Disfrazarse de la reina de Tailandia para salir a protestar le cuesta dos años de prisión a una activista

A Jatuporn Sae-ung le pareció una buena idea mofarse de la familia real y ahora deberá enfrentar las consecuencias

En Tailandia los miembros de la realeza son intocables

El rey de Tailandia Maha Vajiralongkorn y la reina Suthida saludan a los seguidores monárquicos tras una ceremonia budista. Crédito: JACK TAYLOR | AFP / Getty Images

En octubre de 2020, a la activista Jatuporn Sae-ung se le ocurrió disfrazarse de la reina Suthida y salir a las calles de Bangkok, Tailanda, a protestar exigiendo una reforma democrática del país e incluso cambios en la Casa Real.

Sin embargo, la chica de 25 años nunca imaginó que portar un traje de seda rosa y un bolso pequeño dorado, haciéndose seguir por una comitiva que asemejaba protegerla, sería considerado como una blasfemia, pues dicho protocolo resulta similar a los actos de recibimiento que se le brinda a las representantes de la monarquía tailandesa.

Es por ello que un tribunal de Tailandia la condenó a dos años de prisión, informaron sus abogados.

Al respecto, un portavoz de la Organización no gubernamental Thai Lawyers for Human Rights (TLHR) confirmó a que el tribunal del sur de Bangkok redujo a la pena a la acusada de tres a dos años de prisión por colaborar con la justicia en su declaración.

Esta condena es la última de una amplia campaña legal iniciada por las autoridades para sofocar en los tribunales el movimiento prodemocrático, que protagonizó protestas multitudinarias a mediados de 2020 y ha logrado abrir el debate público sobre el papel de la todopoderosa monarquía de Tailandia en la sociedad actual.

El artículo 112 del Código Penal establece penas de entre 3 y 15 años de cárcel para quien difame, insulte o amenace al rey, la reina o el príncipe heredero, mientras la institución ha perdido en los últimos años adeptos entre los tailandeses.

El rey Vajiralongkorn, que ascendió al trono en octubre de 2016 tras la muerte de su padre, el rey Bhumibol, no ha heredado la popularidad de su progenitor, que reinó durante siete decenios y al que gran parte de los tailandeses reverenciaba como el padre de la nación y como una figura prácticamente semidivina.

De acuerdo con datos de TLHR, en los últimos 18 meses cerca de 200 personas, incluidos menores de edad, han sido acusadas de agravios hacia los herederos de la corona tailandesa.

También te puede interesar:

– Mujer británica presume por tener la zona genital más tatuada del mundo
– Policías encubiertos detienen a estafadora de alquileres Miami

– Expansión de Amazon en Oregón dispara las emisiones de carbono

En esta nota

protestas

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain