Conductora de Uber testificó que Nikolas Cruz llevaba un bolso grande y estaba nervioso cuando lo dejó afuera de la escuela de Parkland

Laura Zecchini, conductora del Uber que llevó al acusado a la escuela de Parkland declaró que Nikolas Cruz le dijo que iba a clases de música cuando ella vio un estuche de un instrumento musical que contenía el rifle usado en el tiroteo

Los recientes testimonios esclarecieron el proceder de Cruz antes y después del tiroteo.
Los recientes testimonios esclarecieron el proceder de Cruz antes y después del tiroteo.
Foto: Carline Jean-Pool / Getty Images

La conductora del Uber en el que Nikolas Cruz se trasladó a la escuela de Parkland, día en que disparó y mató a 17 personas, testificó que el acusado tenía una bolsa grande y estaba “ansioso y nervioso” cuando lo dejó en el centro educativo.

“Se subió al auto y dijo que iba a la clase de música”, declaró la conductora, Laura Zecchini, durante el juicio de sentencia de Cruz el lunes.

El pistolero de Parkland se declaró culpable en octubre de 2021 de 17 cargos de homicidio y 17 cargos de intento de asesinato en el tiroteo masivo de febrero de 2018 en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas. El jurado determinará si Cruz será sentenciado a pena de muerte o recibirá cadena perpetua.

En tal sentido, el estado llamó a cinco testigos adicionales: dos oficiales de la oficina del alguacil del condado de Broward, dos médicos forenses y un estudiante que salió herido en el tiroteo.

Gloria Crespo, sargento de la oficina del sheriff de Broward, se enfocó en la bolsa del rifle que recabó como evidencia en el primer edificio donde sucedió el tiroteo. De acuerdo con la agente, la bolsa tenía en su interior audífonos que amortiguan los sonidos y que usualmente se usan para tiro al aire libre.

Asimismo, el jurado pudo observar el AR-15 que fue usado en la masacre, varios cargadores de municiones y chaleco con cargadores.

El fiscal estatal adjunto Mike Satz comprueba el arma utilizada en el tiroteo en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas como prueba, durante la fase de sanción del juicio de Nikolas Cruz.

Por su parte, ambos médicos forenses testificaron sobre las tres autopsias realizadas, en especial la de Peter Wang, quien recibió 12 impactos de bala, incluida cuatro en la cabeza y en la cara.

Mientras la doctora Wendoyn Sneed describía las heridas, Max Schacter, a quien su hijo fue asesinado en el tiroteo, se veía visiblemente molesto.

Los recientes testimonios esclarecieron el proceder de Cruz antes y después del tiroteo.

El tirador abandonó el lugar de los hechos mezclándose con los alumnos que huían de la escuela. Después se fue a un Walmart y compró algo de beber en un Subway antes de ir a un McDonald’s.

John Wilford, que en ese momento era estudiante de primer año, testificó que se había dirigido hasta el McDonald’s tras evacuar la escuela y esperar que su madre lo recogiera. Cruz se sentó con él en su mesa y le preguntó si podía llevarlo, a lo que el exalumno se negó.

“Él fue bastante insistente y le dije que no”, expresó Wilford. “Solo estaba tratando de llegar a casa, mi hermana no contestaba su teléfono, estaba nervioso, entré en pánico. También tenía un mal presentimiento al respecto”.

Wilford no sabía quién era Cruz, pero creyó que se trataba de un compañero de la escuela por el uniforme que llevaba. Más tarde descubrió que el joven había herido de gravedad a su hermana, de 15 años, al ser baleada al menos tres veces.

Lea también: