Líder del Senado, Chuck Schumer, condiciona negociar sobre inmigración con republicanos tras ley calificada de extremista

El líder de la mayoría en el Senado, el demócrata Chuck Schumer, dijo que está abierto a negociar con los republicanos una reforma migratoria, pero no el proyecto de ley que ha sido calificado de extremista

Los republicanos presionan por mayor seguridad en la frontera y restricciones para inmigrantes.

Los republicanos presionan por mayor seguridad en la frontera y restricciones para inmigrantes. Crédito: SUZANNE CORDEIRO | AFP / Getty Images

Los republicanos impulsaron desde la Cámara de Representantes la H.R.2 que contempla severas restricciones migratorias, la cual fue retomada por sus colegas en el Senado, pero el líder de la mayoría, el demócrata Chuck Schumer (Nueva York) dijo estar dispuesto a negociar sobre inmigración, siempre y cuando sea un “punto intermedio”.

Schumer criticó a los republicanos por la H.R.2, la cual pretende reducir beneficios para peticionarios de asilo, así como quienes obtienen un perdón a la deportación o ‘parole’, como condicionante para aprobar el presupuesto complementario solicitado por el presidente Joe Biden para ayudar a Ucrania e Israel.

“Siempre he sido claro en que estoy dispuesto a mantener negociaciones bipartidistas, abiertas y de buena fe. Fui uno de los autores del proyecto de ley integral de inmigración del Senado de 2013. Fue liderado por John McCain y por mí”, dijo Schumer. “Sé por experiencia propia que este tema no es fácil, pero aun así estoy dispuesto a tener conversaciones sobre la frontera nuevamente, si los republicanos están dispuestos a llegar a un punto intermedio”.

Schumer alertó que en los próximos días, el Congreso enfrentará un intenso debate, a fin de evitar un cierre de gobierno programado para el 17 de noviembre, si no se autorizan más recursos.

El lunes, los republicanos del Senado revelaron un plan que proyecta límites drásticos al asilo, como una condición para asignar los $106,000 millones de dólares solicitados por Biden.

El plan es respaldado por los republicanos Lindsey Graham (Carolina del Sur), Tom Cotton (Texas) y James Lankford (Oklahoma), pero con respaldo de varios miembros de su partido en el Senado, incluida una postura a favor de modificar la política migratoria del líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell (Kentuky).

“Hemos necesitado actualizaciones significativas en la ley de seguridad fronteriza durante años”, dijo Lankford en un comunicado sobre el plan. “Pero el presidente Biden ha permitido que los cárteles exploten las lagunas de nuestras leyes de asilo como ningún otro presidente en la historia. Debemos cerrar esas lagunas y asegurar nuestra frontera”.

Llama la atención que parte de los recursos solicitados por Biden incluyen más de $13,000 millones de dólares para aumentar la vigilancia en la frontera, pero no resulta suficiente para los republicanos.

En qué consiste el proyecto

Los republicanos del Senado pretenden cambios más restrictivos a la ley de asilo de Estados Unidos, incluido obligar a inmigrantes a solicitar dicha protección en un tercer país.

Además, las entrevistas conocidas como “miedo creíble”, para evaluar a peticionarios de asilo, serían mucho más duras.

Existe la intención de retorma la política de “Permanecer en México” que impuso Donald Trump en 2018, pero tras amenazar a México de sanciones económicas a diversos productos. Este programa debería ser autorizado por México, al ser política exterior.

También se quiere una política similar al Título 42, la cual fue implementada por Trump en 2020 por la pandemia de COVID-19. Esto permitiría la expulsión expedita de las personas.

La Administración Biden, dice el plan, debería terminar o modificar drásticamente los programas que protegen a inmigrantes bajo ‘parole’.

Incluso los republicanos quieren que el Gobierno federal pueda detener indefinidamente a familias con niños. Si el Congreso aprueba esa regla, los opositores no tendrían muchas opciones ante tribunales.

El rechazo a ley extrema

​Demócratas, como el senador Alex Padilla (California), rechazaron la propuesta y criticaron que se utilice el asunto migratorio como una palanca para aprobar recursos para aliados de EE.UU.

“Esta draconiana propuesta del Partido Republicano contiene fondos cruciales para Ucrania como rehén, a cambio de crueles cambios en las políticas fronterizas y de asilo”, dijo Padilla. “La propuesta destriparía nuestro sistema de asilo, poniendo en peligro a familias y niños que huyen de la violencia y la persecución; requeriría enjaular a los niños, y obligaría a construir un muro fronterizo ineficaz y dañino”.

Padilla expresó una posición similar a la de Schumer, de negociar teniendo en cuenta “esfuerzos serios”.

Organizaciones en defensa de inmigrantes, como America’s Voice, también han criticado el proyecto, calificado como “cruel” por Vanessa Cárdenas, directora ejecutiva de ese grupo.

“A cambio de financiar al gobierno, evitar un cierre y apoyar a nuestros aliados en Ucrania, los republicanos exigen que nuestro país promulgue una serie de cambios políticos permanentes que agravarían el caos y la crueldad en la frontera”, expresó. “La ‘propuesta’ de una página de ayer [lunes] es una versión recalentada de la extrema, cruel e inviable legislación H.R.2 de los republicanos de la Cámara de Representantes”.

Sigue leyendo:
 Solo 46% de los migrantes que han cruzado la frontera sur de EE.UU han podido solicitar asilo
 Corte de apelaciones mantiene el bloqueo a la política de liberación de inmigrantes de Biden
 El gobierno de Biden limitará el asilo con nueva regla migratoria después del fin del Título 42

En esta nota

alex padilla Chuck Schumer Lindsey Graham Reforma Migratoria

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain