Cómo evitar que crezca moho en tu baño

ext-16


Un ambiente húmedo puede ser un caldo de cultivo para el moho, así que sigue estos consejos para mantenerlo alejado o deshacerte de él.

Si encuentras moho en tu baño, prueba los siguientes consejos para eliminarlo y evitar que regrese.

By Pang-Chieh Ho

Se acerca por detrás sigilosamente, es el moho. Cuando no estás prestando atención, pueden aparecer manchas negras o verdes en las paredes y el techo del baño. El moho puede adherirse furtivamente en tus cortinas de la ducha. También puede conquistar la alfombra, extendiéndose por toda la tela de una manera que, en última instancia, la hace insalvable, como fue el caso de mi propia alfombra de baño (Q.E.P.D.).

El moho no solo es poco atractivo y, digámoslo en voz alta, realmente asqueroso, sino que también puede causar efectos adversos para la salud. Algunas personas pueden sufrir síntomas como congestión nasal, dolor de garganta, tos o sibilancias, ardor en los ojos o sarpullido en la piel cuando están expuestas a él.

La gente con asma o alergias al moho podría tener reacciones más graves. Y si eres inmunodeprimido o tienes una enfermedad pulmonar crónica, podrías sufrir infecciones pulmonares, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

El moho crece dondequiera que haya humedad, por lo que el baño es uno de los lugares más comunes donde suele ocurrir. Entonces, ¿cuáles son las mejores formas de prevenirlo? Y si lo ves en tu baño, ¿cómo debes eliminarlo? A continuación, te contamos lo que sugieren los expertos.

Cómo evitar que aparezca moho en un primer lugar

La mejor manera de prevenir el moho es reducir las fuentes de agua o humedad en tu baño. Aquí compartimos unas cuantas cosas que puedes hacer.

1. Ventila tu baño. La ventilación es crucial para reducir el nivel de humedad. Enciende el extractor de aire de tu baño durante y al menos 30 minutos después de la ducha, aconseja Mallory Micetich, experta en el hogar del sitio web de servicios para el hogar Angi. “Si es posible, también puedes mantener la ventana y la puerta abiertas durante la ducha o inmediatamente después para evitar la acumulación de humedad”.

Si necesitas ayuda adicional para mantener baja la humedad, intenta utilizar un deshumidificador. Para inhibir el crecimiento de moho, es mejor mantener los niveles de humedad de tu casa a no más del 50%, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Un deshumidificador de pequeña capacidad probablemente será suficiente para tu baño, dice Misha Kollontai, quien supervisa las pruebas de deshumidificadores en Consumer Reports. Y si el deshumidificador va a ser un elemento permanente, plantéate comprar uno que venga con una bomba para que puedas colocar la manguera de drenaje a lo largo de la pared y dentro de la bañera. De esta forma no tendrás que preocuparte por tener que vaciar el tanque constantemente.

2. Seca los artículos de tu baño. Después de una ducha, limpia las paredes con una escobilla de goma o un paño de microfibra para reducir los residuos de agua y la acumulación de espuma de jabón, dice Jennifer Rodriguez, directora de higiene de la empresa de servicios de limpieza del hogar Pro Housekeepers.

Asegúrate de que tu toalla esté completamente seca y, en el caso de la cortina de la ducha, extiéndela para que se seque al aire después de bañarte. Para tu alfombra, puedes colgarla sobre la bañera o sobre un toallero para permitir que se seque del todo, apunta Rodríguez.

Como consejo personal, he podido reducir el problema del moho en las alfombras de baño desde que reemplacé mi vieja alfombra por una alfombra de baño de piedra Sutera. Descubrí que, al estar hecha de tierra de diatomeas, absorbe el agua y se seca rápidamente.

Otro elemento que debes tener en cuenta es el jabón, ya que podría estar acumulando agua debajo. Si estás usando una pastilla de jabón, colócala en una jabonera con orificios de drenaje. O puedes emplear jabón líquido en botella en lugar de en barra para evitar la acumulación de agua debajo de la barra, expone Micetich. Aunque vale la pena señalar que los geles de ducha y geles de baño pueden ser menos respetuosos con el medio ambiente porque normalmente vienen en envases de plástico.

Además del jabón, cualquier cosa que se encuentre en las repisas de la ducha o la bañera puede ser propensa a enmohecerse. En el caso de esponjas, paños, pufs y artículos similares, es mejor dejarlos en un lugar donde puedan secarse por completo. Eso podría significar colgarlo o tener un gancho en la ducha donde colocarlos, puntualiza Micetich.

3. Limpia, limpia, limpia. Una limpieza regular ayudará a garantizar que tu cuarto de baño permanezca libre de moho. Además de limpiar rápidamente las paredes después de la ducha, prueba con limpiezas profundas semanales. Puedes usar una solución de partes iguales de vinagre blanco y agua o un limpiador de baño no abrasivo como Biokleen y Everspring, aconseja Rodríguez. Rocíalo sobre las paredes, déjalo reposar unos minutos y luego frota con un cepillo suave o una esponja y enjuaga con agua. Y si estás tratando manchas más difíciles, como manchas de agua dura o moho, emplea una pasta de bicarbonato de sodio y agua y repite el mismo proceso.

