Fiscalía de Ucrania inicia el primer juicio por crímenes de guerra contra soldado ruso

Vadim Shysimarin de 21 años, comandante de la División de Tanques Kantemirovskaya, se encuentra recluido en la prisión ucraniana acusado de asesinar a un civil de 68 años

La Fiscalía General de Ucrania ha recibido más de 10 mil casos de crímenes por parte de las tropas rusas.

La Fiscalía General de Ucrania ha recibido más de 10 mil casos de crímenes por parte de las tropas rusas. Crédito: ALEXANDER NEMENOV/AFP | Getty Images

Soldado ruso será el primero en ser juzgado por las autoridades ucranianas por crímenes de guerra, luego de asesinar a un hombre de 68 años desarmado el 28 de febrero en la aldea de Chupakhivka.

Iryna Venediktova, quien se encuentra a cargo de la Oficina del Fiscal General de Ucrania, ha recibido más de 10 mil delitos desde que inició la guerra. Tras los crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas, la fiscal iniciará con los juicios en contra de ellos.

Vadim Shysimarin de 21 años es un comandante de la División de Tanques Kantemirovskaya, el cual se encuentra recluido en la prisión ucraniana acusado de asesinar a un civil de 68 años de edad.

Este asesinato por el que están condenando a Shysimarin, se dio cuando robó un vehículo para huir de la artillería ucraniana, junto con otros soldados. Vio a un hombre que estaba en su bicicleta hablando por teléfono y le disparó con AK-74 asesinándolo, el civil no tenía armas ni era un combatiente ucraniano.

Los fiscales e investigadores de los Servicios Secretos Ucranianos (SBU) han recopilado suficiente evidencia de su participación en la violación de las leyes y costumbres de la guerra, combinadas con asesinato premeditado. Por estas acciones, enfrenta de 10 a 15 años de prisión o cadena perpetua”, señaló un portavoz desde Kiev, informó The Guardian.

Iryna Venediktova, tiene la identidad de otro soldado a quien acusó de matar a cuatro hombres desarmados y torturar a civiles. El fiscal calificó la actualización como; “Una gota en el océano de casos que tenemos”.

Entre las evidencias, los investigadores encontraron: “una cámara de tortura con cuerpos apilados en el suelo, pero además entre las denuncias que se han recibido en la oficina existen muchas relacionadas con el abuso sexual contra menores“, sentenció Venediktova.

Existen más militares, quienes bombardearon con lanzacohetes edificios de civiles y hasta una escuela en el distrito de Járkov y en la ciudad de Dergachiv, a quienes también se están investigando para identificarlos.

La Fiscalía también tiene el caso en proceso de otro soldado, Mikhail Romanov esta acusado de entrar por la fuerza en una casa en la ciudad de Brovarsky para asesinar al esposo y violar en constantes ocasiones a la esposa amenazándola en todo momento, así como a los hijos que estuvieron presentes durante los atroces actos que el hombre cometió.

“Ahora no sabemos dónde está, tal vez todavía esté peleando, tal vez esté en rotación en la federación rusa, tal vez esté muerto. No lo sabemos, pero queremos procesarlo en ausencia”, explicó Iryna Vendiktova al mismo diario.

En abril pasado, autoridades ucranianas acusaron a 10 soldados rusos, de los cuales publicaron sus fotografías por los crímenes de guerra cometidos en la población de Bucha, donde tomaron a civiles como rehenes, torturaron a pobladores inocentes y mataron a docenas de personas que presentaban marcas de torturas.

Te puede interesar:

En esta nota

Conflicto Rusia Ucrania Ucrania

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain