Novak Djokovic, casi invencible en la cancha, pierde la apelación y queda fuera del Abierto de Australia

La decisión de los jueces fue unánime y Djokovic, el tenista No. 1 del mundo, ya no puede evitar ser deportado por Australia tras 10 días de drama y suspenso debido a que no está vacunado contra el Covid

Peligra el puesto como mejor del mundo del tenis para Novak Djokovic.
Peligra el puesto como mejor del mundo del tenis para Novak Djokovic.
Foto: DEAN LEWINS / EFE

El hombre más difícil de vencer en una cancha de tenis ha sufrido la derrota más dolorosa de su carrera en una oficina. Novak Djokovic está fuera del Abierto de Australia luego de que su apelación para que su visa no fuera revocada no fue exitosa.

La decisión de los tres jueces del tribunal federal de Australia fue unánime, por lo que el tenista número 1 del mundo ya no puede evitar la deportación causada por sus faltas administrativas y, específicamente, por no estar vacunado contra el Covid.

Tras la decisión de este domingo en Melbourne, Djokovic tendría que regresar al ahora famoso hotel donde ha estado retenido igual que otros individuos con casos similares. No se informó exactamente cuándo sería escoltado a un avión para su salida del país.

El Abierto Australiano -el torneo que ha sido propiedad de Djokovic con nueve títulos, incluyendo las últimas tres ediciones- inicia este lunes.

Lo que puede hacer todavía peor este resultado adverso contra Djokovic es un posible veto de tres años en suelo australiano, país que establece dicha medida en órdenes de deportación, según informó The Associated Press.

La visa de Djokovic, quien es el campeón defensor del Abierto de Australia, había sido cancelada por presentar riesgos para la salud y “el buen orden” del público. En otras palabras, el gobierno de Australia ha puesto la mano dura para hacer ejemplo público en tiempos de pandemia.

La historia comenzó el 6 de enero cuando Djokovic llegó en un vuelo al aeropuerto de Melbourne y fue retenido antes de que su visa fuera cancelada al fallar la exención médica que pretendía el jugador.

Tras una serie de forcejeos legales, la suerte del tenista de 34 años de edad se resolvió este día en una audiencia cuyo resultado ha significado el “match point” definitivo en contra del hombre que casi nunca pierde en el tenis, pero que esta vez ha sido derrotado por el coronavirus.