También deberías lavar regularmente la ropa de baño, como toallas y alfombras, al menos una vez a la semana, recomienda Micetich. Para la cortina de la ducha, usa un forro de tela para ducha que se pueda lavar a máquina, como este modelo para cortina de ducha de N&Y Home hecha de poliéster, y lávalo mensualmente, explica Rodríguez.

4. Repara las fugas. Arregla los grifos que goteen porque creará humedad adicional en una habitación que ya está húmeda de por sí, dice Robert Gershman, contratista senior de eliminación de moho en la empresa Dry Ease Mold Removal. Y, en general, asegúrate de reparar las goteras en el techo, las paredes o las tuberías de tu casa para que el moho no tenga humedad para crecer.

También debes revisar periódicamente las baldosas y la lechada para detectar grietas. Si hay una grieta, el agua puede filtrarse al contrapiso o al panel de yeso detrás de la ducha, lo que luego puede generar moho, si eso sucede, conviene llamar a un profesional para que lo repare, agrega Micetich.  

5. Utiliza materiales resistentes al moho. Al seleccionar la alfombra de baño y la cortina de la ducha, ten en cuenta comprar unas que sean resistentes al moho, sugiere Rodríguez. También puedes pintar tu baño con pintura resistente al moho, que contiene fungicidas que matan las esporas de moho antes de que puedan crecer. O trata de agregar inhibidores de moho, disponibles en tiendas de pintura y mejoras para el hogar, a tus pinturas antes de pintar el cuarto, según los CDC. 

6. Verifica tu aislamiento. “Algo que a menudo se pasa por alto, pero que realmente puede ayudar a reducir el moho en el baño es el aislamiento”, expone Micetich. “Cuando las paredes del baño no están correctamente aisladas, el aire húmedo del interior del baño puede infiltrarse entre las paredes”, agrega. 

Esa humedad puede crear una acumulación de humedad en forma de condensación y, con el tiempo, provocar moho, podredumbre, decoloración de las paredes, olores a humedad y posibles problemas de salud. Si tienes problemas recurrentes de moho que simplemente no desaparecen, es bueno que un profesional vaya a revisar o actualizar el aislamiento de tu pared.

Cómo deshacerse del moho en tu baño

En primer lugar, si el área con moho de tu baño mide más de 10 pies cuadrados, debes contratar a un contratista o servicio profesional para abordar el problema, según la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental, EPA por sus siglas en inglés). 

Pero si se trata de un área más pequeña, puedes intentar limpiarla tú mismo. Sin embargo, antes de hacerlo, la EPA recomienda limitar tu exposición usando un respirador N95, guantes largos que se extiendan hasta la mitad de los antebrazos y gafas protectoras. También debes mantener el baño bien ventilado mientras limpias.

Utiliza un cepillo de cerdas duras para fregar las superficies con agua y jabón para platos o con vinagre blanco destilado. Después de frotar, deja reposar el área durante 10 a 15 minutos y luego frota nuevamente la zona, repitiendo según sea necesario, dice Micetich.

También puedes frotar el moho con una solución de lejía diluida. Los CDC recomiendan que la solución no sea más de 1 taza de blanqueador doméstico en 1 galón de agua. Y cuando uses lejía para limpiar el moho, nunca debes mezclarla con amoníaco u otros limpiadores domésticos porque eso producirá un gas tóxico.

Es posible que tengas que desechar los materiales absorbentes o porosos, como los paneles del techo y cualquier material relacionado con las alfombras, si se enmohecen. Debido a que el moho puede crecer en los espacios vacíos y grietas dentro de los materiales porosos, puede ser difícil o imposible de eliminar por completo, según la EPA.

Si el moho sigue reapareciendo después de limpiarlo, eso podría significar que hay humedad detrás de los materiales de construcción, por lo que deberás contactar a un profesional para reparar o eliminar los elementos que están causando esta intrusión, explica Gershman.

Si no eres propietario de la casa o apartamento donde vives y el propietario no soluciona tu problema de moho, es bueno contratar a un inspector autorizado para llevar a cabo una inspección que documentará la gravedad del crecimiento del moho y cualquier posible problema de salud asociado con el tipo de esporas que se encuentran en tu casa, dice Gershman.

Para dar cuenta de la gravedad del problema, te recomendamos informar a la autoridad de vivienda local y contactar con el departamento estatal de salud pública o protección ambiental. Cada estado, condado y ciudad puede tener leyes diferentes con respecto a los requisitos para que los propietarios manejen estos problemas, por lo que es mejor informarse localmente para ver qué se necesita por parte de tu arrendador y tomar medidas a partir de ahí, recomienda Micetich. 

Corrección: Este artículo, publicado originalmente el 8 de febrero de 2024, se actualizó con la ortografía correcta del apellido de Mallory Micetich, de Angi.

Consumer Reports is an independent, nonprofit organization that works side by side with consumers to create a fairer, safer, and healthier world. CR does not endorse products or services, and does not accept advertising. Copyright © 2024, Consumer Reports, Inc.

Suscribite al boletín de Noticias

Recibe gratis las noticias más importantes diariamente en tu email

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain