Qué armas busca Rusia en Corea del Norte y qué le puede dar a cambio Putin a Kim

El editor de Rusia de la BBC Steve Rosenberg analiza los posibles acuerdos que podrían sellar Kim Jong-un y Vladimir Putin durante su encuentro en Vladivostok

Vladimir Putin y Kim Jong-un, fotografiados durante una reunión que sostuvieron en 2019.

Vladimir Putin y Kim Jong-un, fotografiados durante una reunión que sostuvieron en 2019. Crédito: Getty Images

Vladimir Putin y Kim Jong-un tienen mucho en común. Ninguno de los dos sale mucho. El líder del Kremlin no ha abandonado Rusia este año. En el caso de Kim, van cuatro años sin viajes.

Tanto Rusia como Corea del Norte han sido acusadas de convertirse en “estados rebeldes” (rogue states).

Ambos están bajo fuertes sanciones internacionales.

Ambos gobiernos critican la “hegemonía” de Estados Unidos.

A menudo, un enemigo común puede acercar a los líderes, y eso es lo que ocurre con Putin y Kim. El suyo es un matrimonio hecho, si no en el cielo, ciertamente en las realidades geopolíticas de 2023.

¿Un “bromance“? No exactamente. A diferencia del expresidente estadounidense Donald Trump, quien alguna vez declaró que él y Kim Jong-un “se enamoraron”, los líderes de Rusia y Corea del Norte son menos efusivos en sus muestras públicas de afecto.

Pero tanto Vladimir Putin como Kim Jong-un ven beneficios potenciales en una relación más estrecha.

Mucho para ganar

Entonces, ¿qué gana el Kremlin con esto? Para empezar, Corea del Norte tiene una enorme industria de defensa con capacidades de producción a gran escala.

Mientras la guerra de Rusia en Ucrania continúa, Pyongyang podría resultar una fuente invaluable de municiones para Moscú.

Misiles norcoreanos

BBC

Washington sospecha que el Kremlin ya ha tomado nota de esto. EE.UU. afirma que las conversaciones sobre armas entre Rusia y Corea del Norte han estado “avanzando activamente” y Rusia supuestamente busca suministros de municiones y proyectiles de artillería.

No hay confirmación por parte de los funcionarios rusos. Pero hay muchos indicios poco sutiles de que Rusia y Corea del Norte pretenden impulsar la cooperación militar.

En julio, Sergei Shoigu se convirtió en el primer ministro de Defensa ruso en visitar Corea del Norte desde la desintegración de la Unión Soviética, cuando asistió a los eventos que conmemoraron el 70º aniversario del armisticio coreano.

Kim Jong-un hizo de guía turístico mientras mostraba al Shoigu una exposición de armas.

El ministro de Defensa también ha insinuado que se están preparando ejercicios militares conjuntos.

“En mi opinión, si buscan armamento en Corea del Norte, uno de los países más pobres y menos desarrollados del mundo, un país aislado, esto es la mayor humillación de la propaganda de la ‘gran potencia’ rusa”, dijo el exministro de Relaciones Exteriores ruso Andréi Kozyrev.

Kozyrev me habló por videollamada desde EE.UU., donde reside actualmente.

“Una gran potencia no iría a Corea del Norte en busca de una alianza o suministros militares”, añadió.

Sanciones

Pero una potencia que intenta derrocar el orden mundial podría hacerlo. Con su invasión a gran escala de Ucrania, Vladimir Putin señaló su determinación de rehacer el orden global a gusto de Rusia.

La cooperación militar con Corea del Norte puede ser otra señal de ello. Un acuerdo de armas entre Moscú y Pyongyang representaría un gran cambio.

Reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

getty images
El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó sanciones contra Corea del Norte, con el apoyo de Rusia.

Hasta hace poco, Rusia había apoyado firmemente las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU contra Pyongyang por su programa de armas nucleares. Entre otras cosas, esas sanciones prohíben el comercio de armas con Corea del Norte.

“Moscú había firmado esas resoluciones del Consejo de Seguridad”, recordó a sus lectores la semana pasada el tabloide ruso Moskovsky Komsomolets. Pero añadió: “No importa. Una firma puede ser revocada“.

El periódico citó al presidente del Consejo de Política Exterior y de Defensa de Rusia, Fyodor Lukyanov, diciendo: “Desde hace mucho tiempo se plantea la pregunta: ¿por qué nosotros [Rusia] acatamos estas sanciones? Todo el sistema de relaciones internacionales se encuentra en un estado de caos total”.

“Por supuesto, las sanciones de la ONU son legítimas. Es difícil negarlo. Votamos a favor de ellas. Pero la situación ha cambiado. ¿Por qué no revocar nuestro voto?“.

Eso sería música para los oídos de Kim Jong-un.

¿Juntos para siempre?

¿Qué puede esperar Corea del Norte de Rusia? Es casi seguro que ayuda humanitaria que sirva para aliviar la escasez de alimentos en suelo norcoreano.

También se especula que Pyongyang ha estado buscando tecnología rusa avanzada para satélites y uso militar, incluidos submarinos de propulsión nuclear.

Más de un año y medio después de una guerra en la que le ha ido muy mal a Rusia, es posible que Moscú necesite reponer sus reservas de municiones.

Es muy posible que vea un acuerdo con Pyongyang como una manera de ayudar a lograrlo. Pero eso no significa que, sin la ayuda de Corea del Norte, la maquinaria de guerra de Rusia esté a punto de detenerse.

Putin no está desesperado“, considera el exministro Andréi Kozyrev:

“Él puede sostener esto durante mucho tiempo y puede adaptarse. Aprende todos los días cómo eludir las sanciones, cómo cooperar con China, Corea del Norte y algunos regímenes en África. Esa no es una alternativa para el futuro. Pero es una alternativa para el momento actual. Y tal vez para los años venideros”.

Línea gris

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

En esta nota

Conflicto Rusia Ucrania Corea del Norte Rusia

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain