Murió Henry Kissinger, el poderoso e influyente exsecretario de Estado bajo los presidentes Nixon y Ford

Henry Kissinger murió a los 100 años, fue el secretario de Estado más poderoso de la posguerra, a la vez celebrado y odiado

El exsecretario de Estado Henry Kissinger murió a los 100 años de edad.

El exsecretario de Estado Henry Kissinger murió a los 100 años de edad. Crédito: Johannes Simon | Getty Images

El exsecretario de Estado Henry Kissinger, un diplomático que dominó la política exterior cuando Estados Unidos se separó de Vietnam y derribó barreras con China, murió el miércoles, dijo su firma consultora en un comunicado. Tenía 100 años.

Con su presencia brusca pero imponente y su manipulación del poder entre bastidores, Kissinger ejerció una influencia poco común en los asuntos mundiales bajo los presidentes Richard Nixon y Gerald Ford, lo que le valió tanto la difamación como el Premio Nobel de la Paz.

Décadas más tarde, su nombre todavía provoca un apasionado debate sobre hitos y sucesos críticos de la política exterior de Estados Unidos en el pasado.

En 1969, el presidente Richard M. Nixon lo nombró Asesor de Seguridad Nacional y posteriormente sirvió como Secretario de Estado durante los mandatos de los presidentes Nixon y Gerald R. Ford.

La imagen muestra al expresidente estadounidense Richard Nixon y su secretario de Estado en funciones, Henry Kissinger.
La imagen muestra al expresidente estadounidense Richard Nixon y su secretario de Estado en funciones, Henry Kissinger.
Crédito: Hulton Archive y Keystone | Getty Images

Kissinger fue sinónimo de la política exterior estadounidense en los años 1970.

Recibió el Premio Nobel de la Paz por ayudar a poner fin a la participación militar estadounidense en la guerra de Vietnam y se le atribuye la diplomacia secreta que ayudó al presidente Richard Nixon a abrir la China comunista a Estados Unidos y Occidente, resaltada por la visita de Nixon al país en 1972.

Pero también fue vilipendiado por muchos por el bombardeo de Camboya durante la guerra de Vietnam que condujo al surgimiento del régimen genocida de los Jemeres Rojos y por su apoyo a un golpe de estado contra el gobierno democrático de Salvador Allende en Chile.

Las negociaciones secretas de Kissinger con lo que entonces todavía se llamaba la China Roja llevaron al logro de política exterior más famoso de Nixon.

Concebido como un paso decisivo de la Guerra Fría para aislar a la Unión Soviética, abrió el camino para la relación más compleja del mundo, entre Estados Unidos y China, dos países que a la muerte de Kissinger eran la más grande economía y la segunda más grande del mundo, completamente entrelazadas y, sin embargo, constantemente en desacuerdo a medida que se avecinaba una nueva Guerra Fría.

Kissinger fue el único estadounidense que trató con todos los líderes chinos, desde Mao hasta Xi Jinping.
Kissinger fue el único estadounidense que trató con todos los líderes chinos, desde Mao hasta Xi Jinping.
Crédito: Thomas Peter – Pool | Getty Images

Una figura poderosa, elogiada y criticada

Kissinger, un judío que huyó de la Alemania nazi con su familia en su adolescencia, en sus últimos años cultivó la reputación de un estadista respetado, pronunciando discursos, ofreciendo consejos tanto a republicanos como a demócratas y gestionando un negocio de consultoría global.

Apareció en la Casa Blanca del presidente Donald Trump en múltiples ocasiones.

Pero los documentos y cintas de la era Nixon, a medida que fueron apareciendo a lo largo de los años, trajeron revelaciones, muchas de ellas en palabras del propio Kissinger, que a veces lo arrojan bajo una luz dura.

Nunca sin sus detractores, Kissinger, después de dejar el gobierno, fue perseguido por críticos que argumentaban que debería ser llamado a rendir cuentas por sus políticas en el Sudeste Asiático y su apoyo a regímenes represivos en América Latina, que causaron miles de muertes.

Cuando se le preguntó durante una entrevista de la CBS en vísperas de su centenario sobre aquellos que ven su conducta en política exterior a lo largo de los años como una especie de “criminalidad”, Kissinger fue más que desdeñoso.

“Eso es un reflejo de su ignorancia”, dijo Kissinger. “No fue concebido de esa manera. No se llevó a cabo de esa manera”.

Su firma consultora dijo que Kissinger murió en su casa en Connecticut y que será enterrado en un servicio familiar privado. Más adelante habrá un servicio conmemorativo en la ciudad de Nueva York. En lugar de flores, su familia sugiere considerar donaciones y señaló algunas de las instituciones que sugieren para ello.

Sigue leyendo:

Henry Kissinger cumple 100 años: el Nobel de la Paz que apoyó la “guerra sucia” que dejó miles de muertos en América Latina
Estados Unidos reconoce con timidez “su rol” en el golpe militar en Chile, el cual cumple 50 aniversario
La sorpresiva reunión en Pekín del presidente Xi Jinping con Henry Kissinger, el exsecretario de Estado de EE.UU. de 100 años

En esta nota

Guerra Fría

Suscribite al boletín de Política

Recibe gratis las noticias de política e inmigración diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain