Dieta baja en grasas ofrece más años de vida que la baja en carbohidratos: estudio

Los resultados muestran que las personas que seguían una dieta baja en carbohidratos con alimentos poco saludables tenían más probabilidades de morir prematuramente

La dieta DASH es la mejor para la salud del corazón, según la American Heart Association

Crédito: Antonina Vlasova | Shutterstock

Existen muchos tipos de dietas en el mundo, pero dos son quizá las más populares: las bajas en grasas y las bajas en carbohidratos y un grupo de científicos se decidió estudiar cuál de ellas es mejor para las personas que quieren vivir más años.

Un nuevo estudio publicado en The Journal Of Internal Medicine revela que los adultos de mediana edad que evitan los alimentos ricos en grasas tienen más probabilidades de vivir más tiempo que los que optan por una dieta baja en carbohidratos.

La investigación destaca que a medida que las personas envejecen, necesitan menos energía de los alimentos, por lo que los autores del estudio afirman que es importante que las personas mayores obtengan los nutrientes adecuados en su dieta. Algunos estudios han analizado dietas bajas en hidratos de carbono o en grasas para ayudar a perder peso y mejorar la salud del corazón.

Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que el tipo de hidratos de carbono y grasas que se consumen puede ser más importante que comer menos. Por ejemplo, comer cereales integrales en lugar de refinados y elegir grasas insaturadas en lugar de saturadas puede ser mejor para la salud. Sin embargo, los científicos no saben tanto sobre cómo afectan estas dietas a la salud a largo plazo de las personas mayores.

En este estudio, los investigadores analizaron seis dietas diferentes para ver en qué medida las seguían las personas. Querían averiguar si estas dietas estaban relacionadas con el tiempo de vida de las personas y de qué morían. En el estudio participaron más de 500,000 personas mayores de Estados Unidos. También querían ver si la sustitución de carbohidratos y grasas saturadas de baja calidad por opciones mejores afectaría al riesgo de muerte de las personas.

Investigadores de EE.UU. y China analizaron a un gran grupo de personas de entre 50 y 71 años de todo el país, que respondieron a preguntas sobre sus hábitos alimentarios, su salud y su estilo de vida para ayudar al equipo a comprender sus dietas. No se incluyó a las personas con determinadas enfermedades u otros problemas de salud, por lo que el grupo final estaba formado por 371.159 personas.

Los autores del estudio utilizaron una encuesta especial para averiguar qué tipos de alimentos comían los participantes y con qué frecuencia. Observaron las cantidades de hidratos de carbono, grasas y proteínas que consumían y crearon puntuaciones para medir en qué medida seguían las distintas dietas. Estas puntuaciones ayudaron a los investigadores a comprender lo saludables o no que eran las dietas.

Para comprobar si estas dietas afectaban a la esperanza de vida de las personas y a las causas de su muerte, los investigadores comprobaron si los participantes habían fallecido y cuál había sido la causa de su muerte. Utilizaron un método estadístico llamado regresión de riesgos proporcionales de Cox para ver si existía una relación entre las dietas y las probabilidades de morir de las personas.

Las diferencias entre las dietas

Los resultados muestran que las personas que seguían una dieta baja en carbohidratos (LCD) con alimentos poco saludables tenían más probabilidades de morir prematuramente. En cambio, los que seguían una dieta baja en grasas con alimentos saludables tenían menos probabilidades de morir. Los participantes que fumaban o solían fumar tenían un riesgo aún mayor de morir si seguían una dieta baja en carbohidratos poco saludable.

En cuanto a las muertes relacionadas con el corazón, la LCD poco saludable también aumentaba el riesgo, mientras que una LFD saludable lo reducía. En cuanto a las muertes relacionadas con el cáncer, una LCD poco saludable aumentaba el riesgo de morir de todos los tipos de cáncer y de cáncer de pulmón, mientras que una DLF saludable reducía esos riesgos.

La sustitución de algunos nutrientes poco saludables, como los hidratos de carbono de baja calidad o las grasas saturadas, por opciones más sanas, como las proteínas vegetales o los hidratos de carbono de alta calidad, redujo el riesgo de morir por todas las causas, por problemas relacionados con el corazón y por cáncer.

Seguir leyendo:

• Un doctor explica por qué las semillas de chía son un gran ingrediente de tu dieta diaria

• Por qué tu cuerpo necesita minerales y cuáles son los más esenciales

• La dieta DASH es la mejor para la salud del corazón, según la American Heart Association

En esta nota

Dieta esperanza de vida

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain