Conductores de Uber y Lift ‘trabajan más y ganan menos’

Trabajadores planean abandonar las empresas de viajes compartidos por grandes recortes a sus ganancias

Conductores se manifistan afuera de las instalaciones de Uber en LA.

Conductores se manifistan afuera de las instalaciones de Uber en LA. Crédito: Jorge Luis Macías | Impremedia

Hace siete u ocho años, Juan Carlos Jaimes creía que trabajando para la compañía Uber tendría un buen futuro.

En la actualidad, piensa lo contrario. Está arrepentido.

“Antes me descontaban solo el 20% de lo que pagaba un usuario del servicio de transporte”, dice. “Desde 2020 nos quitan entre el 55% y 75%.

En números: si al pasajero le cobran $20, a él le quedan $11. Y si le quitan el 75%, de los $20.00 él obtiene $5:00.

Los cambios a la relación laboral entre los conductores de Uber y Lyft sucedieron desde la aprobación de la Proposición 22 en California.

Dicha propuesta financiada por Uber y Lyft nulificó, pero no eliminó la ley AB5 de la ex asambleísta estatal Lorena González Fletcher, ahora secretaria ejecutiva-tesorera de la Federación Laboral de California.

Conductores dicen que con la aprobación de la Prop. 22 sus salarios se afectaron.
Crédito: Jorge Luis Macías | Impremedia

“Engañaron a los usuarios, a los conductores y a los votantes diciendo que íbamos a tener libertad de horarios y beneficios, y que con el voto de la gente nos iban a ayudar”, expresa Juan Carlos, nombre ficticio para evitar represalias en su contra.

“Fue una mentira. Fue todo lo contrario. No tuvimos ningún beneficio”, añade. “Uber y Lyft entraron a la bolsa de valores, subieron sus acciones y a nosotros nos hundieron”.

De hecho, tanto Uber como Lyft o DoorDash forman parte de un mercado laboral que depende en gran medida de puestos de trabajo temporales y a tiempo parcial.

Estos trabajos son ocupados por contratistas independientes y autónomos que no tienen beneficios a los que puede acceder un empleado contratado.

Los conductores disponen sus vehículos, tienen que pagar su propia gasolina y dar mantenimiento a sus automóviles. Ni Uber, Lyft o la plataforma de entrega de alimentos DoorDash no tienen responsabilidad alguna para asistirlos con los gastos.

Juan Carlos considera que en el presente todos los conductores están trabajando por “migajas”.

“Es una explotación”, señala. “Antes nos pagaban $1.35 por milla recorrida. Hoy el pago es de 58 centavos.

La situación que viven es tal, que muchos de ellos están emigrando a otros trabajos.

Conductores dijeron que con la Prop. 22 se engañó a los usuarios y a los votantes.
Crédito: Jorge Luis Macías | Impremedia

“Parte de mi tiempo ya lo ocupo para llenar formas legales en unas oficinas”, informa Juan Carlos, a La Opinión. “Parte del tiempo también lo ocupo para pelear por los derechos de los trabajadores. Soy un fan exclusivo de los derechos laborales”.

$328 millones: robo de salarios en Uber y Lyft en Nueva York:

En noviembre de 2023, las compañías Uber y Lyft pagaron en conjunto $328 millones para resolver demandas por robo de salarios en Nueva York.

Ambas compañías de viajes compartidos estafaron sistemáticamente a los conductores en salarios y beneficios.

La fiscal Letitia James acordó que Uber pagaría $290 millones y Lyft 438 millones y catalogó el asunto como el mayor acuerdo en la historia de su oficina por robo de salarios.

La investigación descubrió que Uber y Lyft cobraban indebidamente algunos impuestos y tarifas a los conductores de Nueva York en lugar de a los pasajeros. Más de 100,000 conductores fueron elegibles para beneficiarse de los acuerdos.

El acuerdo terminó la investigación de la fiscal neoyorquina sobre la clasificación de los conductores de ambas empresas como trabajadores independientes, en lugar de empelados. Esta práctica es la defensa constante de Uber y Lyft cuando debe negociar con legisladores y las votaciones.

Con base en San Francisco, las compañías han negado haber actuado mal.

Huelga y protestas en la nación

Desde San Francisco a Los Ángeles, de Chicago a Washington o de Filadelfia a Orlando, miles de conductores de Uber, Lyft y DoorDash salieron a las calles para pedir mejores pagos.

En Los Ángeles, decenas de ellos demandaron que se limite al 10% la comisión para Uber y Lyft sobre lo que paga un pasajero, y que se establezca un salario mínimo de $27.86 antes de gastos como en Nueva York.

Buscan, además, que se corrija el pago por milla y el pago por los minutos en ruta hacia recoger a un pasajero, e incluir en la tarifa un recargo indexador al precio de la gasolina.

