Policía que mató a adolescente afroamericano en Chicago queda libre sin cumplir condena

Ni la mitad del tiempo que el juez había dictado en su contra, cumplió el agente que quedó libre hace unos días

El policía mató a un joven en 2014
El policía mató a un joven en 2014
Foto: BodyWorn by Utility / Pixabay

El ex policía Jason Van Dyke fue condenado a prisión por seis años y nueve meses, tras la muerte de un joven de 17 años en 2014. Antes de cumplir toda su sentencia fue liberado con tan solo tres años y cuatro meses de estar tras las rejas.

“Esta es la mejor ilustración de que las vidas de los negros no importan tanto como otras vidas”, dijo el reverendo Marshall Hatch, un destacado ministro del West Side de la ciudad, detalló a News Nation Now.

Y además agregó, “Obtener ese corto período de tiempo para un asesinato, envía un mal mensaje a la comunidad”.

Por su parte Chico Tillmon, investigador principal de la Universidad de Chicago Crime Lab, expresó su descontento por este acto que refuerza la desesperanza a los afroamericanos y que la policía puede continuar con ese comportamiento.

El juez que dictó la sentencia a Van Dyke lo hizo por asesinato en segundo grado, un cargo que permite a los acusados ​​cumplir la mitad de sus sentencias si se comportan en prisión. Los expertos en justicia aseguran que el cargo de agresión agravada conlleva una sentencia de 6 a 30 años de prisión y deben cumplir al menos el 85% del término que reciben.

Van Dyke le disparó 16 veces contra Laqan McDonald, incluso cuando ya había caído al suelo. Cuando las autoridades lo acusaron y sentenciaron por asesinato, el hecho se convertía en la primera vez que un agente de la policía en Chicago era culpable de asesinato en servicio.

Te puede interesar:

Maestra se desespera y golpea a alumna

VIDEO: Cámara corporal capta el momento en el que los policías entran al apartamento