Sustancias causantes de cáncer afloran en productos tan comunes como el champú y detergentes

Productos comunes contienen compuestos orgánicos volátiles tóxicos, es decir, sustancias químicas que se escapan en forma de gases, se acumulan en el aire interior y causan diversos problemas de salud, incluido el cáncer

Sustancias causantes de cáncer afloran en productos tan comunes. / Foto: Getty Images

Un nuevo estudio del Instituto Silent Spring y la Universidad de California en Berkeley expone hasta qué punto las personas entran en contacto con ingredientes tóxicos de los productos,  Crédito: William Thomas Cain | Getty Images

Todos creemos que los productos de uso personal que compramos son seguros para nuestra salud y la de nuestras familias; sin embargo, una reciente investigación encontró que productos que parecen tan inofensivos como los de cuidado personal en realidad no lo son.

Un nuevo estudio del Instituto Silent Spring y la Universidad de California en Berkeley expone hasta qué punto las personas entran en contacto con ingredientes tóxicos de los productos, utilizados en casa y en el trabajo, que podrían perjudicar su salud.

Muchos productos comunes, como champús, lociones corporales, productos de limpieza, naftalina y decapantes, contienen compuestos orgánicos volátiles (COV) tóxicos, es decir, sustancias químicas que se escapan en forma de gases, se acumulan en el aire interior y causan diversos problemas de salud, incluido el cáncer.

El gran problema aquí es que como las empresas, en su mayoría, no están obligadas a revelar qué contienen sus productos ni en qué cantidad, es difícil saber a qué puede estar expuesta la gente y cuáles son sus posibles efectos sobre la salud.

“Este estudio es el primero que revela hasta qué punto se utilizan COV tóxicos en productos cotidianos de todo tipo que podrían provocar graves problemas de salud”, afirma la autora principal, Kristin Knox, científica del Instituto Silent Spring. “Hacer pública esta información podría incentivar a los fabricantes a reformular sus productos y utilizar ingredientes más seguros”.

Para el análisis, Knox y sus colegas recurrieron a una fuente de datos poco probable: La Junta de Recursos Atmosféricos de California (CARB). Desde hace más de 30 años, la CARB realiza un seguimiento de los COV en los productos de consumo con el fin de reducir el smog. En presencia de la luz solar, los COV reaccionan con otros contaminantes atmosféricos para formar ozono, el principal ingrediente del smog.

En el marco de su programa de regulación de productos de consumo, la CARB realiza encuestas periódicas a las empresas que venden productos en California, recopilando información sobre una amplia gama de artículos, desde lacas para el pelo hasta líquido limpiaparabrisas. Los datos incluyen información sobre la concentración de COV utilizados en diversos tipos de productos y la cantidad de cada tipo de producto que se vende en el estado. La CARB no comparte datos sobre productos concretos.

En un informe publicado en la revista Environmental Science & Technology, los investigadores analizaron los datos más recientes de la CARB, centrándose en 33 COV incluidos en la lista de la ley de derecho a saber de California, la Proposición 65, porque causan cáncer, defectos de nacimiento u otros daños reproductivos. La ley exige a las empresas que venden productos en California que adviertan a los usuarios si sus productos pueden exponerles a cantidades significativas de estas sustancias químicas nocivas.

El análisis del equipo descubrió que más de 100 tipos de productos contienen COV de la Proposición 65. De ellos, los investigadores identificaron 30, entre ellos una docena de diferentes tipos de productos de cuidado personal, que merecen un escrutinio especial, ya que con frecuencia contienen sustancias químicas nocivas y pueden plantear el mayor riesgo para la salud.

Artículos del hogar considerados peligrosos

Entre los productos utilizados en el cuerpo, el formaldehído fue el COV de la Proposición 65 más común, y se encontró en esmaltes de uñas, champú, maquillaje y otros tipos de artículos de cuidado personal.

En cuanto a los productos utilizados en el hogar, los limpiadores de uso general, los artículos de arte y los detergentes para la ropa contenían la mayor cantidad de COV de la Prop 65. Los adhesivos contenían más de una docena de COV de la Prop 65.

Los adhesivos contenían más de una docena de COV de la Proposición 65, lo que pone de manifiesto que los trabajadores pueden estar expuestos a muchas sustancias químicas tóxicas por el uso de un solo tipo de producto.

Seguir leyendo:

• Detectan “oleada” de actividad cerebral en personas justo antes de morir

• Marihuana puede aliviar efectos secundarios de la quimioterapia en pacientes con cáncer

• Nuevo gel revolucionario cura el 100 % de los ratones con cáncer cerebral agresivo, según estudio

En esta nota

Cáncer

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain