5 efectos negativos en tu cuerpo de comer papas fritas

El consumo frecuente y de papas fritas puede afectar tu cuerpo de varias formas, más allá de favorecer un aumento de peso, aunque no tienes que renunciar a ellas si sigues algunas recomendaciones de los expertos en salud

Las papas fritas tienen mucha grasa y sal que podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Las papas fritas tienen mucha grasa y sal que podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Foto: Robert Moutongoh / Pexels

Las papas fritas son una comida muy popular, especialmente en los restaurantes de comida rápida. No son una opción alimenticia particularmente saludable, su consumo frecuente y abundante puede ocasionar efectos negativos en tu cuerpo. Aunque es posible que no debas renunciar a ellas si sigues algunas recomendaciones.

5 efectos negativos en tu cuerpo de comer papas fritas

1. Favorece tu aumento de peso

Los alimentos fritos normalmente se rebozan en masa o harina antes de freírse y luego absorben grasa, lo que aumenta aún más su contenido calórico en comparación a cuando se hierven, hornean o asan. Por lo que comer mucha comida frita puede llevar al aumento de peso.

2. Puede aumentar el riesgo de enfermedad cardiovascular

Las papas fritas tienen mucha grasa y sal que podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Un investigación publicada en el Journal of the American Heart Association en 2021 también encontró que el consumo de un refrigerio con alto contenido de almidón después de cualquier comida se asoció con un mayor 44 a 57 mayor riesgo de mortalidad relacionada con enfermedades cardiovasculares.

3. Puede aumentar la presión arterial

Como adelantamos, las papas fritas tienen mucha sal. Cleveland Clinic explica que cuando comes demasiada sal, que contiene sodio, el cuerpo retiene agua extra para “lavar” la sal de su cuerpo. En algunas personas, esto puede provocar un aumento de la presión arterial.

“Cuanta más sal ingieras, mayor será tu presión arterial”, comparte el Servicio Nacional de Salud de Reino Unido (NHS).

4. Aumentas el riesgo de diabetes tipo 2

Las personas que comen muchos alimentos fritos pueden tener un mayor riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas, según un estudio amplio a largo plazo dirigido por investigadores de Harvard.

Los participantes que comían alimentos fritos de 4 a 6 veces por semana tenían un 39% más de riesgo de diabetes tipo 2, y los que comían alimentos fritos 7 o más veces por semana tenían un 55% más de riesgo, en comparación con los que comían fritos menos de una vez por semana.

5. Puedes afectar tu salud intestinal

Los alimentos fritos pueden promover el crecimiento de bacterias intestinales dañinas y promover la inflamación del intestino. Harvard explica que cuando hay alteraciones en los microorganismos intestinales saludables, también la inmunidad resulta afectada.

Recomendaciones para disfrutar de las papas fritas y disminuir el riesgo de efectos negativos

Harvard Health comparte que comer papas fritas una vez a la semana o menos podría significar un menor riesgo para tu salud.

El tamaño de la porción importa. Los expertos en salud de Harvard recomiendan quedarte con solo una porción de papas fritas, que son entre 10 y 15 papas fritas individuales (130 a 150 calorías). Los restaurantes de comida rápida suelen servir de tres a cuatro veces esa cantidad, por lo que quizá sea una buena idea compartir.

Preparar papas fritas en el horno con un poco de aceite de oliva, es una opción más saludable que las papas fritas tradicionales.

Te puede interesar:
¿Sabías que las papas aumentan la glucosa en sangre más que el azúcar de mesa?
5 peores alimentos para tu intestino
3 alimentos que aumentan la grasa visceral