Acusan a guardia por tener relaciones sexuales con un cadáver en la morgue de un hospital en Phoenix

Randall Bird, un guardia de seguridad en un hospital de Phoenix, fue descubierto por dos compañeros cometiendo actos de necrofilia

Randall Bird

Bird fue el encargado de llevar el cadáver a la morgue. Crédito: Maricopa County Sheriff’s Office | Cortesía

Un hecho conmocionó a los habitantes de Phoenix, Arizona, pues un guardia de seguridad fue detenido y despedido de su cargo tras ser acusado de abusar sexualmente de un cadáver dentro de la morgue del hospital Banner University Medical Center.

La policía de Phoenix fue llamada al lugar para investigar el incidente ocurrido en relación con un guardia de seguridad de 46 años, que posteriormente fue identificado como Randall Bird.

En una declaración a Law & Crime, la policía dijo que recibieron la llamada inicial sobre el incidente el 24 de octubre. Los oficiales llegaron al Banner University Medical Center Phoenix cerca de 7th Street y McDowell Road en respuesta a una “sospecha de mala conducta que involucra a un hombre”.

De acuerdo con información de KPHO, el cuerpo de la víctima de 79 años llegó a la morgue el 22 de octubre y Bird fue el encargado de llevarla a la morgue. Según los investigadores, el acusado trabajaba como guardia de seguridad y sus funciones incluían transportar cadáveres a un congelador en la morgue del hospital.

Documentos judiciales señalan que dos testigos informaron haber encontrado la puerta de la morgue cerrada por dentro, lo que, según dijeron, no era típico. Los testigos continuaron describiendo haber visto una luz dentro de un congelador y la puerta del congelador entreabierta.

Dijo que sufrió un desmayo

Los dos testigos vieron a Bird dentro del congelador, donde estaba “sudando profusamente” y “actuando muy nervioso”. Bird se había quitado el cinturón de servicio, tenía la cremallera abierta y su uniforme parecía desordenado. Los investigadores dicen que la bolsa para cadáveres de la víctima estaba abierta y ella estaba boca abajo.

El cinturón de Bird estaba encima de la camilla donde estaba el cuerpo de la víctima. Las autoridades dicen que cuando los testigos entraron a la morgue, Bird inmediatamente intentó cubrir el cuerpo de la víctima. Luego afirmó que tuvo un problema de salud y se desmayó, por lo que agarró el cuerpo de la víctima mientras caía, según documentos judiciales.

Los testigos cuestionaron la versión de Bird y, en una entrevista con un supervisor, dijeron que ni la bolsa ni la cremallera estaban rotos. En tanto, la policía entrevistó al acusado el 25 de octubre, quien afirmó que tuvo un episodio médico y no recordaba lo que sucedió. Sostuvo que se desmayó en la morgue, pero no recuerda lo que pasó después.

Los investigadores de la escena del crimen recogieron pruebas de la víctima y de Bird. El cadáver de la mujer mostraba signos de trauma y dio positivo al ADN del sospechoso. Tras las investigaciones policiacas, el guardia de seguridad recibió múltiples cargos criminales por participar en necrofilia.

Según el Departamento de Policía de Phoenix, se trata de un delito grave de clase 4 y conlleva una posible pena de prisión sustancial.

Sigue leyendo:
Funeraria de Colorado donde hallaron 189 cuerpos descompuestos pudo entregar cenizas falsas a familiares.
Demandan a trabajadores de una morgue de Houston por dejar caer un cuerpo por las escaleras.

En esta nota

phoenix

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain