La Nasa detectó explosión solar que podría afectar las telecomunicaciones en todo el mundo

Una llamarada solar puede liberar más energía que la registrada durante la explosión de la bomba nuclear de Hiroshima

La radiación liberada durante una llamarada solar viaja por el sistema solar a la velocidad de la luz
La radiación liberada durante una llamarada solar viaja por el sistema solar a la velocidad de la luz
Foto: NASA

Científicos de la Nasa detectaron una explosión en la superficie del Sol cuyas ondas podrían afectar los servicios de telecomunicación por ondas de radio en todo el mundo. La llamarada solar, como también se le conoce a este tipo de eventos, fue detectada el pasado 20 de enero por expertos del Solar Dynamics Observatory (SDO).

Este laboratorio, que estudia permanentemente el comportamiento del Sol, logró captar el evento en imágenes en las que se puede apreciar como una llamarada brillante en la cara derecha del astro.

Las llamaradas y erupciones solares pueden afectar las comunicaciones por radio, las redes eléctricas y las señales de navegación en la Tierra. Al mismo tiempo también pueden representar un riesgo para los astronautas, especialmente para aquellos que se encuentran en la Estación Espacial Internacional.

El evento captado por el Solar Dynamics Observatory fue clasificado como una llamarada solar moderada clase M5.5 según la escala de clima espacial de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

Este tipo de explosiones en el Sol son en términos prácticos, liberaciones masivas de radiación electromagnética. Debido a su potencia, cuando ocurre uno de estos estallidos la radiación sale disparada por todo el sistema solar a la velocidad de la luz

En promedio una llamarada solar libera una cantidad de energía similar al de la explosión de una bomba de hidrógeno. Esto supone una mayor potencia que el de la bomba nuclear que explotó en Hiroshima en agosto de 1945.

Dependiendo de la cantidad de energía liberada en la explosión puede influir directamente en las ondas de radio, la electrónica y otras tecnologías terrestres causando fallos que pueden ir desde unos pocos minutos a un puñado de horas.

De acuerdo con los científicos, esta clase de eventos generalmente se producen en zonas del Sol que poseen fuertes campos magnéticos los cuales son conocidos como “regiones activas”. Con el paso del tiempo y a medida que evolucionan, estas zonas pueden alcanzar un punto de inestabilidad que conduce a que se produzcan explosiones solares como mecanismo para la liberación de energía acumulada.

También te puede interesar:
VIDEO: Así ha cambiado el Sol en los últimos 10 años
Dónde y cuándo se podrán ver los eclipses de luna y sol del 2022
Menos astronautas en la NASA: por qué bajó la cantidad en el último tiempo