“Las compañías se están quedando con el 70% u 80% que le cargan al pasajero”, dice Nicole Moore, portavoz de Rideshare Drivers United. “Lo que sobra es para los conductores, pero de ahí tienen que pagar gasolina, mantenimiento de sus automóviles y les queda nada para ayudar a sus familias”.

“La reforma del engaño”

“Guillermo Curiel”, un michoacano de57 años coincide con Juan Carlos Jaimes en decir que tanto Uber como Lyft les pagaban $1.40 por milla recorrida, y ahora solamente reciben 58 centavos.

“La reforma del engaño fue la Proposición 22; es ahí donde comenzaron a estafarnos a todos”, dijo Guillermo. “Lo que necesitamos, es que la Suprema Corte de California eche abajo esa propuesta y la declare inconstitucional”.

En marzo de 2023, un tribunal de apelaciones no estuvo de acuerdo con el fallo de una corte menor que había dictaminado que la Proposición 22 era inconstitucional en su conjunto. El fallo anuló parte de la Proposición 22 porque consideraron que invadía el poder legislativo y judicial.

Dictaminaron también que una sección de la medida que definía la legislación sobre temas como los sindicatos de trabajadores por encargo, como enmienda a la Proposición no era válida.

No obstante, la Unión Internacional de Empleados de Servicios (SEIU) apeló ese fallo y la Corte Suprema de California escuchará el caso.

“En los anuncios de televisión Uber y Lyft decían que si la gente votaba a favor de la Proposición 22, ellos nos iban a pagar mejor”, dijo Guillermo. “Pero hasta ahora, por un viaje de $24, nosotros recibimos apenas $5.00 o $6.00. No tienen vergüenza”.

Guillermo trabaja para Uber desde 2016. Asegura que, en ocho años se ha acabado tres automóviles que ha puesto a disposición de Uber.

“A la camioneta Ram 4 que compré en 2022 ya le metí 136,000 millas y todavía debo $28,500”, dijo. “Uber nos exige que traigamos buenas llantas y buen seguro, que hagamos un servicio de aceite seguido, o que le cambiemos los sensores de oxigenación al motor para ahorrar gasolina, pero todo eso tiene que salir de nuestro bolsillo”.

Guillermo afirma que semanalmente gasta un promedio de $300 en gasolina y $400 del seguro de su auto.

Si bien le va, en una semana pueden quedarle libres $750, aunque de ahí tiene que ahorrar $100 para cualquier contratiempo mecánico.

“Ellos ganan el 70% y nos pagan el 30% de los viajes, y eso no es justo”.

La respuesta de Uber

Si bien los conductores de Uber dijeron que sus ganancias mensuales promedio, antes de gastos, cayeron casi un 20% el año pasado en comparación con el año anterior y que la compañía está obteniendo más del 50 al 80 por ciento.

La gran mayoría de los conductores están satisfechos [sic]; las ganancias se mantienen fuertes y, hasta el último trimestre, los conductores en Estados Unidos ganaban alrededor de $33 por hora en viaje”, respondió Ana María Reséndiz, portavoz de Uber.  “Y los conductores en California ganan por lo menos 120% del salario mínimo cuando están en viaje”.

Agregó que los conductores “asumen erróneamente que toda la diferencia entre lo que paga el usuario y lo que ganan por un viaje se la queda Uber como ganancia, “pero esto es incorrecto”.

Añadió que, en Estados Unidos, “un porcentaje cada vez mayor de las tarifas que pagan los usuarios” es destinado a impuestos y cuotas de gobiernos locales, así como para cubrir el costo de seguros de auto comercial. Los impuestos y cuotas de terceras partes (como IVA, comisiones de las ciudades y aeropuertos) para los usuarios han incrementado más de 40% en los últimos tres años.

“La tasa de servicio efectiva de Uber en Estados Unidos, neta de costos del seguro comercial, es menor a 20%”, respondió Reséndiz.

-Los conductores dijeron que la Proposición 22 de California era un fraude y que Uber, Lyft y otras empresas invirtieron $200 millones para engañar a los votantes. ¿Cree usted que debería anularse la Proposición 22?

“Cada conductor en la plataforma de Uber se beneficia de las protecciones y beneficios históricos provistos por la Proposición 22. Desde enero de 2021, Uber ha invertido más de $800 millones en beneficios directos para los conductores”.

.

Señaló que la Proposición 22 fue aprobada por cerca de 10 millones de votantes en California, cuenta con el apoyo de la gran mayoría de conductores y fue confirmada por la Corte de Apelaciones de California el año pasado.

La medida, no obstante, ha sido apelada por el SEIU y la Suprema Corte de California dictaminará el futuro de la medida electoral aprobada en 2020.

En esta nota

conductores Salarios

Suscribite al boletín de Los Ángeles

Recibe gratis las noticias más importantes de Los Ángeles diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain