Si tienes un arma que ya no quieras, la policía de Santa Ana te la compra por $300

Tendrán un evento de recompra este sábado de 9 am a 2 pm, enfocado en evitar que caigan en manos de criminales

La policía de Santa Ana estará comprando armas para contribuir con eso a la seguridad pública.  (Getty Images)
La policía de Santa Ana estará comprando armas para contribuir con eso a la seguridad pública. (Getty Images)
Foto: Scott Barbour / Getty Images

Si estás en posesión de un arma o rifle real que funcione y del cual te quieras deshacer, el Departamento de Policía de Santa Ana te ofrece comprarla a cambio de una tarjeta de regalo con valor de $300, sin preguntas de por medio ni necesidad de identificación.

De 9 de la mañana a 2 de la tarde este sábado 23 de julio, el Departamento de Policía de Santa Ana con el apoyo de la ciudad de Santa Ana, llevará a cabo un programa de recompra de armas y rifles en el patio de la ciudad de Santa Ana (SA City Yard) localizado en el 220 sur de la avenida Daisy en la ciudad de Santa Ana, código postal 92703.

“Este es el segundo evento de recompras que organizamos en la ciudad de Santa Ana. Solo que el primero fue hace unos 10 años atrás”, dijo la sargenta María Lopez de la policía de Santa Ana.

Explicó que el objetivo de este evento es sacar más armas de la calle para evitar que caigan en las manos equivocadas y prevenir el crimen.

“En todo el país estamos viendo más crimen con armas, y lo que queremos es contribuir a reducirlo”, dijo.

Comentó que puede haber personas que guarden armas en sus casas que sean de familiares que ya han fallecido.

“Alguien puede entrar y robarlas. Este es un buen ejemplo de las personas que pueden llevar sus armas al evento de este sábado”..

La POolicía de Santa Ana informó sobre el operativo.
La Policía de Santa Ana estará recomprando armas este sábado. (Captura de video)

La sargenta López enfatizó que la recompra de armas será completamente anónima. 

“No se les pedirá a las personas que se identifiquen ni se les harán preguntas. Solo les pedimos que por seguridad, las traigan en la cajuela de sus carros, y que no se bajen del auto cuando lleguen, ya que será un oficial quién la abrirá para extraerla de la parte de atrás del auto”. 

Otro punto importante es que el arma debe venir descargada, sin balas. 

La violencia armada es la principal causa de muerte de niños y adolescentes en California. Cada año, más de 3,100 californianos son asesinados a tiros y casi 7,300 resultan heridos. 

Le cuesta a California $41.9 mil millones cada año, de los cuales $1.1 mil millones son pagados por los contribuyentes. 

El gobernador Gavin Newsom firma una ley para demandar a individuos que distribuyan armas ilegales. (Cortesía Oficina Gobernador Newsom)

Demandarán a distribuidores de armas ilegales

En el Colegio de Santa Mónica, el lugar que en 2013 fuera escenario de un tiroteo masivo que cobró la vida de seis personas, incluyendo al atacante, el gobernador Newsom firmó la primera legislación a nivel nacional que permitirá demandar a quienes distribuyan armas ilegales en California.

“Nuestro mensaje a los criminales que distribuyen armas ilegales en California, es simple: no tienen un puerto seguro aquí en el Estado Dorado”, dijo el gobernador Newsom.

Afirmó que mientras que la Corte Suprema de la Nación revierte medidas razonables de seguridad de armas, California continúa agregando nuevas formas de proteger la vida de nuestros niños. 

“California utilizará todas las herramientas a su disposición para salvar vidas, especialmente frente a una Corte Suprema cada vez más extrema”, señaló.

La nueva ley SB 1327 de los senadores Bob Hertzberg y Anthony Portantino, permite a los californianos demandar por daños por al menos $10,000 por arma, a quienes fabrican, venden, transportan o distribuyen armas de asalto ilegales y pistolas fantasma (armas fabricadas en casa para evitar ser rastreadas).

La ley también aplicará para quienes vendan ilegalmente armas de fuego a menores de 21 años. 

El tiroteo de 2013 en el Colegio de Santa Mónica donde se firmó la nueva ley, involucró un rifle semiautomático tipo AR-15 sin serie, fabricado por el tirador, utilizando componentes comprados legalmente, un arma fantasma o hechiza que estaría sujeta a demanda una vez que SB 1327 sea ley.

“Por el bien de nuestros niños, este es un paso con sentido común para garantizar que las calles, las escuelas y las comunidades de California sigan estando entre las más seguras de la nación”, dijo el senador Hertzberg después de que el gobernador promulgara la ley SB 1327.

“Hoy es un día trascendental para California”, dijo Mia Tretta, sobreviviente de la violencia armada y voluntaria de la organización Students Demand Action

Y comentó que la SB 1327 facilitará que las víctimas de la violencia con armas fantasmas, como ella, ayuden a hacer cumplir nuestras leyes de armas. 

“Salvará vidas al atacar la industria ilegal de armas fantasma”.

El procurador del estado, Rob Bonta dijo que en California, tenemos las leyes de seguridad de armas más estrictas del país y una de las tasas de mortalidad por armas de fuego más bajas. 

“Esto no es una coincidencia. Más armas no nos hacen más seguros, leyes como éstas sí”.

El gobernador Newsom destina una cifra récord de $156 millones en subvenciones para la prevención de la violencia con armas de fuego. (Cortesía oficina senador Portantino)

Terminó diciendo que está comprometido a mantener las armas de guerra fuera de nuestras calles y del alcance de personas peligrosas.

Después de años de cabildeo por parte de organizaciones como Moms Demand Action, Students Demand Action y Everytown Survivor Network, la legislatura de California ha aprobado más de una docena de leyes de seguridad de armas. 

Estas incluyen: AB 2571, una legislación para prohibir que la industria comercialice armas de fuego a menores; la AB 2156, que toma medidas enérgicas contra los fabricantes sin licencia; la AB 1621, regula aún más las armas de fabricación casera; y la AB 1594, establece la responsabilidad de la industria de armas de fuego.

Según el Giffords Law Center, en 2021, California se clasificó como el mejor estado del país en seguridad de armas.

A medida que California fortaleció sus leyes de armas, el estado vio una tasa de muertes por armas de fuego un 37% más baja que el promedio nacional. Mientras tanto, otros estados como Florida y Texas, con regulaciones laxas sobre armas, vieron aumentos de dos dígitos en la tasa de muertes por armas.

Como resultado de las medidas adoptadas por California, el estado ha reducido a la mitad la tasa de muertes por armas de fuego y los californianos tienen un 25% menos de probabilidades de morir en un tiroteo masivo en comparación con las personas de otros estados.