Programa de recursos llega hasta las escuelas de Los Ángeles

La iniciativa busca conectar a los alumnos con servicios que los ayuden a resolver sus necesidades y así logren alcanzar el éxito académico

La especialista Estela Peregrina muestra un cartel que anuncia la iniciativa Community Schools. / fotos: suministradas.

La especialista Estela Peregrina muestra un cartel que anuncia la iniciativa Community Schools. / fotos: suministradas.  Crédito: Cortesía

Rayleen Delgado considera que el tiempo que estuvo tomando clases en línea fue extremadamente difícil.

En casa no se podía concentrar debido a que tenía interrupción constante y le era casi imposible estar viendo la pantalla de su computadora por horas.

“Era muy difícil concentrarse y tratar de tener comunicación con la clase”, contó la joven de 17 años.

El semestre pasado por fin pudo regresar a clases presenciales en la preparatoria Bassett High School, en la ciudad de La Puente, pero el temor de un posible contagio de covid-19 estaba presente.

“Me daba miedo porque yo vivo con mi abuela. Ella es mi tutora legal y no quería contagiarla si yo me contagiaba”, manifestó Delgado. “Estoy tratando de acoplarme [al regreso a clases] pero definitivamente hay tristeza por todo lo que ha pasado y por todo el tiempo que perdimos”.

Una situación similar enfrentó Kathleen Cárcamo, otra estudiante de Bassett High School, quien contó que no tenía motivación y le era difícil hacer su tarea ya que también tenía que ayudar a un primo con sus asignaciones escolares.

El año pasado ella y sus familiares salieron infectados con covid-19 y el pastor de su iglesia falleció del virus.

“He pasado por tantas cosas… Sé que hay mucha gente que pasa por esto. Probablemente no lo mostramos pero lo sentimos [preocupación]”, dijo Cárcamo.

Kathleen Carcamo, en Margaret’s Place, es estudiante de Bassett High School. (Suministrada) Crédito: Estela Peregrina | Cortesía

Programa piloto

Ambas estudiantes viven en comunidades de bajos recursos y contaron que fueron parte del programa que ofrecía alimentos durante la pandemia para que no faltara comida en sus hogares.

Las escuelas han estado al tanto de lo que sucede con sus estudiantes pero en diversas ocasiones les es difícil apoyar a los alumnos en sus necesidades debido a que no tienen el personal o el acceso.

Para intentar resolver este problema se ha creado un programa piloto, la Iniciativa de Escuelas Comunitarias (Community Schools Initiative), que está activa en 15 preparatorias, basadas en la necesidad para ofrecer los recursos necesarios.

La iniciativa colabora con los departamentos de la ciudad, del condado y con las organizaciones sin fines de lucro y pretende cerrar la brecha de inequidad y comprender las necesidades de las comunidades en pobreza.

El profesor de educación en UCLA, Tyrone Howard, dijo que la iniciativa está hecha con la idea de entender que muchos estudiantes tienen necesidades no satisfechas, ya sean médicas, de salud mental y otras que pueden llegar a ser muy influyentes en su capacidad para tener éxito en las escuelas.

“Las escuelas tienen la responsabilidad de ayudar a los estudiantes a aprender y a crecer”, agregó Howard. “Pero cuando los alumnos están estresados por la falta de vivienda o están experimentando inseguridad alimentaria, las escuelas no pueden ayudar”.

Así que en lugar de decirles a los padres que busquen ayuda por otro lado, la iniciativa ha reunido gran parte de los recursos para que las escuelas tengan acceso y los estudiantes y sus familias reciban el asesoramiento necesario.

“La idea es saber que hay desafíos que enfrentan varios estudiantes y sus familias. Sabemos que el único lugar al que acuden los jóvenes todos los días es la escuela. Entonces, ¿por qué no llevar esos recursos a las escuelas para que los estudiantes y sus familias puedan acceder fácilmente a ellos?”, dijo el profesor.

Comienza la ayuda

Cárcamo dijo que disfruta este centro, al cual ya ha ido varias veces, lo considera un lugar seguro donde los estudiantes pueden entrar y dejar de pensar en cualquier problema que tengan.

“Si tienen ansiedad o la escuela les está causando problemas o tienen problemas en casa pueden ir allí, tienen un terapeuta y pueden hablar con ellos”, dijo la estudiante.

Estela Peregrina, especialistas de Community Schools, dijo que los estudiantes también pueden encontrar ayuda en todo el campus al alcance de su celular, ya que se han encargado de poner códigos QR en cada salón de clases y oficinas.

Con esto, un padre, estudiante, maestro o un miembro del personal puede escanear el código y contestar tres preguntas; ¿Quién necesita el apoyo? ¿Cuál es el nombre y un número de teléfono? ¿Y el motivo?

“Un maestro puede completar el código QR y decir, ‘creo que esta familia necesita comida’,o un estudiante puede completarlo y decir, ‘necesito una chaqueta o necesito buscar trabajo’”, explicó Peregrina.

De esta forma se crea un documento y ella puede contactar a la familia. Así comienzan a ver cuál es la necesidad y cómo pueden ayudar.

La iniciativa de Escuelas Comunitarias es parte de la Oficina de Educación del condado de Los Ángeles en asociación única con el Departamento de Salud Mental del condado de Los Ángeles y la UCLA.

Para saber más del programa visite: https://www.lacoe.edu/Community-Schools

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain