Se siguen incrementando los delitos de odio en Los Ángeles, según reporte anual

Las cifras de este tipo de crimen afectó en 2022 a todas las comunidades, principalmente los afroamericanos; pero desde octubre, los judíos, palestinos, árabes y musulmanes son el blanco de ataques más frecuentes

La comunidad palestina en Los Ángeles es una de las más grandes a nivel nacional.

La comunidad palestina en Los Ángeles es una de las más grandes a nivel nacional. Crédito: Isaac Ceja | Impremedia

Por octavo año consecutivo, los crímenes de odio en el condado de Los Ángeles se incrementaron y para saber la magnitud real de la problemática, autoridades alientan a todas las comunidades que reporten cualquier incidente, sea de índole criminal o no.

En 2022 se reportaron 920 delitos de odio, un 18% más que los 790 registrados un año antes. Es la cifra más alta jamás reportada en la historia desde 1980, cuando a Comisión de Relaciones Humanas del condado de Los Ángeles comenzó a efectuar sus reportes anuales.

Desde 2013, el promedio de crímenes de odio anuales ha sido del 142%, indica el reporte.

“Es importante reportar, arrestar y castigar”, dijo a La Opinión, George Gascón, fiscal de distrito del condado de Los Ángeles. “Últimamente hemos visto un incremento [en los delitos de odio] por la guerra de Israel y Palestina, pero de la comunidad inmigrante no tenemos los datos porque no reportan los incidentes, porque siempre están pensando en que si lo hacen serán deportados. Y eso no es cierto”.

El alguacil del condado, Robert Luna, dio a conocer que los crímenes de odio aumentaron un 29% en el año 2022; los de odio por orientación sexual han aumentado un 24%. Y los crímenes de odio antisemitas han aumentado un 40%: 132 casos contra 94 del año pasado.

Autoridades de LA dieron a conocer el reporte anual sobre delitos de odio en el condado.
Crédito: Jorge Luis Macías | Impremedia

Estadísticas preocupantes

Sin embargo, a partir del 7 de octubre cuando fueron perpetrados los ataques terroristas del grupo Hamas contra Israel, el nivel de delitos antisemitas aumento 267% hacia finales de noviembre de este año.

En cambio, en ese mismo periodo, los delitos de odio contra Palestinos, árabes y musulmanes en el condado de Los Ángeles escaló al 633%.

“Hablamos de estadísticas, pero estos no son simplemente números. Cada uno de esos números tiene un adjunto a una víctima, alguien que es víctima de un crimen de odio o un incidente de odio. Tiene familias unidas a él o ella”, dijo Luna. “Cuando esas cosas les suceden a los miembros de nuestra comunidad, hay una profunda sensación de inseguridad comunitaria”.

Curiosamente, el alguacil Robert Luna, la supervisora Hilda Solís y el subjefe del LAPD, Blake Chaw, abandonaron el evento y no permitieron preguntas de la prensa.

Después de destacar su preocupación por el numero “extremadamente elevado” de delitos de odio en 2022, el presidente de la Comisión de Relaciones Humanas del condado, Ilan Davidson, y su intranquilidad por los crímenes de odio dirigidos contras las comunidades afroamericanas judía.

“Los números son impactantes”, dijo Davidson a La Opinión. “Pero. Al mismo tiempo voy a decir que no es tan sorprendente”.

Rememoró que, en los primeros años de cada reporte, a menudo se reunía con los supervisores del condado y les respondía solamente “Lo siento mucho. Así es”.

Posteriormente se dio cuenta de que era necesario hacer algo más y a través de LA versus Hate (Los Angeles contra el odio) ha habido reportajes sobre los crímenes de odio, y más personas se sienten cómodas reportando incidentes de este tipo.

Robin Toma, del condado, muestra los cárteles que realizan para combatir los delitos de odio.
Crédito: Jorge Luis Macías | Impremedia

“Esa es una de las razones principales por las que nuestros números han aumentado en los últimos años; estamos obteniendo más y mejores informes de personas que normalmente no denunciarían por miedo a la ley, a la aplicación de la ley, o su miedo a las represalias”, dijo el funcionario.

Davidson precisó que el público, ahora ha encontrado una zona de comodidad en el 211 y LA vs. Hate, donde saben que pueden estar seguros y que pueden informar los incidentes que están experimentando, recibir servicios y ayuda, en sus momentos difíciles como víctimas para poder procesar lo que están pasando.

