre de España, quien se autolesiona y bebe su propia sangre

El momento fue difundido en redes sociales, donde un hombre se muerde y succiona la sangre que emana de sus heridas

Según la policía, la llamada “droga caníbal” tiene efectos diez veces más potentes que la cocaína.
Según la policía, la llamada “droga caníbal” tiene efectos diez veces más potentes que la cocaína.
Foto: Hannelore Foerster / Getty Images

Como si fuera una escena extraída de una película de zombis, autoridades en España contuvieron a un hombre bajo los efectos de una sustancia llamada metilendioxipirovalerona o MDPV, mejor conocida como “droga caníbal”, que reduce el control de una persona sobre su propio cuerpo.

Según medios locales, la escena sucedió en el Año Nuevo en Murcia, sureste de España, cuando un hombre de 30 años tuvo que ser controlado por los agentes en uno de los centros de salud de la ciudad, después de que intentara devorarse a sí mismo tras consumir el estupefaciente, que le llevó a autolesionarse y beber su propia sangre.

En grabaciones que circulan en redes sociales, difundidas por el diario El Español, el hombre de nacionalidad marroquí aparece fuera de sí, gruñendo como animal y lamiendo la sangre que brota de las heridas.

Según la narración de los hechos, los agentes y el personal de seguridad privada, inicialmente, trataron de dialogar con el paciente, pero el hombre no respondió y comenzó a succionar la sangre de sus heridas, por lo que tuvieron que sujetar para que los médicos trataran de estabilizarlo.

Hasta el momento, se desconoce el estado de salud del hombre, sin embargo, trascendió que las autoridades siguen en curso la investigación sobre el caso.

De acuerdo a las autoridades, la llamada “droga caníbal” tiene efectos diez veces más potentes que la cocaína en el cerebro. Fue incluida en el Plan Nacional sobre Drogas en el año 2011, dentro del listado de drogas emergentes.

Se trata de una sustancia sintética que provoca una gran excitación del sistema nervioso, taquicardias, palpitaciones, hipertensión, alucinaciones, y puede generar una agresividad tan extrema en sus consumidores que pueden llegar a morderse y a mutilarse a sí mismos, incluso a suicidarse y a atacar salvajemente a otras personas.

Leer más:
Video: Terror en carretera, narcos los persiguen y viven para contarlo
Papa Francisco pide “firme voluntad” para esclarecer casos de abuso sexual a menores
FOTO: Captan “confesión” de pasajera afirmando que tiene COVID-19; se abre debate en redes por invasión de privacidad