Medicamentos en tendencia para bajar de peso pueden causar graves riesgos para el estómago

La semaglutida presente en los medicamentos para perder peso actúa imitando la hormona GLP-1 liberada en el tracto gastrointestinal como respuesta a la ingesta de alimentos. Una de sus funciones principales es estimular la producción de insulina, lo que conduce a una reducción de los niveles de glucosa en sangre

Medicamentos en tendencia para bajar de peso pueden causar graves riesgos para el estómago

Estos medicamentos solo se encuentran disponibles mediante prescripción médica y no existen versiones genéricas aprobadas. Crédito: myskin | Shutterstock

Un reciente estudio publicado en JAMA genera inquietudes acerca de los medicamentos ampliamente utilizados para tratar la pérdida de peso y la diabetes, incluyendo a Novo Nordisk A/S, y sus productos Wegovy (semaglutida), Ozempic (semaglutida) y Saxenda (liraglutida).

Este estudio ha arrojado luz sobre posibles riesgos asociados con estos medicamentos, que pertenecen a la clase de los agonistas del receptor del péptido 1 similar al glucagón (GLP-1). Estos riesgos afectan incluso a pacientes no diabéticos.

Las afecciones en cuestión, identificadas en el estudio, comprenden la parálisis estomacal, la obstrucción intestinal y la pancreatitis. La parálisis estomacal, caracterizada por síntomas como vómitos persistentes, no está actualmente señalada en las etiquetas de los medicamentos como una posible consecuencia.

El enfoque principal de esta investigación recayó en la semaglutida, principio activo presente en Wegovy y Ozempic, y lo comparó con otro tratamiento para la pérdida de peso conocido como bupropión-naltrexona.

Los hallazgos basados en registros de reclamaciones médicas de aproximadamente 16 millones de pacientes estadounidenses, indicaron que los GLP-1 están vinculados a un riesgo significativamente mayor de pancreatitis, obstrucción intestinal y parálisis estomacal en comparación con el bupropión-naltrexona.

La semaglutida actúa imitando la hormona GLP-1 liberada en el tracto gastrointestinal como respuesta a la ingesta de alimentos. Una de sus funciones principales es estimular la producción de insulina, lo que conduce a una reducción de los niveles de glucosa en sangre. Además, niveles elevados de GLP-1 interactúan con regiones del cerebro que regulan el apetito y transmiten una sensación de saciedad.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) afirma que es imperativo que los pacientes ejerzan la debida precaución al adquirir estos medicamentos. Algunos productos comercializados como “semaglutida” pueden carecer del ingrediente activo presente en las versiones aprobadas por la FDA y podrían ser formulaciones de sales, como la semaglutida sódica y el acetato de semaglutida. No se ha demostrado que estos productos sean seguros ni eficaces.

En la actualidad, la FDA ha aprobado tres productos que contienen semaglutida:

1. Ozempic e Rybelsus:

Estos medicamentos se encuentran aprobados para reducir los niveles de azúcar en sangre en adultos con diabetes mellitus tipo 2, en combinación con cambios en la dieta y el ejercicio. Ozempic también ha sido aprobado para reducir el riesgo de eventos cardiovasculares en pacientes con enfermedad cardíaca conocida y diabetes tipo 2.

2. Wegovy:

Esta inyección ha sido autorizada para ayudar a adultos y adolescentes de 12 años o más que presenten obesidad o sobrepeso, junto con problemas médicos relacionados con el peso, a perder y mantener el peso adecuado, en conjunción con dieta y actividad física.

Estos medicamentos solo se encuentran disponibles mediante prescripción médica y no existen versiones genéricas aprobadas. Además, se debe tener en cuenta que, a partir de mayo de 2023, tanto Ozempic como Wegovy están en la lista de medicamentos con escasez, según la FDA.

Para garantizar la seguridad y eficacia, los pacientes deben obtener medicamentos que contengan semaglutida únicamente a través de un proveedor de atención médica autorizado y de farmacias que estén registradas ante la FDA y reguladas por el estado.

Comprar medicamentos en línea de fuentes no autorizadas o no reguladas podría exponer a los pacientes a productos potencialmente inseguros que no han sido sometidos a una evaluación o aprobación adecuada, o que no cumplen con los estándares de calidad necesarios.

Si decide utilizar una farmacia en línea, es recomendable recurrir a los recursos y herramientas proporcionados por la campaña BeSafeRx de la FDA. Estas herramientas pueden ayudarlo a tomar decisiones más informadas y seguras al comprar medicamentos recetados en línea, salvaguardando así su salud y bienestar.

Sigue leyendo:

En esta nota

Bajar de Peso Diabetes

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain