Buscan a sospechoso de asesinar a empleado latino de Taco Bell en el sur de Los Ángeles

La familia realizará una vigilia este martes afuera del restaurante donde fue asesinado Alejandro García

Alejandro García con su esposa.
Alejandro García con su esposa.
Foto: Familia García / Cortesía

El lunes por la mañana aún estaba la evidencia de un tiroteo en un restaurante Taco Bell en el sur de Los Ángeles. La ventanilla por donde se atiende a los clientes tenía el vidrio roto y al mirar hacia dentro, aunque parecía todo intacto y normal, unas gotas de sangre yacían sobre unas bolsas de plástico.

El negocio de comida rápida, localizado en el 9900 Avalon Blvd, cerca del Century Blvd., fue la escena del crimen donde un empleado murió a tiros el sábado por la noche después que se negó a aceptar un billete falso.

Las autoridades y familiares identificaron al empleado como Alejandro García de 41 años de edad; además subrayaron que el sospechoso que manejaba un sedan negro le disparó varias veces a García quien murió en la escena.

Todo esto ocurrió frente al hijo de García, un joven de 19 años que también estaba trabajando en mismo turno que su padre.

Nancy Del Sol, prima de García, dijo a La Opinión que ella se enteró de lo sucedido por medio de su padre quien vive en la misma casa que García y su familia.

“Ellos fueron los primeros que se enteraron y luego nos avisaron. Toda la familia está devastada”.

Del Sol describió a García como un hombre trabajador y dedicado a su familia. Llegó de su natal Cuernavaca, Morelos hace más de 20 años y vivía con su esposa, hijos y sus padres.

La escena del crimen donde falleció Alejandro García. (Jacqueline García/La Opinión)

Buscando reducir la violencia

La prima de la víctima dijo que lo sucedido es una tragedia, pero también demuestra la falta de conciencia de algunas personas y los problemas mentales que están aumentando cada vez más.

“Si le das un arma a alguien que no está bien mentalmente, lo único que va a hacer es destruir familias y llegamos al dolor que tenemos ahora”, dijo Del Sol. “Además estando en un área de más pobreza, a lo mejor las personas no saben cómo manejar sus emociones”.

La organización Everytown for Gun Safety, dedicada a reducir el uso de armas de fuego, indica que en las ciudades la violencia armada también afecta de manera desproporcionada a los vecindarios históricamente con pocos recursos económicos, lo que refleja y amplifica las desigualdades sistémicas y estructurales de este país.

Añadió que para reducir esta violencia hace falta que haya más programas de intervención como el alcance en las calles, la intervención contra la violencia grupal, la prevención del delito a través del diseño ambiental, los programas de intervención contra la violencia en hospitales y la terapia cognitiva de conducta entre otros.

Se busca al culpable

El domingo mediante un tweet Michel Moore, jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD), pidió a las personas que tengan información sobre el caso que no se queden calladas.

“Sin sentido… No podemos insensibilizarnos ante esta violencia”, escribió Moore. “La humanidad exige que se dé un paso al frente”.

El lunes por la mañana algunas personas pasaban frente al Taco Bell que se encontraba completamente cerrado. La Opinión intentó hablar con algunas personas que pasaban por el lugar, pero decían que no sabían nada sin quitar la mirada del lugar.

Mediante un comunicado, la compañía Taco Bell dijo que están conmocionados y entristecidos por lo sucedido.

“Nuestro más sentido pésame para la familia y los amigos del miembro del equipo en este momento difícil”, dijo la empresa. “Entendemos que el propietario y operador de este lugar están trabajando con las autoridades locales en su investigación y se ha comunicado directamente con la familia afectada para ofrecerle apoyo”.

La familia tiene planeada una vigilia este martes a las 7 de la noche en el Taco Bell donde ocurrió el asesinato. Se espera que los padres de García digan algunas palabras.

Del Sol expresó que mediante esta vigilia esperan crear conciencia acerca de la violencia de armas de fuego.

“Queremos demostrar que unidos podemos evitar la violencia y pedimos que las personas prendan una veladora en honor a mi primo”.

Los familiares también crearon una página de GoFundMe, bajo el nombre del hijo mayor de García para pagar por los gastos fúnebres. Se espera que lo entierren en este país ya que aquí vive toda su familia.

Para donar puede visitar Gofundme.org y escriba: Funeral expenses and helping his family