Afroamericanos son la mayoría de las víctimas

Algunos de los otros hallazgos del informe incluyen datos que muestran que los afroamericanos son los objetivos más frecuentes de los crímenes de odio reportados en el condado de Los Ángeles, aun cuando solo representan el 9% de la población.

Los afroamericanos contabilizaron con el 53% de todas las víctimas de odio racial.

En 2022 los latinos fueron el segundo grupo étnico más atacado, con un aumento del 3% de los casos. El año pasado fue el séptimo año de forma consecutiva que los latinos experimentaron el más alto grado de violencia: 93%, entre cualquier grupo étnico o racial.

El daño causado por Donald Trump

Los crímenes de odio contra los asiáticos alcanzaron el segundo total más alto de la historia, sobre todo después que el expresidente Donald Trump se refiriera a la pandemia de Covid-19 como el “virus chino”.

La comunidad transgénero experimentó 44 crímenes de odio, el número más alto que se haya registrado desde 1980, y el 99% de los incidentes contra ellas/ellos fueron violentos, una tasa mucho mayor que delitos raciales, religiosos o de orientación sexual.

“Tenemos que entender que existe una comunidad muy bien organizada y financiada que está perpetrando este odio contra nuestras comunidades”, declaró Bamby Salcedo, presidenta de la Coalición Translatina. “Es un esfuerzo bien organizado y financiado el que se está llevando a cabo”.

A la supervisora Solís y a las autoridades del orden, les dijo que, para combatir el odio necesitan recursos para defenderse, hacer el trabajo “y erradicar a quienes odian a la gente”.

Añadió que no solamente el sector público, sino también el sector privado está financiando a los grupos de odio.

“Algunas de esas personas están siendo nombradas en cargos de gobierno, y desde allí están perpetrando los ataques a la comunidad”, expresó.

Por su parte, Robin Toma, director ejecutivo de la Comisión de Relaciones Humanas del condado, consideró que la información dada a conocer sobre el estado del odio, “es muy valiosa si actuamos”.

 “Son tantas las estadísticas negativas, y no sirven de nada si no provocan actuar y contrarrestar este aumento del odio”, declaró a La Opinión

Toma describió que, en la actualidad, se viven momentos de enfrentamientos y tensión en las calles.

“No debemos perder de vista que nos estamos enfrentando al movimiento de un sector [de la sociedad estadounidense] que se siente libre de hablar con racismo, xenofobia, homofobia, transfobia, y pretender que hablan por la mayoría del pueblo estadounidense. Y no lo es”.

“Este elevador no es para ti”

La supervisora Hilda Solís recordó lo inquietante que le resultó saber que las víctimas latinas de incidentes de odio también reciben insultos hirientes, racistas y antimexicanos, como los emitidos en el ayuntamiento de Los Ángeles.

“No es ningún secreto que muchos de nosotros hemos enfrentado esto a lo largo de nuestras carreras y nuestras vidas. Yo sé cómo se siente”, dijo.

De hecho, narró que hace muchas décadas fue testigo de la agresión a sus padres porque no sabían hablar inglés.

“Nunca olvidaré a una mujer en una tienda diciéndole a mi madre ¿cuánto tiempo lleva aquí? ¿Cómo es que no puedes aprender inglés? ¿Qué sucede contigo?”, relató. “ Yo tenía, creo, unos siete años, Nunca lo olvidé”.

Solís afirmó que los palos y las piedras pueden romper a una persona, pero las palabras hacen más daño.

“Duelen. Las palabras pueden ser muy odiosas y lamentablemente tenemos que aprender a lidiar con eso”, manifestó. “El dolor, la vergüenza y la experiencia traumática que muchos de nosotros, y que, incluso hemos tenido que afrontar a lo largo de nuestras vidas”.

Esas palabras las escuchó justamente, en un elevador de Sacramento, e incluso en el Congreso, cuando fue secretaria del Tesoro.

“Este ascensor no es para ti”, fueron las palabras humillantes que tuvo que escuchar alguna vez en su vida, expresó la supervisora.

Esta publicación cuenta con el apoyo de fondos proporcionados por el estado de California, administrados por la Biblioteca del estado en asociación con el Departamento de Servicios Sociales de California y la Comisión de Asuntos Americanos de Asia y las Islas del Pacífico de California como parte del programa Stop Hate. Para denunciar un incidente de odio o un crimen de odio y obtener apoyo, visite https://www.cavshate.org/.

En esta nota

delitos de odio Los Angeles

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain