Niña de 13 años conduce vehículo en carretera durante emergencia médica de su madre gracias a la ayuda de un operador

Abbey Foss llamó al 911 después de que su madre se desvaneció, por lo que la operadora del 911 tuvo que guiarla paso a paso para detener el auto y evitar un trágico accidente

Niña de 13 años conduce vehículo en carretera durante emergencia médica de su madre gracias a la ayuda de un operador

Autoridades y familiares elogiaron la actitud de la menor ante la emergencia. Crédito: Brandon Bell | Getty Images

¿Imaginas ir por el autopista y encontrarte con una niña al volante? Eso pasó en Minnesota cuando Abbey Foss llamó al 911 después de que su madre dejó de responder mientras conducía por la autopista 200.

Si bien la niña aún no tiene edad suficiente para conducir, tuvo que aprender rápido cuando su madre sufrió un problema médico al volante, convirtiéndose en una verdadera heroína.

Según su testimonio, viajaba con su madre, Barb Foss, camino a casa después de un partido de voleibol cuando Foss comenzó a confundirse, perdiendo la dirección del auto.

“Ella estaba como dirigiéndose hacia la zanja, así que entonces pensé: ‘Oh, probablemente tengo que conducir ahora’”, dijo Abby.

Luego, Abby llamó al 911 y Sydney Weniger la respondió.

El peligro continuó aumentando a medida que el automóvil comenzó a acelerar a velocidad de autopista mientras conducía en la oscuridad.

Weniger entrenó a Abby para que encendiera las luces intermitentes y pusiera el auto en neutral para que pudieran reducir la velocidad.

La despachadora del condado de Hubbard, Minnesotadijo que era una de las llamadas al 911 más raras que había atendido.

Después de que Abby ayudó a que el auto se detuviera de manera segura, los médicos llegaron y descubrieron que el nivel de azúcar en la sangre de Foss había bajado al nivel peligrosamente a menos de 41.

Ahora la niña de 13 años está siendo aclamada como una heroína después de quitarle el volante a su madre y lograr ponerse a salvo.

Con los socorristas en camino, Weniger le dijo a Foss qué hacer.

“Ella pudo decirme dónde estaban, qué tan rápido iban, qué estaba pasando con su madre en ese momento y aun así conducir el vehículo”, dijo Weniger. “Entonces, fue increíble”.

De acuerdo al recuento en ABC News, la heroica adolescente compartió cómo se sintió en esos momentos: “Parecía que mi mente iba a un millón de millas por hora”, dijo.

En tanto, la mujer dijo que a pesar de no ser diabética, los médicos dijeron que su nivel de azúcar en sangre era extremadamente bajo, lo que provocó el incidente al volante.

“Podría haber chocado contra un árbol o contra otro automóvil”, dijo.

Ahora mejor, y observando de cerca sus niveles, los dos pueden reflexionar y agradecer.

“También es un ejemplo maravilloso. Me refiero a Abbey, la valentía de Abbey. Y luego, no sé si conseguimos al despachador correcto, si todos los despachadores son tan increíbles, solo toda la comunidad y todos se unieron y fueron maravillosos, ” dijo Bárbara.

Foss y su madre pudieron reunirse con Weniger después del incidente.

Este suceso ocurre a una semana de que otro niño se vistió de héroe, en Orange California, donde Rosa García estaba en su casa cuidando a su nieto James, de 6 años, cuando comenzó a experimentar una emergencia médica. Incapaz de comunicarse, ella dependía completamente de la ayuda de su nieto.

James García marcó el 911 y permaneció tranquilo en la línea con el despachador de Bomberos del Condado Orange hasta que los bomberos y paramédicos llegaron al lugar.

James se mantuvo en la línea con el despachador, hasta el momento en que recibe instrucciones de abrir la puerta principal para los socorristas, acción que permitió salvar a su abuelita.

Sigue leyendo:

En esta nota

Minnesota

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain