Piden vetar medida que despenaliza merodear con ‘intención’ de participar en la prostitución

El gobernador Gavin Newsom tiene 12 días para firmar o vetar este proyecto de ley

Legalizar o prohibir el andar por las calles en busca de prostitución, está en las manos del gobernador Gavin Newsom. (Getty Images)
Legalizar o prohibir el andar por las calles en busca de prostitución, está en las manos del gobernador Gavin Newsom. (Getty Images)
Foto: (Photo by David McNew/Getty Images) / Getty Images

Un proyecto de ley que busca echar abajo una disposición de la ley de California que criminaliza el merodear por las calles con la intención de participar en la prostitución, se ha convertido en objeto de controversia.

Quienes están a favor, opinan que la medida pondría fin a la práctica frecuente de las policías que hacen blanco en sus arrestos sobre todo de las mujeres trans de color; mientras que los grupos que la rechazan, urgen al gobernador Gavin Newsom a vetarla, ya que argumentan que hará más difícil que las agencias policiacas detengan a los traficantes de mujeres y niñas y a los proxenetas.

La medida SB 357, más conocida como el Acta Calles Seguras para Todos, ya se encuentra en el escritorio del gobernador, Gavin Newsom, quien tiene 12 días para hacerla ley o vetarla.

“Este Mes del Orgullo, mientras vemos un aumento en la violencia y acoso contra la comunidad LGTBQ, es más importante que nunca deshacernos de una ley que hace blanco de nuestras comunidades”, dijo el senador demócrata de San Francisco, Scott Wiener, autor de la medida.

“La ley actual esencialmente permite que las policías arresten a las personas si usan ropa ajustada o mucho maquillaje. Muchas de las personas afectadas por esta ley son mujeres trans latinas y afroamericanas”, dijo. 

Y agregó que el orgullo no se trata solo de banderas de arcoíris y desfiles.

“Se trata de proteger a los más marginados de nuestra comunidad”. Por eso llamó al gobernador Newsom a firmar la SB 357.

De acuerdo a quienes están a favor de esta medidas, la comunidad trans de color son las más afectadas por disposición legal del merodeo en la vía pública. (Archivo/La Opinión)

De acuerdo a la oficina del senador, la disposición penal vigente, ha hecho que los arrestos se basen en la percepción subjetiva de un oficial sobre si una persona “actúa como” o “parece” que tiene la intención de dedicarse al trabajo sexual; y ha dado como resultado la criminalización desproporcionada de las mujeres trans, afroamericanas y latinas, y perpetúa la violencia hacia las trabajadoras sexuales.

La SB 357 es patrocinada por una amplia coalición constituida por trabajadoras y extrabajadoras sexuales, grupos LGBTQ como Equality California, Transgender Gender-variant  Intersex Justice Project (TGIJP), y grupo de derechos civiles como ACLU, y la Coalition to Abolish Slavery and Trafficking (CAST LA) .

Aclaran que la SB 537 no busca despenalizar el que se solicite trabajo sexual, en lugar de eso, simplemente elimina la ofensa por merodear,  ya que conduce a un maltrato de las personas simplemente por “aparentar” ser una trabajadora sexual

“Esperamos que la Ley de “Calles Más Seguras para Todos” ayude a las personas a comprender cómo la vigilancia no crea seguridad pública; y de inmediato le quitará a la policía, una herramienta que utilizan para hostigar y oprimir a las personas en función de su raza y género”, dijo Ashley Madness de SWOP LA y de DecrimSexWorkCA Coalition.

Lisseth Sánchez de la St. James Infirmary and the DecrimSexWorkCA Coalition, dijo que la medida les permitiría sentirse libres de caminar en la calle sin miedo a que la policía las vaya a arrestar.

Los oponentes argumentan que la nueva ley va a aumentar el tráfico sexual de menores y mujeres. (EFE)

Urgen por un veto

Un grupo de organizaciones  y sobrevivientes de tráfico humano se pronunciaron en contra de la SB 357, ya que dijeron que si es hecha ley, los compradores de sexo, traficantes de sexo y proxenetas, tendrán garantizada la libertad para merodear en las comunidades en busca de mujeres y niños que victimizar sin miedo a las consecuencias.

“Este proyecto de ley tendrá ramificaciones a nivel nacional, ya que los compradores de sexo inevitablemente viajarán a California y aumentará la demanda de personas que son objeto de trata sexual”, dijeron en un comunicado.

Agregaron que identificar a las víctimas de tráfico humano es una tarea difícil que consume tiempo a las autoridades policiacas.

“Muchos oficiales confían en los arrestos por vagancia como método para iniciar las investigaciones de tráfico, lo que lleva a salvar víctimas, especialmente menores, y a serias condenas para los traficantes y proxenetas.

Argumentaron que solo en los primeros 9 meses de 2021, la Policía de Oakland, rescató a 9 menores de la explotación sexual al usar la ley de permanecer o merodear en un lugar público con el fin de solicitar a otra persona que participe en la prostitución. Además arrestaron a 68 compradores de sexo y explotadores.

Una carta firmada por más de 1,500 sobrevivientes de tráfico humano, funcionarios electos y organizaciones que trabajan contra el tráfico humano fue enviada al gobernador Newsom, en la que lo urgen a vetar la SB 357.

Rima Nashashibi, fundadora y presidenta de Global Hope 365, dijo que rechazan la idea de que despenalizar el andar en la vía pública con fines de solicitar prostitución, mejore la seguridad de las mujeres y niñas que son víctimas del tráfico.

“Urjo al gobernador a vetar este proyecto de ley que pone a los más vulnerables de la sociedad en riesgo. Algunas investigaciones indican que las mujeres y niñas representan el 90% de las víctimas de tráfico humano, por lo que si el gobernador, hace ley esta medida se pondrá de lado de los que creen que está bien comprar y vender mujeres y niños para satisfacer los deseos sexuales de los hombres”.

Marjorie Saylor, sobreviviente de tráfico sexual y líder fundadora de la organización The Well Path, dijo que ella empezó como trabajadora sexual. “Estaba muy orgullosa, pero odio ese término de trabajadora porque no es trabajo, es explotación en su máxima expresión”.

Recuerda que al entrar a esa actividad no se dio cuenta que lo hacía llevada por la necesidad de sobrevivir, y el descuido y el abuso sexual que sufrió en su primera infancia, lo que la hizo ser vulnerable a ser explotada; y  a tener una idea distorsionada de cómo es una relación sexual sana. 

“Al entrar en la industria de adultos, me sentí empoderada, pero un año después, quería morir y suicidarme. Estaba emocional y espiritualmente en bancarrota por ese estilo de vida”.

Y como estaba fuera de los canales legales de la industria para adultos, dice que terminó siendo traficada sexualmente.

Por su propia experiencia, le suplicó al gobernador Newsom vetar la medida SB 357.