Víctima del incendio en Los Ángeles: “Desperté a mi familia y salimos corriendo”

El siniestro que inició en la madrugada del martes mandó a dos personas al hospital, obligó a las familias a salir corriendo y algunos perdieron a sus mascotas; 7 casas fueron afectadas y 17 personas quedaron sin hogar

Incendio en el sur de LA. Todo quedó en cenizas.

Incendio en el sur de LA. Todo quedó en cenizas. Crédito: Isaac Ceja | Impremedia

Un edificio en construcción se prendió fuego, creando un incendio masivo que envió a dos personas al hospital y afectó a otras seis viviendas en la avenida East Vernon a las tres y media de la mañana del martes.

Elestre Manzanares, quien vive al otro lado de la calle donde se produjo el siniestro, despertó con el ruido de los carros que se estaban quemando; mientras las llamas del edificio llegaban hasta encima de los postes telefónicos.

“Desperté a mi familia y salimos corriendo”, dijo Manzanares. “Agarre un perrito que tengo y a correr. Ni tiempo de sacar otras cosas”. 

Agregó que además de perder artículos personales y otras pertenencias en el incendio, algunos de los vecinos afectados perdieron hasta sus mascotas.

Manzanares subrayó que afortunadamente su casa no había sido afectada gracias a la rápida respuesta de los bomberos.

María Isabel Pérez y Carlos Hernández posan a unos pasos donde el incendio afecto sus viviendas.
Crédito: Isaac Ceja | Impremedia

Personal del Departamento de Bomberos de la ciudad de Los Ángeles (LAFD), dijo que llegaron a la escena del incendio en dos minutos, luego de que varias personas reportaron la emergencia al 9-1-1.

Los primeros bomberos que llegaron al lugar dijeron que encontraron un fuego de palo de una cuadra de largo e inmediatamente se convirtió en un incendio estructural de emergencia mayor.

Un fuego de palo se refiere a la madera expuesta en un sitio de construcción que permite que el aire circule y rápidamente crea un fuego intenso que consume todo a su paso.

Más de 140 bomberos, bajo el mando del subjefe Douglas Lewis, lucharon durante una hora y 18 minutos antes de lograr controlar el incendio.

Un total de siete casas resultaron dañadas por el incendio y cinco de ellas sufrieron pérdidas totales. 

17 residentes no pudieron regresar a sus hogares y tanto la Cruz Roja como el Departamento de Manejo de Emergencias de la ciudad de Los Ángeles brindaron asistencia inmediata.

Un gran número de vehículos también resultaron afectados.
Crédito: Isaac Ceja | Impremedia

La mayoría de los residentes rápidamente reunieron todas las pertenencias que no fueron afectadas por el incendio, ya que la entrada a las casas se cerraría poco después.

Se estableció un centro de evacuación en el Centro Recreativo Ross Snyder, donde residentes afectados por el incendio hablaron con la Cruz Roja para recibir asistencia de alimentos, ropa y vivienda.

María Isabel Pérez y Carlos Hernández, el primo de su esposo, fueron al Centro Recreativo Ross Snyder para pedir asistencia ya que perdieron todas sus pertenencias, incluyendo sus vehículos.

Pérez explicó que en cuanto se dio cuenta del incendio, todas las salidas de su casa estaban en llamas y pensó que tal vez se iba morir.

Por suerte, cuando llegaron los bomberos Pérez les señaló para que le ayudarán y los bomberos echaron agua para que ella pudiera salir sin peligro.

Varias viviendas de las siete afectadas quedaron inhabitables.
Crédito: Isaac Ceja | Impremedia

“Quise salir, pero cuando quise abrir la puerta vi que las llamas estaban muy cerca. Agarré a mi perrita y salí de ahí. Como a los diez minutos ya se había consumido todo. Fue una cosa increíble”, explicó Pérez.

Carlos Hernández como muchos vecinos se despertó por el ruido que relacionaron como explosiones de bombas. 

Al principio pensó que era solo una lluvia muy fuerte pero después vio otra cosa.

“Cuando abrí la cortina vi que estaba en llamas al otro lado y estaban cayendo bolas de fuego del edificio”, dijo Hernández.

Después de que Hernández se salió de su casa, el incendio era tan grande que le ardía la piel.

Hernández agregó que tenían 12 años de vivir en esa casa y estaba preocupado porque ahora tiene que buscar un lugar donde vivir y no es fácil.

El concejal Curren D. Price Jr. visitó al Centro Recreativo Ross Snyder para ver cómo estaba la gente y los daños dejados por el incendio.

“Mi oficina está dedicada a ayudar a las familias a superar este momento difícil y estamos preparados para ofrecer ayuda esencial, mientras trabajan para reconstruir sus vidas”, dijo el concejal Price en un mensaje de la red social X.

“Este momento es realmente desgarrador y todos estamos devastados, pero el espíritu y la resiliencia del distrito 9 brillarán al final”. 

La Sección de Incendios Incendiarios y Contraterrorismo (ACTS) del LAFD respondió según el protocolo y está llevando a cabo una investigación en curso, pero hasta el momento no hay detalles oficiales sobre quién o quiénes fueron responsables por el incendio.

Después de que se fuera el personal del LAFD, trabajadores llegaron para reparar daños a las líneas eléctricas y los postes telefónicos. 

Para ayudar a las víctimas

Visite la página de GoFundMe y escriba: Support Omar Herández after devastating fire, o también: Help the Diaz Family recover from the fire.

En esta nota

Incendio Latinos Los Angeles

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain