Misiles rusos bombardean ciudades en Ucrania causando cientos de muertos en primer día de invasión

Las fuerzas de Putin apuntan hacia los centros de comando y control en Kiev y Kharkiv durante la primera fase del ataque, mientras que sus tropas ingresaron a Odessa y a Maruipol, otra de las principales ciudades del sur de Ucrania

Misiles rusos bombardean ciudades en Ucrania causando cientos de muertos en primer día de invasión

Bomberos tratan de apagar un incendio en un edificio después de los bombardeos en la ciudad de Chuguiv, en el este de Ucrania. Crédito: ARIS MESSINIS | AFP / Getty Images

Vladimir Putin declaró la guerra a Ucrania y ha desatado su aterrador arsenal con un asalto a gran escala contra el país, sumiendo a Europa en una nueva crisis sangrienta.

Putin lanzó una “operación militar especial” en Ucrania con una incursión al amanecer después de meses de acumular sus fuerzas en la frontera y mentir descaradamente al mundo sobre sus planes de invasión.

El mundo se está despertando con la crisis más grave desde la Segunda Guerra Mundial.

Los ucranianos se enfrentaron al sonido de explosiones en auge y sirenas de ataque aéreo a todo volumen mientras misiles y proyectiles de artillería caían sobre su tierra natal.

Las primeras explosiones se escucharon alrededor de las 3:30 am hora local, y dos horas después, Putin recurrió a las ondas de radio rusas para anunciar su ataque.

Putin advirtió que habría “consecuencias mayores que cualquiera que se hayan enfrentado en la historia” si hay algún movimiento para interferir con la invasión.

Momentos después se informaron las primeras explosiones poderosas cuando se observaron columnas blindadas moviéndose hacia la frontera.

Esta mañana, justo cuando Ucrania estaba evaluando los daños, se desató una segunda ola de ataques con misiles.

Los líderes mundiales condenaron a Rusia y se comprometieron a apoyar a Ucrania, ahora que el mundo está a solo un paso en falso de lo que podría convertirse en la Tercera Guerra Mundial.

Rusia tiene unos 200,000 soldados listos para entrar, rodeando el norte, el sur y el este de Ucrania.

El Kremlin ha dicho que la operación durará “el tiempo que sea necesario”.

Se teme que cientos de personas hayan resultado muertas o heridas en un conflicto que podría matar a miles y desplazar a millones.

El primer ministro Boris Johnson dijo que Putin había “elegido un camino de derramamiento de sangre y destrucción”, mientras que el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, describió el asalto como un “ataque no provocado e injustificado”.

Más explosiones y disparos resonaron en la ciudad norteña de Kharkiv, a solo 20 millas de la frontera rusa.

Se temía que los cortes de energía sacudieran a Kiev alrededor de las 6:30 am cuando las luces se apagaron y se escuchó una gran explosión siete minutos después.

A las 7:05 am, las sirenas comenzaron a sonar en toda la capital por primera vez.

Las fuerzas de Putin estaban apuntando hacia los centros de comando y control en la primera fase del ataque, mientras que las tropas ingresaron a Odessa y a Maruipol, otra de las principales ciudades del sur de Ucrania.

Una única gran explosión resonó sobre Severodonetsk y se formaron largas colas en la gasolinera, mientras los residentes se preparaban para huir.

El asalto antes del amanecer sembró el pánico en el distrito de Luhansk, que ha sufrido bombardeos esporádicos durante días.

“Tenemos que irnos ahora, antes de que sea demasiado tarde”, dijo un residente aterrorizado.

Pero en otros lugares, los viajeros parecían dirigirse al trabajo como de costumbre, sin inmutarse por los temores de un baño de sangre.

También se reportaron fuertes explosiones en Kramatorsk, hogar de una base militar ucraniana.

Un portavoz de las fuerzas terrestres ucranianas afirmó haber derribado cinco aviones enemigos y un helicóptero cerca de Lugansk en los primeros intercambios de disparos.

El video también parecía mostrar un feroz tiroteo en las afueras de Kharkiv, mientras las fuerzas rusas avanzaban.

También se informó de importantes combates cerca de la frontera entre la Crimea anexada y Ucrania, donde los comandantes ucranianos afirmaron haber repelido una incursión rusa.

Los suministros de electricidad y gas parecían resistir durante la primera fase del ataque mientras los líderes cívicos pedían calma.

También comenzaron a formarse largas colas en las estaciones de servicio cuando los compradores en pánico clamaban por abastecerse de combustible para huir del creciente caos.

En un discurso televisado, Putin instó a los soldados ucranianos que se enfrentan a los rebeldes respaldados por Rusia a que depongan las armas y regresen a sus hogares.
Leer más
* Ucrania bajo ataque de Rusia: Zelensky declara ley marcial
* Ataque aéreo ruso en región de Odesa, Ucrania, deja 18 personas muertas
* Cruz Roja hace un llamado urgente para proteger a civiles y servicios esenciales en Ucrania

En esta nota

Conflicto Rusia Ucrania Rusia Ucrania

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain