Frontera entre EE.UU. y México, la ruta terrestre más mortal a nivel mundial: OIM

Según datos oficiales, bajo la administración de Joe Biden el número de muertes de migrantes superó las 500 en 2021, convirtiéndose en el año más mortal de las últimas décadas

La tragedia en Texas  desató la conversación internacional en torno a las políticas migratorias actuales.
La tragedia en Texas desató la conversación internacional en torno a las políticas migratorias actuales.
Foto: CHANDAN KHANNA / AFP / Getty Images

Con 1,238 vidas perdidas durante la migración en América en 2021, entre ellas al menos 51 niños, niñas y adolescentes, según nuevos datos publicados por el Proyecto Migrantes Desaparecidos (MMP) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el cruce fronterizo entre Estados Unidos y México es la ruta terrestre más mortífera del mundo.

Los datos se convierten en una radiografía de los peligros en toda la región, como lo demuestra el último incidente fatal del 27 de junio en el que 52 personas murieron en un camión con remolque junto con 16 sobrevivientes, en San Antonio, Texas.

Según la organización, esta tragedia aumenta el número total de muertes en lo que va del 2022 a 493, y sirve como un recordatorio de las muertes de migrantes que tienen lugar en la frontera entre Estados Unidos y México y en todo el continente americano que no se reportan y de las familias que quedan atrás. 

“La cantidad de muertes en la frontera entre Estados Unidos y México el año pasado es significativamente más alta que en cualquier año anterior, incluso antes del Covid-19”, dijo Edwin Viales, autor del nuevo informe de la OIM sobre muertes de migrantes en América en 2021.

“Aun así, este número sigue siendo un recuento insuficiente debido a los diversos desafíos para la recopilación de datos”, aseguró.

A pesar de la pandemia en curso, un número cada vez mayor de personas de América Latina y el Caribe están realizando peligrosos viajes irregulares. Las restricciones de movilidad promulgadas en respuesta a la pandemia, y que aún no se han levantado, también pueden haber dado lugar a un “efecto embudo”, que ha llevado a los migrantes con opciones limitadas a tomar rutas cada vez más peligrosas.

Muchas personas registradas fallecidas en estas rutas provienen de países con un alto número de solicitantes de asilo. Al menos 136 venezolanos han muerto en tránsito en los últimos 18 meses, además de 108 cubanos y 90 haitianos. Sin embargo, el grupo demográfico más grande en los datos disponibles sobre muertes de migrantes en América son personas no identificadas. Los países de origen de casi 500 personas cuyas muertes se registraron desde 2021 se enumeran como “desconocidos”. 

“Nuestros datos muestran la creciente crisis de muertes durante la migración en la región, y la necesidad de fortalecer la capacidad forense de las autoridades para identificar muertes en estas rutas. No podemos olvidar que cada número es un ser humano con una familia que quizás nunca sepa qué pasó con ellos”, mencionó Viales.

Leer más:
Mayorkas parece culpar a los migrantes de las muertes de 53 personas halladas en un camión en Texas
Migrantes viven con esperanza y alegría la eliminación de “Quédate en México”
Tragedia en Texas refleja incremento de tráfico de personas en México