Fiscales retiran cargos contra jueza acusada de ayudar a inmigrante a escapar de ICE

Los fiscales federales acordaron desestimar el caso penal en contra de una jueza suspendida en Massachusetts por presuntamente haber ayudado a un inmigrante indocumentado a escapar de la detención de ICE, en un caso ocurrido durante la Administración Trump cuando los agentes migratorios eran criticados por operar en cortes

Agentes de ICE fueron criticados durante la Administración Trump por operar en tribunales.
Agentes de ICE fueron criticados durante la Administración Trump por operar en tribunales.
Foto: Cortesía / ICE

Los fiscales federales acordaron desestimar un caso penal contra la jueza de Newton, Shelley Joseph, luego de un acuerdo para remitir el caso a una comisión estatal de Massachusetts.

La jueza Joseph fue acusada de ayudar en 2019 a un inmigrante a escapar de la posible detención de agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), quienes lo esperaban en el tribunal, donde él había acudido a una audiencia por otro caso.

El Gobierno del expresidente Donald Trump acusó a la jueza Joseph de obstrucción de la justicia, en medio de críticas a esa administración por permitir a los agentes de ICE operar en tribunales, considerados “lugares sensibles”.

El inmigrante al que supuestamente ayudó la jueza es José Medina-Pérez, originario de República Dominicana, quien era acusado de violar la ley migratoria y enfrentar la deportación en dos ocasiones.

Medina-Pérez estaba ante la jueza Joseph por un caso relacionado con el tráfico de drogas, perseguido a nivel estatal.

El 25 de abril de 2019, la jueza Joseph, y el oficial de la corte de primera instancia, Wesley MacGregor, enfrentaron cargos de conspiración para obstruir la justiciaobstrucción de la justiciaobstrucción de un procedimiento federal y perjurio, según una acusación en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos en Boston.

“No podemos elegir las leyes federales que seguimos, o usar nuestras opiniones personales para justificar la violación de la ley”, dijo el fiscal Andrew Lelling en un comunicado en aquel momento.

En noviembre de 2019, la jueza rechazó declararse culpable por lo que debía enfrentar juicio ante las acusaciones.

Tras ser suspendida del cargo, la jueza Joseph peleó ante tribunales mantener su salario de $181,000 dólares anuales, algo que le fue concedido en agosto de 2019 por el Tribunal Superior de Massachusetts.

En julio del 2020, el equipo de defensa de la jueza propuso al juez federal de Distrito, Leo Sorokin, una oferta para desestimar la obstrucción de la justicia y los cargos de conspiración en su contra, pero eso fue rechazado.

ICE causaba temor

Reportes de defensores y de expertos en impartición de justicia demostraron que los inmigrantes, legales o indocumentados, tenían miedo de acudir a tribunales ante el incremento de operativos de ICE durante la Administración Trump.

Eso desató alertas sobre casos de violencia doméstica, incluso fiscales indicaron que no podían convencer a testigos de delitos, debido a su temor de acudir a una corte y ser detenido por agentes migratorios.

El estado de Nueva York incluso aprobó una ley y a partir de finales del 2020, los agentes de ICE no pueden ingresar a cortes estatales, aunque pueden operar en sus alrededores.

En abril del 2021, la Administración del presidente Joe Biden que los oficiales de ICE y otras agencias, como Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), no realicen operativos en o cerca de tribunales.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, ordenó a sus agencias a implementar nuevos lineamientos, para asegurar que cualquier inmigrante, sin importar su estatus, pueda acudir a juzgados, ya sea como víctimas o testigos de un delito.

“La guía provisional tiene como objetivo equilibrar la importancia de preservar el acceso a los tribunales en la administración justa de justicia”, indicó la decisión.